Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

PSOE

Sánchez afronta una semana decisiva, en la que habrá reunión de la izquierda

​Pablo Iglesias tiene la llave para ver si la investidura de Sánchez puede prosperar.

Pedro Sánchez.Efe

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, afronta una semana decisiva para llegar a un acuerdo que le permita ser investido presidente del Gobierno y que puede depender del éxito que tenga mañana la reunión que celebrarán las comisiones negociadoras de su partido, Podemos, IU y Compromís.

La reunión del lunes por la tarde en el Congreso de los Diputados de los equipos de trabajo de PSOE, Podemos, IU y Compromís, cuyo promotor ha sido el diputado Alberto Garzón, se antoja decisiva porque la formación de Pablo Iglesias tiene la llave para ver si la investidura de Sánchez puede prosperar.

Pedro Sánchez quiere que la negociación desemboque en un pacto de investidura, por lo que quedaría en el aire el objetivo de Podemos de crear un Gobierno de coalición entre las cuatro formaciones de la izquierda.

"Hoy es posible un cambio en España. Hoy es posible que arranque la legislatura con un Gobierno progresista, reformista y estable y que no haya elecciones como quieren otros", ha asegurado el secretario de Organización del PSOE, César Luena.

Los socialistas, ha explicado, han constatado estos días "avances" en las negociaciones para formar Gobierno y son "optimistas" en las conversaciones con Podemos.

Pese a ello, Luena ha vuelto a advertir a la formación morada: "Que nadie espere al PSOE en nada que lleve a incumplir la Constitución, sobre todo si lo que se intenta es discutir la soberanía nacional, que reside en el pueblo español".

Desde Podemos, su secretario de Organización, Sergio Pascual, se ha mostrado este domingo optimista y ha valorado que "por fin el PSOE se ha decidido a sentarse con quienes serían sus socios naturales de Gobierno", en referencia a la reunión "a cuatro" de mañana.

Ciudadanos, por su parte, se ha puesto el martes como fecha tope para ver si cierra un acuerdo con el PSOE, si bien mantiene su postura de que se abstendrá en la investidura aunque lleguen a un acuerdo con los socialistas.

La incógnita es saber qué reacción tendrá la formación de Albert Rivera en caso de que salga algún compromiso de las conversaciones que entablarán desde mañana PSOE, Podemos, IU y Compromís.

El acuerdo entre PSOE y C's está muy avanzado, aunque aún hay flecos que podrían abortarlo, puesto que los de Rivera quieren un pacto global.

"Un desacuerdo en algún punto que consideramos fundamental puede hacer encallar el acuerdo. Si el gobierno no está dispuesto a llevar a cabo reformas que consideramos decisivas, no lo apoyaremos", advierten desde la formación naranja.

La pretensión de Ciudadanos es, una vez que cierre el pacto con el PSOE, reunirse con el PP para tratar de convencerles de que al menos se abstengan y posibiliten la investidura de Sánchez para que éste no tenga que escorarse hacia Podemos para buscar apoyo.

Este domingo, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha señalado que trabajan para alcanzar un acuerdo con el PSOE, pero que no será "a cualquier precio" y que estarán "atentos" a que de las negociaciones de los socialistas con otros partidos no surja nada que "contradiga" ese posible pacto.

El PP, por su lado, sigue confiando en que Sánchez no podrá ser investido presidente y asume que Mariano Rajoy tampoco tendrá apoyos para ser reelegido, por lo que muchos en el partido auguran ya nuevas elecciones.

Cuando Rajoy reúna este lunesen el comité ejecutivo nacional a los dirigentes y barones del partido, nada habrá cambiado en la estrategia del presidente en funciones con respecto a la que tenía una vez celebrados los comicios: sigue defendiendo una gran coalición con socialistas y Ciudadanos.

La vicesecretaria de Estudios del PP, Andrea Levy, ha pedido a Sánchez que "deje de negar la realidad y que se siente a negociar" la formación de un nuevo Gobierno con la fuerza más votada.

El PSOE ya tiene atado el voto favorable de Coalición Canaria y mantiene la esperanza de hacer lo propio con el PNV, aunque esta negociación lleva otro ritmo.

Los nacionalistas vascos están pendientes de con quién se aliará Sánchez y del contenido de lo que pueda acordar.

A partir de ahí, esperan arrancar al líder socialista algún compromiso de la llamada "agenda vasca" para determinar si se abstienen o le apoyan.

Este domingo, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido de que, si Sánchez quiere que su partido tenga, más allá de la investidura, predisposición a "implicarse en mayor medida" en la legislatura, "debe hablar del nuevo estatus" de autogobierno para Euskadi.

Al margen del PP, fuera de juego quedan por ahora ERC y Democrácia i Llibertat, que no se plantean ni siquiera la abstención si Sánchez no respalda un referéndum en Cataluña.

Como colofón a las negociaciones, el PSOE tiene previsto convocar el próximo sábado, día 27, la consulta a la militancia para que se pronuncie sobre los acuerdos que se puedan entablar, con independencia de si Sánchez tiene garantizados o no los apoyos para ser investido en primera o segunda ronda.

La votación entre los afiliados, que no es vinculante, precedería a la reunión del Comité Federal socialista el día 29 o 1 de marzo donde se refrendarían los pactos, antes del debate de investidura previsto para el día 3.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual