Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Policía

Policía y Guardia Civil exigen a Interior más implicación para coordinar su labor

Un reciente incidente verbal en Ceuta entre mandos de ambos cuerpos ha vuelto a poner sobre la mesa los problemas de organización.

Efe. Madrid Actualizada 25/08/2016 a las 12:54

Un reciente incidente verbal en Ceuta entre mandos de la Policía y la Guardia Civil, recogido por las cámaras, ha vuelto a poner sobre la mesa los problemas de organización entre ambos cuerpos, cuyos agentes reclaman a Interior una mayor implicación de los órganos de coordinación.

Fue el pasado jueves y durante una visita de una responsable de la agencia europea Frontex para supervisar la operación Minerva de control de fronteras cuando se produjo el incidente entre el jefe superior de Policía de Ceuta y un teniente coronel de la Guardia Civil en el despacho del primero.

En un principio, se había convocado a los periodistas en la Jefatura, pero tras la 'pelea' por salir en la foto, el jefe superior abortó la rueda de prensa y dijo que en su despacho mandaba él, lo que fue grabado por las cámaras.

Independientemente de por qué se produjo el incidente -las versiones de las partes difieren-, lo cierto es que ha provocado malestar entre los sindicatos policiales y las asociaciones de guardias civiles, que lo califican de vergonzoso porque desprestigia a las instituciones más valoradas por los españoles. Y sobre todo mancha el servicio diario de los agentes que "a pie de obra" se "baten el cobre" y no tienen problema alguno en trabajar unidos en operaciones conjuntas, dicen.

Tras el telón de la polémica, se han asomado una vez más los reproches al funcionamiento de los órganos de coordinación del Ministerio, centralizados en la Secretaría de Estado de Seguridad; a la duplicidad de los servicios y a la invasión de competencias de un cuerpo por parte del otro.

Sindicatos y asociaciones culpan al Ministerio de una descoordinación que tiene consecuencias: la de que cada cuerpo "haga la guerra por su cuenta". Pero también, según algunos, la de que la Guardia Civil esté invadiendo competencias, lo que niegan sus representantes.

Ramón Cosío, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), insiste en que la Guardia Civil "se va colando poco a poco" en algunas áreas exclusivas del otro cuerpo, como la cooperación internacional, con el beneplácito de Interior y el "nulo empeño" de la Dirección General de la Policía de ponerle remedio.

Cosío recuerda que la Ley de Fuerzas de Seguridad del Estado, que ha cumplido 30 años, define claramente las competencias de cada uno, está en vigor y, "mientras así sea, hay que cumplirla". "Si alguien se la salta, hay que corregir esa conducta".

No percibe tampoco ambigüedad alguna en la ley el secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Antonio Labrado, que aprovecha para pedir "altura de miras" e instar al futuro Gobierno a que mejore la coordinación y haga "una apuesta seria" por la seguridad. Labrado ha observado también operaciones del instituto armado en las que se han rebasado las "líneas" competenciales, aunque prefiere incidir en la necesidad de mirar hacia el futuro.

José María Benito, portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), cita varios ejemplos de esa "invasión", que cuenta con la "anuencia" del ministro del Interior y que ha supuesto el "abandono" del medio rural para "meterse" en las ciudades.

Va más lejos y afirma que existe una "estrategia clara de hacerse con competencias de la Policía". Hay que cumplir la ley, subraya, y "si no estamos de acuerdo con ella, cambiémosla, pero no lo hagamos por las bravas", apostilla Benito, quien asevera que la descoordinación viene de "arriba" porque en las bases las relaciones son "exquisitas".

Los "verdes" se defienden y, como explica el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, la invasión competencial no es ajena a la Policía.

Quizá sea ya hora de "resituar" la ley, de redefinir las competencias y de que el Ministerio asuma sus funciones y se implique en la coordinación, más necesaria ahora por la amenaza global del terrorismo y el crimen organizado.

El caso de Ceuta es una "mera anécdota", pero "¿y si esa descoordinación se da en una operación y hay fuego cruzado?", se pregunta Moya, que deja en el aire otra reflexión: "Si no somos capaces de coordinarnos aquí, imagínense con Europa".

Ramón Rodríguez, secretario general de Unión de Guardias Civiles (UniónGC), precisa que los órganos de coordinación "dejan mucho que desear", son un "paripé" a veces, y lamenta que la Policía vaya de "llorona" con sus críticas al instituto armado. "Sabemos hacer nuestro trabajo y ellos también", sentencia antes de reivindicar una puesta al día de la ley para clarificar mejor las competencias.

Desde la Asociación pro Guardia Civil (Aprogc), su portavoz, Fernando Ramírez Trejo, recuerda que los tribunales se han pronunciado más de una vez en contra de las denuncias de invasión competencial presentadas por algún sindicato policial.

Ramírez califica de "válido" el actual modelo policial, con un cuerpo militar y otro civil, pide a la Secretaría de Seguridad que ejerza el "mando único" y coordine, y enfatiza: la profesionalidad de los guardias "está fuera de toda duda".

El presidente de la Asociación de la Escala de Suboficiales (ASES-GC), José Francisco Silva, ve más problemas en los "celos profesionales de las altas esferas" que en el día a día de los agentes, reprocha a Interior que no tome cartas en una "herida que supura por varios puntos" y también defiende una revisión de la ley.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual