Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Debate de investidura

Rajoy seguirá intentando convencer a Sánchez tras una investidura fallida

Mantuvo una breve reunión con Sánchez, que el líder socialista calificó de "prescindible". Rivera pide a Sánchez que "no haga lo mismo que le hicieron" a él.

Reunión de Rajoy y Sánchez este lunes.Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prevé seguir intentando convencer a Pedro Sánchez de que facilite su investidura incluso después de que el 2 de septiembre no logre la confianza de la Cámara debido al voto negativo de los diputados del PSOE que le ha ratificado el líder de este partido.

Rajoy y Sánchez han mantenido una reunión en la Cámara Baja de apenas media hora de duración en la que el secretario general socialista le ha trasladado lo que poco antes había certificado la Ejecutiva de su partido: no propiciarán su investidura con una abstención.

La reunión, celebrada la víspera del inicio de la sesión de investidura, ha servido para que el presidente en funciones pusiera en valor ante el líder socialista que ya había conseguido 170 escaños y apelara a su responsabilidad para permitir que España cuente con un nuevo Gobierno.
Pero Sánchez ha recalcado que la responsabilidad es "exclusivamente" de Rajoy, incluso si no logra ser investido esta semana.


El líder socialista ha llegado a calificar de "prescindible" la reunión, una apreciación que ha sido contestada por el jefe del Ejecutivo.


"El diálogo por España nunca es prescindible, y en una situación como ésta con mucha más razón. Se trata de formar Gobierno, y una conversación entre el primer partido y el segundo partido de España nunca es prescindible", ha enfatizado.


Rajoy, que ha hecho hincapié en que "desbloquear no es apoyar", ha explicado que él seguirá intentando en todo caso que el PSOE facilite que haya un nuevo Gobierno porque esa es su obligación y porque son los socialistas los que tienen la llave del desbloqueo.

Superar esa situación considera que es urgente porque cree que empieza ya a minar el crédito de España.

A su juicio, no hay alternativa viable a la que él encabeza porque la que podría intentar Sánchez con otros partidos de izquierdas e independentistas es "numéricamente posible" pero "muy poco razonable" desde el punto de vista del "respeto a los ciudadanos, el sentido común y la normal gobernabilidad".

Sánchez no ha desvelado si pretende sondear esa alternativa y se ha limitado a insistir en que ahora es el tiempo de Rajoy.

Y no ha cerrado la puerta a un futuro debate interno en el Comité Federal del PSOE.

"Cuando haya hechos nuevos que puedan alterar la posición del PSOE, convocaré al Comité Federal", ha apuntado antes de subrayar que el proceso de investidura no acaba el 2 de septiembre sino el 31 de octubre, fecha en la que si ningún candidato ha obtenido la confianza de la Cámara se convocarían unas terceras elecciones.

De momento, Sánchez no se apea de su negativa a facilitar la investidura de Rajoy y sostiene que el acuerdo firmado ayer por PP y Ciudadanos le ha dado más razones para ratificarse en su voto en contra debido a que supone avalar un programa de gobierno "conservador y continuista"

"Si queríamos más razones para votar en contra, las hemos encontrado precisamente en ese pacto", que "no rectifica elementos nucleares de las leyes de los cuatro años de mayoría absoluta" de Rajoy como, por ejemplo, la reforma laboral, la educativa y la constitucional.

Además, ha trasladado al líder del PP que considera un "chantaje" al conjunto de partidos y a los españoles que haya escogido una fecha para el debate de investidura que supone que, si no hay gobierno, las elecciones serían el 25 de diciembre.

En la línea de los argumentos esgrimidos por Rajoy, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una reunión con sus diputados, ha instado al PSOE a que desbloquee la situación.

Rivera ha pedido a Sánchez que "no haga lo mismo que le hicieron" en su investidura fallida.

"Nadie que quiera ser presidente de su país puede bloquear su país aunque no sea presidente", ha señalado en un claro mensaje al líder socialista.

Pese al no de Sánchez a Rajoy, ha asegurado que él no tira la toalla y que hasta el viernes, cuando se celebre la segunda votación de investidura, hay tiempo de tratar de convencer a los socialistas para que desbloqueen la situación.

Al apoyo a la investidura de Rajoy que ya anunció Ciudadanos se ha sumado oficialmente Coalición Canaria, con lo que la diputada de este partido, Ana Oramas, completará los 170 votos a favor que obtendrá en la sesión.

Podemos, por su parte, ha vuelto a apremiar al PSOE a "caminar" juntos una vez que fracase la investidura de Rajoy.

Ha sido el portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, el encargado de lanzar de nuevo ese mensaje, de instar a los socialistas a no resignarse y a impedir que gane el "chantaje" del líder del PP y su "amenaza" de votar en Navidad. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual