Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso Nóos

El excontable del Instituto Nóos desvincula a la Infanta de las actividades de Nóos

Ha recordado haberla visto "sólo dos veces" y dice que la Infanta y Urdangarin cargaron a Aizoon gastos de escoltas.

OTR/Press. Palma de Mallorca 16/02/2016 a las 16:58
Etiquetas
Esta mañana ha tenido lugar en la Audiencia de Palma la sexta vista oral del juicio por el caso Nóos

El excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro ha desvinculado a la Infanta Cristina de las actividades desarrolladas por la entidad, aseverando que, pese a que junto al que fuera secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, formaba parte de la Junta Directiva como vocal, no desarrollaba labor alguna en la asociación.

Así lo ha puesto de manifiesto a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach durante el juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, en el que ha señalado que la hermana del Rey Felipe VI, socia junto a su amarido de la empresa Aizoon --una de las mercantiles 'pantalla' que integraban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres para desviar fondos públicos--, nunca le entregó ninguna factura ni le dio orden alguna.

Es más, ha recordado haberla visto "sólo dos veces": la primera cuando fue a las oficinas del Instituto a buscar a su esposo, y la otra "cuando me invitaron al cumpleaños" del exduque. El acusado ha incidido que no tuvo contacto con ella más allá de esas dos ocasiones.

Preguntado por la composición de la Junta Directiva de Nóos, Tejeiro ha precisado que junto a la Infanta y García Revenga formaban parte de la misma los propios Urdangarin, Torres y el secretario de la entidad, Miguel Tejeiro.

En el caso de Revenga, ha manifestado que no desarrollaba ningún trabajo en la asociación y "en el despacho no estaba nunca". Según ha recordado, tan sólo le vio en una ocasión con motivo de uno de los foros Valencia Summit organizados por el Instituto.

El exsecretario de las Infantas fue imputado durante la instrucción de la causa después de que Torres aportase varios correos en los que figura su nombre y con los que éste pretendía acreditar la labor de asesoramiento que Revenga habría llevado a cabo con Urdangarin respecto a su actividad empresarial.

El propio Revenga, para quien fue posteriormente archivado su encausamiento, explicó que su inclusión en el Instituto obedeció a la presencia de la Infanta como vocal en la entidad y a la confianza que Iñaki Urdangarin tenía en él depositada en relación con las cuestiones protocolarias.

Revenga aseveraba, de hecho, cómo la providencia por la que fue citado a declarar en calidad de imputado "no atribuía hechos concretos de carácter delictivo" contra él, más allá de su vinculación formal a Nóos, "que no material", entre el 23 de septiembre de 2003 y el 20 de marzo de 2006.

Es más, aseveraba que tampoco existe informe policial, administrativo tributario o escrito de cualquiera de las acusaciones personadas que tuvieran carácter incriminatorio.
 

Correspondencia entre García Revenga y Urdangarín

El nombre del exasesor de las Infantas figura en varios de los emails que Torres entregó al juez, entre los que consta un correo en el que el exduque le indicaba dónde debía ingresar su esposa, la Infanta Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.

En un breve email se limitaba a señalar a García Revenga que "las transferencias que le ingresan a Doña Cristina correspondientes a sus honorarios de Zarzuela deberían ingresarse a partir de enero en esta cuenta", indicando a continuación el número de la cuenta bancaria.

Es más, en otra de las correspondencias, fechada el 7 de julio de 2003, el marido de la Infanta Cristina desplegaba la confianza que tenía en García Revenga con frases como "Qué tal Carlos, cómo te ha ido el finde... Nosotros bien, en Palma te puedes imaginar lo a gusto que hemos estado. Playa, piscina, heladito en Portals, parque... Vaya, que completito".
 

Gastos de escoltas

Además, el excontable de Nóos ha señalado que la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin cargaron a la mercantil de la que ambos son propietarios, Aizoon, facturas de sus escoltas y otras de ámbito personal como si de gastos de empresa se trataran, con el objetivo de inflar estos de cara a su posterior desgravación ante Hacienda.

El inculpado ha detallado, a preguntas de la abogada del sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que los propios escoltas, como si fueran "mensajeros", le llevaban sobres con los gastos para que estos pudieran ser facturados a través de Aizoon, una de las sociedades 'tapadera' que integraban el entramado urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres para apoderarse de los fondos de las Administraciones públicas con las que contrataban.

"Parecía que los escoltas adelantaban los gastos para su posterior pago a través de Aizoon", ha relatado Tejeiro, quien ha señalado que también se encargaba de esto la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella, a quien posteriormente "yo le daba el dinero".

No obstante, ha precisado que había gastos que "no tenían sentido y no los daba por buenos", como algunos relativos a ropa y peluquería. Según ha apuntado, Aizoon contaba con dos visas, una a nombre de Urdangarin y otra, de la Infanta, a quien previamente, a preguntas del fiscal Pedro Horrach, ha desvinculado de las actividades llevadas a cabo por el Instituto Nóos.

En un extenso informe incorporado a la causa, al que tuvo acceso Europa Press, la Agencia Tributaria (AEAT) elevó a un total de 262.120 euros los fondos que los exduques destinaron a adquisiciones personales de 2004 a 2010 a través de Aizoon, así como 698.824 a la reforma del palacete que poseen en el barrio barcelonés de Pedralbes.

El dictamen precisa que durante esos seis ejercicios se destinaron ingentes cantidades a compras particulares: 6.462 euros en 2004; 433.372 en 2005 -de los que 414.419 euros se destinaron a la reforma del palacete-; 33.747 en 2006; 48.326 en 2007; 62.977 en 2008; 79.840 en 2009 y 34.097 euros en 2010.

Dentro de su pormenorizado análisis, la AEAT reserva un apartado a las operaciones llevadas a cabo con las tarjetas bancarias vinculadas a Aizoon, cargos cuyo importe asciende a un total de 109.299 euros. En esta línea, detalla los conceptos que motivaron cargos en la tarjeta titularidad de Aizoon y la Infanta, entre los que se encuentran 627 euros abonados en ropa infantil en Bonpoint, 845,3 en ocio infantil en el Centro Europeo de Barcelona, y 352 en L'Escarabat Negre por servicios de hostelería.

En cuanto a las operaciones relativas a la tarjeta titularidad de Urdangarin, éstas se engloban bajo conceptos como 'gastos de peajes y carburante' --1.265 euros--, 'billetes de líneas aéreas y ferrocarril' --58.365 euros--, 'restaurantes y alimentación' --13.816 euros--, 'hoteles' --10.271 euros-- y 'otros gastos' como artículos de ropa, complementos de moda, entradas para espectáculos, libros, música, electrónica o floristería --8.312 euros--.

El matrimonio llegó a adquirir a la empresa Rosa Cerveto Marta Mas S. L., a través de Aizoon, una estantería de 5.895 euros, un sillón giratorio por 1.552, una mesa de alumnio por 2.665, una alfombra 'little flowers' por 3.450, un 'pouf' de cuero por 968, diez sillas 'masai' de piel por un total de 9.550, dos sofás por 10.143, un mueble-bar por 6.298 y dos cortinas de estilo japonés por 5.580, entre otros numerosos artículos.

Por su parte, Marc Viader, arquitecto que reformó parte del palacete de Pedralbes, admitió ante agentes de la Policía Nacional haber facturado por estas obras 20.000 euros a través de Aizoon por orden de Urdangarin, concretamente en el año 2005, a pesar de que la factura se correspondía a nivel privado con el encargo de rehabilitación, reforma y ampliación del domicilio particular que el matrimonio posee en la calle Elisenda de Pinós de Barcelona.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual