Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Iglesias da un paso atrás en aras del acuerdo pero Sánchez no renuncia a C's

El líder de Podemos y el secretario general del PSOE han escenificado un acercamiento de las dos formaciones en pos de un gobierno que desaloje al PP de la Moncloa.

La puesta en escena del acercamiento entre Iglesias y Sánchez

Pablo Iglesias ha dado un paso atrás y ha renunciado a ser el vicepresidente de un gobierno "de cambio" si ello facilita el acuerdo con el socialista Pedro Sánchez, quien agradece el gesto, pero insiste en que la única fórmula posible para desalojar al PP de la Moncloa es un pacto "a tres" con Ciudadanos.

La renuncia de Iglesias a integrar ese hipotético ejecutivo tampoco ha modificado un ápice la postura de C's, que ya ha advertido de que prefiere nuevas elecciones a un gobierno con Podemos y los independentistas.

Después de reunirse con Sánchez durante dos horas en el Congreso y tras semanas de distanciamiento, el líder de Podemos ha trasmitido al secretario general del PSOE que, si su presencia en un gobierno de coalición progresista supone una dificultad para los socialistas, está dispuesto a ceder y a no estar en ese ejecutivo.

"Si el problema para el PSOE es mi presencia, renuncio a estar en ese gobierno. A partir de este momento me arremango la camisa y encabezaré la negociación", ha proclamado.

Pese a ello, Iglesias sigue defendiendo un gobierno de coalición razonablemente proporcional con PSOE, Podemos y Compromìs, aunque, a diferencia de hace dos meses, ahora dice que "no toca hablar de nombres, sino de políticas y programas", y reclama la misma "generosidad" a los socialistas.

"Ahora le toca ceder un poco al PSOE y tratar de explorar ese gobierno de coalición progresista", ha insistido el líder de Podemos, que, a pesar de que está dispuesto a dialogar con Albert Rivera para que facilite ese ejecutivo, rechaza de plano estar en el mismo gabinete que Ciudadanos.

Lo mismo que le pasa al partido de Rivera, que no quiere ni oír hablar de un pacto con la formación de Iglesias.

Su vicesecretario general, José Manuel Villegas, ha asegurado que su partido no tiene ningún interés en que se repitan las elecciones, pero prefiere unos nuevos comicios a un Gobierno "con populistas e independentistas".

Ciudadanos no apoyará, por tanto, ningún Gobierno "ni por activa ni por pasiva" en el que esté, ha dicho, la formación de Pablo Iglesias.

No tiene inconveniente, sin embargo, en contar con la abstención de Podemos para que salga adelante un gobierno sobre la base del acuerdo que tienen firmado con los socialistas.

"Llevamos cien días para que el PSOE no se eche en brazos de la izquierda populista y de los independentistas. Vamos por el buen camino", ha señalado Villegas.

Mensaje a Pedro Sánchez, que, por su parte, está convencido de que con "todas las cautelas y dificultades" ahora se está "más cerca" de un gobierno del cambio y "más lejos" de unas nuevas elecciones.

La fórmula de Sánchez es un acuerdo a tres bandas con Podemos y Ciudadanos, que reconoce es "difícil" y "casi imposible", pero al que no renuncia.

"Todo acuerdo al que eventualmente me pueda someter en una investidura tiene que contar con el sí de Ciudadanos. No puedo decirlo más claro", ha sentenciado el líder del PSOE para garantizar que su pacto con Albert Rivera sigue plenamente vigente, al margen del paso atrás anunciado hoy por Pablo Iglesias.

Sánchez ha agradecido "el cambio clarísimo de actitud" del líder de Podemos, quien, a su juicio, "cometió un error" al proponerse como vicepresidente del Gobierno.

"Él se propuso solo, y él se excluye solo. Si alguien se excluye solo, es su responsabilidad", ha precisado el dirigente del PSOE, que ha negado que él le haya vetado.

Tiras y aflojas que observa el PP, que ha pedido a Sánchez que deje de dar "tumbos a derechas e izquierdas" y se avenga a hablar con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, para buscar la gran coalición que ofrecen los populares.

Para su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, "da la sensación" de que el secretario general del PSOE intenta "hacer trampas al solitario" tratando de llegar a un acuerdo tanto con Podemos como con Ciudadanos y le ha acusado de "jugar" con los españoles, que ya están "hartos".

Críticas reiteradas también por la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que ha destacado que, si Pedro Sánchez quisiera negociar con su partido, España tendría un gobierno "en 24 horas".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual