Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones generales 2016

Sánchez reitera en Alemania su rechazo a una gran coalición con el PP

​"Lo he dicho en España y lo digo en Alemania. Alemania y España no somos lo mismo", ha manifestado Sánchez.

Pedro Sánchez en Berlín junto al vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel.Efe

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno español, Pedro Sánchez, reiteró este miércoles en Berlín su rechazo a una gran coalición con el PP tras las elecciones generales del 26 de junio e insistió en que "España no es Alemania y Rajoy no es Merkel".

"Lo he dicho en España y lo digo en Alemania. Alemania y España no somos lo mismo", manifestó Sánchez tras reunirse con el vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, líder del Partido Socialdemócrata (SPD) y socio minoritario en la gran coalición que lidera la conservadora Angela Merkel.

Para marcar diferencias, el líder del PSOE se mostró convencido, por ejemplo, de que la canciller no habría tenido un tesorero en su partido como Luis Bárcenas, "con 30 millones de euros en cuentas corrientes en Suiza", y que, de haberlo tenido, "habría dimitido".

El principal objetivo de su visita a Berlín, a donde viajó acompañado de la secretaria para la UE del PSOE, Iratxe García, y del responsable de Inmigración de su equipo de gobierno para el cambio, Luc André Diouf, era analizar la política de atención a los refugiados de Alemania, pero la repetición de las elecciones en España marcó inevitablemente parte de la agenda.

En la reunión con Gabriel, aseguró, no se habló de una hipotética gran coalición en España, pero el vicecanciller alemán sí le preguntó por la imposibilidad de cerrar un pacto con Podemos tras los comicios del pasado diciembre. En opinión de Sánchez, el problema del líder de ese partido, Pablo Iglesias, nunca fue el acuerdo del PSOE con Ciudadanos ni su contenido, "que era perfectamente progresista", sino "votar a un candidato socialista a la presidencia del Gobierno".

La entrevista con Gabriel tuvo lugar poco después de que el líder socialdemócrata recibiera malas noticias de las encuestas, que por primera vez en 24 años situaron a su partido por debajo del 20 % en intención de voto. Sánchez, que se reunió con otros dirigentes del SPD y participó en un coloquio con politólogos en la Fundación Friedrich Ebert, próxima a ese partido, eludió hablar de crisis en la socialdemocracia europea. 

Rechazó que Europa o España puedan ser dominadas por "los extremos" e insistió que la alternativa al PP sólo es su partido: "Si gana el PSOE, en un semana hay gobierno", aseguró.

Tras la entrevista en el ministerio de Economía, Sánchez visitó en la capital alemana un albergue de solicitantes de asilo y un centro de formación profesional para techadores en el que estudian varios refugiados.

"Si yo gobierno España a partir del 26 de junio tendremos un país de acogida, España será un país de acogida", aseguró el candidato socialista poniendo a Alemania, que recibió el año pasado cerca de 1,1 millones de solicitantes de asilo, como "ejemplo de integración y de acogida".

Sánchez recordó que España sólo ha recibido a 18 de los 16.000 refugiados que se comprometió a acoger desde Italia y Grecia, y tras subrayar la solidaridad de la sociedad española, abogó por un gobierno que esté a su altura.

Un Ejecutivo socialista, afirmó, dirá "sí a lo que (el presidente del Gobierno en funciones y lider del PP, Mariano) Rajoy ha dicho no durante estos últimos dos años de crisis de refugiados".

Apostó así por una Unión Europea (UE) de "valores", y no de "intereses", por una política de asilo común y por cumplir con los objetivos de reasentamiento y reubicación de refugiados fijados en Bruselas, en cooperación con las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Su visita coincidió también con la propuesta de la Comisión Europea (CE) de dar un año de margen extra a España para situar por debajo del 3 % del PIB el déficit público y aplazar a julio, después de las elecciones, la decisión sobre una eventual sanción por el incumplimiento.

"Rajoy prometió cuadrar las cuentas públicas y la herencia que nos va a dejar es más deuda, más déficit y también una multa que tendremos que pagar los españoles porque ha incumplido con los objetivos de déficit público", manifestó el líder socialista.

Sánchez acusó al jefe del Ejecutivo en funciones de no haber sido ni eficaz ni solidario en la gestión de las cuentas públicas y aseguró que "miente, como siempre" al apuntar, en una entrevista con el diario económico británico 'Financial Times', la posibilidad de una rebaja fiscal si es reelegido.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual