Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Rajoy y Sánchez dicen "no" a cualquier posibilidad de formar Gobierno

El líder del PP se empeña en lograr el apoyo del PSOE para un Gobierno presidido por él y Sánchez ni si quiera pide el apoyo de Rajoy para su investidura.

Agencias/Heraldo.es Actualizada 12/02/2016 a las 21:19
Rajoy niega el saludo a Sánchez


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado su determinación de empeñarse en trabajar para que el PSOE facilite un gobierno presidido por él porque cree que aún hay tiempo para ello pese a que en su reunión con el líder socialista, Pedro Sánchez, no haya habido el más mínimo acuerdo.

Rajoy ha expresado esa disposición en la conferencia de prensa que ha ofrecido tras su entrevista con Sánchez en el Congreso y en la que ha asegurado que el secretario general socialista no le ha pedido en ningún momento el apoyo del PP a su investidura.

No han hablado de corrupción ni de independentismo

Tampoco le ha adelantado el dirigente socialista con quién pretende formar Gobierno ni Rajoy se lo ha preguntado, y Sánchez, según el presidente, no le ha dicho "ni una palabra" sobre corrupción ni los dos han abordado el desafío independentista catalán más allá de apoyar la unidad de España.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado que no descarta presentarse a la investidura y ha negado que se arrepienta de haber declinado el ofrecimiento del Rey para haberlo intentado porque no tenía los apoyos suficientes.

"Hice lo que creo que tenía que hacer. Hice algo de lo que no tengo por qué arrepentirme. No le voy a tomar el pelo a la gente", ha recalcado antes de precisar que en algún momento puede tener los votos suficientes y, por tanto, la posibilidad de intentarlo, "siempre estará ahí".


"Lo más razonable"

Rajoy ha trasladado a Sánchez que lo más razonable, lo más sensato y lo mejor para los intereses generales de España es un gobierno presidido por el PP, "por la democrática razón de que ha tenido más votos", y con el respaldo del PSOE y Ciudadanos.


Ha explicado que es lo que el PSOE había defendido "con razón" hace escasas fechas en Andalucía, y que en 1996, cuando el PP había ganado las elecciones por solo 300.000 votos y quince escaños más que el PSOE, "a nadie se le ocurrió formar un gobierno en contra de la primera fuerza política".


Por eso ha garantizado que va a seguir empeñado en dedicar tiempo a que el PSOE facilite un gobierno del PP porque este partido tiene 123 escaños y los socialistas 90.

"Y todavía creo que hay tiempo", ha subrayado antes de explicar que Sánchez no le ha hecho comentario alguno a su defensa de un gobierno


Sánchez aboga por tener un acuerdo con Podemos y Ciudadanos

El líder socialista le ha trasladado que recibió su documento con los cinco pactos de Estado que propone aunque tampoco le ha hecho apreciación alguna al respecto.

Sí ha querido Rajoy restar importancia a no haber estrechado públicamente la mano de Sánchez cuando éste se la ha ofrecido al inicio de la reunión.

Aunque no han tratado la situación en Cataluña, Rajoy sí ha aprovechado para considerar "lamentable" la defensa de la independencia hecha este viernes ante un grupo de cónsules el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Además, ha abogado por tener las ideas claras para defender la unidad de España y la soberanía nacional y no frivolizar con este asunto

Acuerdo con Podemos y Ciudadanos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha confiado en poder tener un acuerdo de gobierno "lo suficientemente maduro" a final de este mes, que incluya a partidos como Podemos y Ciudadanos, con el fin de que la sesión de investidura sea "en los primeros días de marzo".

El candidato socialista ha remarcado que su deseo es un gobierno progresista y reformista, que debería incluir a Podemos y C's para que haya una mayoría estable, ya que la alianza de izquierda, como la que hay en Portugal, no es suficiente en España.

"Desgraciadamente, con las fuerzas de izquierda no suma más que con las fuerzas de centro derecha. En Portugal, las fuerzas del cambio se entendieron y las fuerzas del cambio en España tienen distintos colores", ha asegurado Sánchez en alusión a la necesidad de incorporar a Podemos y C's.

Sobre si se inclina por un gobierno en coalición, Sánchez ha insistido en que no se cierra "a ninguna puerta, ni a ninguna posibilidad", puesto que "lo importante es que el gobierno refleje la pluralidad del Congreso y la voluntad manifestada por los españoles".

Ante el hecho de que aún no se ha abierto la negociación con Podemos, ha vuelto a tender la mano a su líder, Pablo Iglesias, para sentarse a hablar.

A la espera de ver qué formato tendría su eventual gobierno, el secretario general del PSOE ha expresado su voluntad de incorporar a "independientes de prestigio" como reflejo de la "naturaleza transversal" que le quiere dar.0


"Respetará los pactos"

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, ha explicado que Sánchez le ha asegurado que "suceda lo que suceda" el PSOE tiene voluntad de respetar los pactos en materia de lucha contra el terrorismo y de defensa de la unidad de España.

También le ha avanzado el dirigente socialista su defensa de una eventual reforma de la Constitución, aunque sin concretarla.

El asunto que más tiempo consumió de la reunión fue la cumbre europea de la próxima semana, y, en ese contexto, Rajoy le ha explicado la posición que defenderá en ese Consejo en el que se va a abordar la oferta comunitaria para que el Reino Unido permanezca en la UE.

Pero ha reivindicado que el Ejecutivo tenga flexibilidad para adoptar sus decisiones en función de cómo evolucionen las negociaciones en esa cumbre.

También han abordado el objetivo de déficit publico de España, cuestión ante la que Rajoy ha reiterado su oferta por la estabilidad presupuestaria y ha vuelto a recordar que el país ha rebajado el déficit del 9,1 "a prácticamente la mitad aunque todavía no están los datos definitivos". E

Corrupción: "Una cuestión que ellos tendrán que afrontar"

Por su parte, Sánchez ha afirmado que en la reunión no le ha planteado el asunto de la corrupción que afecta al PP por "no ahondar" en el problema que vive este partido en lugares como Madrid o Valencia.

"Como comprenderá, no he querido ahondar sobre la situación que atraviesa el PP. Es una cuestión que tendrán ellos que resolver y afrontar", ha explicado Sánchez en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras su encuentro con Rajoy, que apenas ha durado media hora.
Sánchez ha subrayado que "es importante tener un PP fuerte y renovado", también en su "liderazgo", y que "no hay mejor manera de propiciarlo" que saliendo del Gobierno.

A su juicio, el PP es "un partido muy importante" en el sistema político español, "que se tiene que regenerar y limpiar, y solo podrá ser si pasa a la oposición".

El líder socialista ha recordado que su postura sobre este asunto ha sido "bastante clara y meridiana", por lo que "no tenía sentido manifestársela de nuevo a Rajoy" en la reunión.

"Con Rajoy llevo hablando bastante tiempo. Nos conocemos. Sabemos cuál es la posición de uno y otro y teníamos que hablar de cuestiones que son urgentes, como el próximo Consejo Europeo", ha comentado el líder del PSOE para justificar por qué no habló de corrupción ante el impacto de las últimas operaciones policiales desarrolladas contra el PP de Valencia y de Madrid.

Sánchez ha dicho que "imagina" que Rajoy debe de estar "preocupado" por la situación de corrupción que afecta "a muchos de sus territorios", ha incidido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo