Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tribunales

La Fiscalía pide asumir solo el caso Homs y que el resto del 9N quede en Cataluña

Existen indicios para investigar a Homs por prevaricación, desobediencia y malversación.

Homs, en una imagen de archivo.Quique García

La Fiscalía ante el Supremo ha informado al tribunal de que es favorable a que se investigue al exconsjero de Presidencia catalán Francesc Homs en relación con la consulta del 9N en una pieza separada del sumario central, que debe seguir instruyendo el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La fiscalía catalana ya informó al Tribunal Superior de Justicia de que existían indicios para investigar en el Supremo a Homs por prevaricación, desobediencia y malversación, todo ello en relación con la consulta del 9N.

Homs es diputado del Congreso desde la anterior legislatura (lo sigue siendo por formar parte de la Comisión Permanente) y, por lo tanto, aforado.

Ahora, la Fiscalía ante el Supremo ha reproducido aquel informe para imputar a Homs, pero ha añadido que el alto tribunal, a su criterio, debe asumir solamente la parte concreta del sumario que afecta al aforado, manteniendo el resto del caso, relativo, entre otros, al expresidente Artur Mas, en el TSJC, han informado fuentes fiscales.

Los fiscales del 9N esgrimieron, en el escrito que presentaron ante el TSJC para que le pidiera al Tribunal Supremo que investigara a Homs, un informe que el exconsejero de Presidencia envió, supuestamente, a una empresa contratista del 9N.

En ese escrito Homs informaba de que las gestiones para preparar la consulta que encargaba a dicha empresa no vulneraban la suspensión de la consulta impuesta por el Tribunal Constitucional.

Dicha documentación fue remitida por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI), al que la empresa T-Systems, encargada del dispositivo informático del 9N, pidió que aclarara si sus trabajos quedaban afectados por la suspensión de la consulta acordada por el Constitucional.

El director del CTTI elevó la consulta a sus superiores y el 6 de noviembre de 2014, dos días después de la suspensión del 9N, recibió una carta firmada por Homs en la que el exconsejero mantenía que, de acuerdo con los servicios jurídicos consultados, los trabajos contratados no estaban afectados por la resolución del Tribunal Constitucional.

De esta forma, mantenía el fiscal catalán y reproduce ahora la fiscalía del Supremo, Homs "irrazonablemente, legitimó la continuación de los trabajos, lo cual condujo a que los mismos prosiguieran y culminaran en los días sucesivos", apoyando su decisión en los servicios jurídicos de la Generalitat y en "otros expertos de Derecho penal, procesal, administrativo y constitucional".

Los fiscales relatan en su escrito que el TSJC ha requerido al Departamento de Presidencia esos informes jurídicos, tanto verbales como escritos, pero la respuesta de la Generalitat "no contiene absolutamente ningún dictamen, interno o externo, que pudiera ponerse en relación con lo afirmado en la carta del consejero Homs".

Para el ministerio público, con su carta Homs no solo "legitimó la continuación de los servicios" sino que su misiva "contiene la implícita advertencia de las consecuencias de un eventual incumplimiento por la contratista (...), puesto que pone a disposición del CTTI los servicios jurídicos de la Generalitat para ejercer acciones contra el contratista renuente".

"Al margen de la existencia o no de los dictámenes jurídicos invocados por el consejero Homs", la Fiscalía cree que su comportamiento es "de indudable trascendencia, en tanto que denota un actuar consciente e intencionalmente encaminado a garantizar" que siguieran adelante los preparativos del 9N.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual