Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Casa Real

​La Casa Real pidió a Urdangarin dejar su "actividad comercial" por "inapropiada"

El exjefe de la casa Alberto Aza dice que no estaba informado del funcionamiento del Instituto Nóos.

Efe. Palma Actualizada 17/03/2016 a las 01:14
Vigésima jornada por el juicio del caso NóosEfe

La Casa Real pidió a Iñaki Urdangarin en 2006 que abandonara "toda actividad comercial" al considerarla "inapropiada" porque podía afectar a la imagen de la institución, pero en ningún caso porque pudiera estar realizando una labor "irregular", ha asegurado el exjefe de la casa Alberto Aza.

El que fuera jefe de la Casa Real entre 2002 y 2011 ha declaradoeste miércoles durante dos horas como testigo ante el tribunal que juzga a la infanta Cristina, su marido y otras quince personas y ha recalcado que la decisión de pedir a Urdangarin que dejara su actividad comercial fue porque se consideró inadecuada: "Inapropiada sí, pero no irregular", ha puntualizado.

Cuando a principios de 2006 surgieron críticas políticas por los trabajos del Instituto Nóos para administraciones públicas de la Comunitat Valenciana y Baleares, la propuesta que realizó la Casa Real a Urdangarin, a través de su asesor jurídico José Manuel Romero, conde de Fontao, fue que, a ser posible, dejara de "hacer actividades mercantiles que puedan dañar la institución de la Corona", ha detallado Aza por videoconferencia.

Ante esos "rumores que podían complicar la imagen de la institución", Romero planteó a Urdangarin "salirse de todo el entramado y dejarse de toda actividad de carácter mercantil", ha dicho Aza.

Tras la disolución del instituto y la creación de la fundación Areté para dar salida al "gran empeño" del marido de la infanta de trabajar en el ámbito del deporte, Romero también consideró esa entidad improcedente y planteó a Urdangarin de nuevo su disolución porque las personas que componían su patronato "eran prácticamente las mismas, si no idénticas, a las que componían el Instituto Nóos".
Aza consideró entonces resuelto el problema porque dio por supuesto que Urdangarin había cumplido lo que se le proponía y que la fundación Areté, "réplica improcedente del Instituto Nóos", también había quedado disuelta o "en hibernación".


El exjefe de la Casa Real no estaba informado del funcionamiento del Instituto Nóos, según ha declarado. Cuando se enteró de que la infanta Cristina formaba parte de su junta directiva lo consideró "irrelevante" y lo circunscribió en el ámbito de la vida privada de la hija del Rey.

"En el momento en que aparece la noticia, las cosas no tienen ninguna segunda lectura, ni tercera, ni cuarta. La verdad es que no me llamaba la atención porque tienen su vida privada, tienen sus actividades privadas y están realizando actividades honestas y correctas. No me pareció trascendente, después de todo lo sucedido tiene una importancia y una relevancia que ahora le concedería pero en aquellos momentos, no", ha explicado.

Aza ha aclarado que no despachaba con Urdangarin ni podía darle "órdenes" ya que su única labor institucional era "acompañando a su esposa".

"La Casa no tenía con el señor Urdangarin ninguna relación de tipo institucional, era simplemente el marido de la infanta doña Cristina que esa sí tiene, naturalmente, una serie de funciones de carácter institucional", ha precisado.

También el papel del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, como tesorero del Instituto Nóos era privado, según Aza, aunque utilizara su dirección de correo electrónico de la Casa Real. "Podría haber dado el privado y habría sido mejor pero no avala para nada la teoría de que estuviera actuando en nombre y representación de la Casa", ha dicho sobre las comunicaciones entre García Revenga y Urdangarin.

Antes que Aza ha declarado, también por videoconferencia desde Madrid, el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, que ha negado que participase en una reunión con Urdangarin en el Palacio de la Zarzuela en 2003, como había declarado durante la fase de investigación Diego Torres.

En una comparecencia de 9 minutos, Rato ha dicho que conoce a Urdangarin "de reuniones oficiales o de reuniones sociales por diversos motivos", pero que nunca ha tenido un encuentro con él referido a sus actividades privadas. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual