Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Podemos complica el acuerdo con el PSOE exigiendo un referéndum en Cataluña

En el caso de que nadie consiga ser investido se convocarían elecciones generales aproximadamente hacia el 3 de mayo.

Imagen de archivo de Pablo Iglesias.EFE

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha marcado este lunes como condición "imprescindible" para llegar a un acuerdo de gobierno con el PSOE la celebración de un referéndum en Cataluña, lo que complica el acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez, ya que los socialistas no están dispuestos a aceptarlo.

Podemos ha echado otro órdago a Sánchez -que se presentará a la investidura el próximo 2 de marzo- con un documento que recoge su programa de gobierno e incluye una estructura de cómo debería ser ese Ejecutivo, con quince ministerios y una vicepresidencia para Iglesias, que asumiría la lucha contra la corrupción, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y una oficina de derechos humanos.

Pero la condición que ha levantado más ampollas ha sido el referéndum catalán: Podemos lo eleva a la altura de "imprescindible" y lo reclama para la primera etapa de gobierno y con una pregunta "única y clara".
"Pablo, no sabes dónde estás". Con esta frase ha resumido el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, la respuesta del PSOE a las pretensiones de Podemos y su líder.


Hernando ha reconocido que ha asistido con "perplejidad, preocupación y decepción" a la comparecencia de Iglesias quien, a su juicio, "no sabe dónde está ni qué papel le corresponde".


"Le pedimos al señor Iglesias lo mismo que le hemos pedido al señor Rajoy, respeto. Respeto a la Constitución y al encargo de la Jefatura del Estado", y se ha preguntado con ironía "en qué momento" se han perdido los socialistas que el Rey le haya encargado al líder de Podemos formar Gobierno.


A pesar de todo el portavoz socialista ha asegurado que su partido sigue con la mano tendida para alcanzar un acuerdo que permita un Gobierno progresista y reformista.

La negociación para Sánchez se vuelve a complicar. Y eso a pesar de que Iglesias ha dicho ahora que incluye a Ciudadanos entre las formaciones a las que va a pedir apoyo "por activa o por pasiva" para sacar adelante un Gobierno encabezado por el secretario general socialista.

Mientras, en el PP, el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, ha exigido al PSOE que exprese "clara y rotundamente" su negativa a la condición de un referéndum, y también le ha exigido que "repudie" una eventual abstención de los independentistas a la investidura de Sánchez.

Para los 'populares', no obstante, el PSOE está dispuesto a "arrodillarse" ante Iglesias, mientras el líder de Podemos le está "escribiendo el guion" a los socialistas.

A unos y otros les quedan en cualquier caso menos de veinte días para decidir su voto en el debate de investidura, cuyo inicio será el 2 de marzo, según ha anunciado hoy el presidente del Congreso, Patxi López.

La fecha anunciada por López -que coincide con el plazo de un mes que se marcó Sánchez cuando el Rey le encargó la investidura- va a marcar el calendario político tanto si el líder socialista consigue ser investido como si no.

Habitualmente el pleno de investidura dura dos días y la votación se produce en la segunda de las jornadas, esto es, el jueves 3 de marzo.
De conseguir en primera ronda la mayoría absoluta de la Cámara -algo poco previsible- Sánchez ya sería presidente del Gobierno.

Lo esperable es que necesite afrontar una segunda votación, 48 horas después de la primera, lo que llevaría esa segunda ronda al sábado 5 de marzo.

Ahí ya le bastaría mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra, donde entrarán más en juego las abstenciones que puedan producirse.

De no conseguir tampoco el respaldo del Congreso comenzaría a correr el plazo de dos meses desde la primera votación que marca la Constitución para la disolución automática de las Cortes y la convocatoria de elecciones.

En ese tiempo, sería quizá el momento de que el líder del PP, Mariano Rajoy, diera un paso adelante aunque esto también es una absoluta incógnita.

En el caso de que en esos dos meses nadie consiga ser investido se convocarían automáticamente elecciones generales.

La fecha de convocatoria sería aproximadamente hacia el 3 de mayo -dos meses exactos desde la primera votación de investidura fallida-, lo que aplicando la normativa electoral llevaría la fecha de las elecciones al 26 de junio, 54 días después de la disolución de las Cortes.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual