Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso Nóos

García Revenga afirma que Urdangarin tenía interés lucrativo en Nóos

El exsecretario de las infantas ha declarado que también había "una repercusión económica".

Efe. Palma Actualizada 20/04/2016 a las 15:25
El exsecretario de las infantas declara en la Escuela Balear de la Administración Pública.Efe

El exsecretario de las infantas Carlos García Revenga ha negado hoy que su participación como tesorero en el Instituto Nóos representara una supervisión por parte de la Casa Real, a la que ni siquiera informó de la creación de una entidad en la que él se integró por "amistad" con los entonces duques de Palma.

"Yo no daba un paso en mi vida sin consultarlo al señor García Revenga", declaró el 2 de marzo Urdangarin para subrayar que toda su actividad profesional contaba con el respaldo de la Casa del Rey, algo que hoy ha contradicho el antiguo secretario de su esposa, al afirmar que los proyectos de Nóos constituían "actividad privada".

En su comparecencia como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos, García Revenga, que llegó a estar imputado en la causa, ha indicado que cuando se creó el Instituto Nóos no consideró que fuera su responsabilidad informar a la Casa Real de una cuestión particular ajena a las actividades de carácter público de los entonces duques de Palma.

Además, ha asegurado que Urdangarin no tenía que rendir cuentas ante la Casa Real de sus actividades profesionales o mercantiles y que no sabe si, al margen de que no estaba obligado, lo hizo en alguna ocasión.

Ha hecho hincapié en que cuando Urdangarin creó junto a Diego Torres el Instituto Nóos en 2003 y le pidió que formara parte de su junta directiva se sumó como tesorero para que la infanta Cristina asumiera el papel más discreto de vocal, pero nunca tuvo ninguna participación en la gestión de la entidad y ni siquiera sabía que era una asociación sin ánimo de lucro.

García Revenga ha explicado que el marido de la infanta perseguía un "beneficio social" con la actividad del Instituto Nóos -que ha descrito como "una consultoría deportiva y 'think tank'"-, "aunque también tenía, evidentemente, su parte lucrativa".

"Fui tesorero del Instituto Nóos pero no tuve ninguna intervención mas allá de algunas cosas en las que solicitó mi ayuda don Iñaki", ha declarado el antiguo asesor de las infantas.

El testigo ha detallado que cuando conoció a Urdangarin en 1996, le consultaba "muchas cosas" pero con el paso de los años el marido de la infanta le preguntaba menos porque "tenía a gente más capacitada y más preparada para asesorarle", entre los que ha citado a profesores universitarios y empresarios que conoció durante su trayectoria.

Según García Revenga, sus intervenciones en las actividades de Nóos se referían casi exclusivamente a supervisión protocolaria y a tareas de coordinación de las actividades oficiales de la agenda de doña Cristina y su marido.

"Me daba suficiente garantía que estuviese doña Cristina, que estuviese don Iñaki, que estuviese Diego Torres y que estuviese don Marco Tejeiro", ha añadido para justificar por qué aceptó integrarse en Nóos sin informarse sobre la actividad que iba a desarrollar. "No tenía responsabilidad y tampoco me pidieron nunca nada", ha insistido.

Cesó en ese cargo en 2006 porque se lo pidió de nuevo Urdangarin, quien le dijo que se iba, pero no preguntó las razones. "Siempre he tenido una relación un poco especial en todos los niveles. Una de la cosas que he hecho toda mi vida en la Casa es que yo nunca pregunto si no me dicen", ha argumentado.

García Revenga ha testificado que supo más tarde que la salida de Urdangarin de Nóos se produjo a instancias del abogado asesor del Rey Juan Carlos José Manuel Romero y en coordinación con el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza.

Si no fue informado entonces fue porque le "puenteaban", ha admitido. "No sé por qué circunstancia, pero Alberto Aza, jefe de la Casa de su majestad el Rey, no tenía puesta su confianza en mí o yo no supe ganarme su confianza y no teníamos una relación fluida. Me imagino que Alberto Aza recibiría las informaciones pertinentes y habló con José Manuel Romero. Y yo de todas esas cosas no me he enterado".

Sobre la empresa Aizoon, que comparten la infanta y Urdangarin al 50 %, García Revenga ha explicado que supo de su creación después de que los duques de Palma disolvieran otra entidad anterior, Namasté, en la que participaban sus dos hijos mayores y un compañero de trabajo de Urdangarin.

El exsecretario de las infantas ha calificado Aizoon como una "sociedad patrimonial" y ha dicho que nunca supo que doña Cristina realizara ninguna actividad vinculada a ella. Además ha negado haber tenido jamás una tarjeta de crédito asociada a esa mercantil, como dijo la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella cuando compareció ante el tribunal.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual