Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Debate de investidura

Sánchez se enfrenta a una segunda votación sin apenas posibilidades

El PSOE presenta a Podemos una batería de 140 medidas para intentar que se abstenga en la votación de este viernes

La segunda votación en el debate de investidura terminó con más votos en contra que a favor del candidato socialista.

El Congreso reanuda esta tarde la sesión de investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la que se celebrará la segunda votación del candidato. Esta vez el líder socialista solo necesita la mayoría simple de la Cámara -más votos a favor que en contra- pero todo apunta a que también fracasará en esta ocasión, si  PP y Podemos mantienen su decisión de negarle su apoyo.

En cualquier caso, el secretario general del PSOE no pierde la esperanza y ha llamado a la unidad de todos los partidos que apuestan por el cambio, a los que ha dicho que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, puede "ser pasado" si apoyan su investidura.

Según fuentes socialistas, antes de que tenga lugar la segunda votación, y con la previsión de que no va a lograr los apoyos suficientes, Sánchez pondrá también de relieve que, gracias a que aceptó la candidatura propuesta por el jefe del Estado, las instituciones democráticas "vuelven a funcionar, después del bloqueo en el que había sumido a España la renuncia" del líder del PP.

Pero, además, apelará al resto de partidos para que apoyen su investidura. Así, según estas fuentes, destacará que todos, menos el PP, "quieren un cambio" y esto "solo es posible con un gobierno trasversal".

Sánchez destacará "los ejes de cambio" en que se apoya la propuesta de gobierno acordada con el partido de Albert Rivera e insistirá en que muchas de las medidas que contienen están en ideario de las formaciones de izquierdas.

En su intento por lograr más apoyos para su candidato, el portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, ha presionado este viernes a Podemos, y a su líder, Pablo Iglesias, para que se abstengan en la segunda votación de la investidura de Pedro Sánchez, ofreciéndole 140 medidas del pacto con Ciudadanos con las que podría estar de acuerdo la formación morada.

"Sobre las excusas de Iglesias para frenar el cambio y sobran los motivos para poner en marcha ese cambio. Lo demás, son excusas de mal pagador", ha asegurado López en una rueda de prensa en el Congreso.

La mayoría de las propuestas, centradas en asuntos de ámbito social, regeneración democrática y recuperación de derechos, están recogidas en el pacto con Ciudadanos y algunas otras han sido consensuadas con partidos como IU y Compromís durante los contactos bilaterales que hubo en la primera fase de las conversaciones para intentar formar gobierno.

La pretensión del PSOE con este texto no es abrir una negociación de última hora, sino hacer ver que hay base para que pueda ponerse ya en marcha un nuevo gobierno.

El de este viernes, en cualquier caso, es un pleno insólito, a media tarde y al final de la semana, pero obligado por los plazos que marca la Constitución para las sesiones de investidura.

La primera votación del pasado miércoles terminó hacia las 19:45, por lo que la de este jueves no puede comenzar hasta esa hora, ya que la Carta Magna fija un plazo de 48 horas.

El presidente del Congreso, Patxi López, ha convocado a los diputados a las 18.30, para dar tiempo a las intervenciones breves del candidato Pedro Sánchez y del resto de portavoces antes de la votación.

Sánchez dispondrá de un turno de palabra de diez minutos, y el resto de portavoces, de cinco, tras lo que se producirá la votación, por llamamiento y de viva voz.

Habrá un sorteo para elegir el apellido del diputado por el que comenzará la votación y a partir de ahí se seguirá nombrando a los diputados por orden alfabético.

De volver a fracasar Sánchez en su investidura se abre un nuevo periodo transitorio en el que el Rey podría volver a llamar a consultas a los líderes políticos para tratar de proponer un nuevo candidato, aunque la ley no le obliga.

La primera votación frustrada del pasado miércoles ha marcado ya el calendario electoral en el caso de que ningún candidato logre la mayoría suficiente en los dos próximos meses.

Si antes del próximo 2 de mayo nadie consigue ser investido, se disolverán automáticamente las Cortes y se convocarán nuevas elecciones generales.

La ley marca un periodo de 54 días desde la convocatoria hasta la jornada electoral, que coinciden exactamente con el domingo 26 de junio, fecha en la que se celebrarían los nuevos comicios generales. 

Durante toda la jornada de este jueves, la Cámara baja y los alrededores de la plaza de las Cortes se encuentran literalmente tomados por unidades móviles y estudios de televisión, con cerca de 800 periodistas y técnicos acreditados para la sesión.

La mayoría de cadenas de radio y televisión tienen programas especiales y son muchos los estudios improvisados que pueden verse en salas y pasillos de la Cámara.

Ya en la calle, la seguridad, a cargo de la Policía Nacional, también dispone de un dispositivo especial, aunque bastante discreto.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual