Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones generales 2015

Rajoy promete generosidad para pactar y quiere seguir liderando el Partido Popular

Aznar ha expresado su respaldo a la búsqueda de pactos por parte del Rajoy y ha pedido la celebración de un congreso abierto del partido.

Efe. Madrid Actualizada 22/12/2015 a las 00:03
Rajoy saluda a Aznar en la reunión en Génova.Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido "generosidad" para pactar con otros partidos y buscar un gobierno "estable" siempre que se defienda, eso sí, "el orden constitucional" y la unidad de España.

Rajoy ha anunciado además, un día después de los comicios, su intención de seguir liderando el Partido Popular y de presentarse, en consecuencia, a la reelección en el próximo congreso nacional del partido.

El presidente en funciones ha expuesto esta noche, tras la reunión del comité ejecutivo nacional del PP, sus bases para el diálogo que ha prometido propiciar con los demás partidos porque, según ha dicho, "sería tremendo" y lo "peor" que le podría pasar al país que no se pudiese formar gobierno.

Y dichas bases, sus líneas rojas, son que sólo buscará el acuerdo con aquellos partidos que, como el PP, defienden el orden constitucional, la unidad de España y la soberanía nacional, así como el papel de España en la UE y la lucha contra el terrorismo.

No ha querido Rajoy confirmar que los dos únicos partidos que cumplen esos requisitos son PSOE y Ciudadanos -"yo no he hablado de ninguna fuerza política- y ha considerado que aunque se trate de partidos distintos al suyo les "unen" estos asuntos "capitales", que son las normas que constituyen la "base" de la convivencia.

Mariano Rajoy ha insistido en que el mandato de los ciudadanos ha sido el de dialogar para conseguir un Gobierno que pueda ofrecer "la certidumbre necesaria tanto dentro como fuera de España".

Ha advertido en este sentido de que es "muy difícil gobernar" si no se cuenta con los votos suficientes para sacar adelante leyes importantes como los presupuestos de próximos ejercicios.

Aunque ha admitido que el hecho de que las cuentas del Estado del año que viene ya estén aprobadas da un "cierto margen", ha insistido en que debe haber estabilidad en el Gobierno porque es importante que así lo perciban por ejemplo los agentes sociales, que vean que hay "seguridad".

Los españoles, ha apuntado el presidente, expresaron ayer su voluntad y ahora les toca a los políticos "gestionar con responsabilidad y con sentido de Estado".

Además ha considerado que la fragmentación del nuevo Parlamento no puede ser un "elemento de parálisis, bloqueo o inacción", porque sería "enormemente negativo para los intereses generales de todos".

"España no puede permitirse un periodo de indefinición política que dé al traste con los avances conseguidos en estos dos años", ha señalado Rajoy, quien por eso ha insistido en que abordará el diálogo con los demás partidos "con generosidad, amplitud de miras y la vista puesta en el interés general de España". "Es lo único que me importa", ha añadido.

No ha querido Rajoy dar fechas ni detalles de las conversaciones que va a iniciar, y que en su opinión deben llevarse con discreción y prudencia y andando "con cuidado con lo que se afirma para no tener que arrepentirse".

En cualquier caso ha admitido que los partidos tienen que empezar a hablar pronto para el primer acuerdo que se necesita, el de la Presidencia y la Mesa del Congreso, ya que las Cortes Generales se constituyen el 13 de enero.

Además, a la pregunta de si en sus conversaciones con otros partidos hablará con dirigentes con los que se entiende mejor en lugar de con los líderes, Rajoy ha dicho que cuando vaya a iniciar las conversaciones no piensa llamar a "un amigo que tenga en Pontevedra", sino que respetará las "reglas básicas" y lo hará con los interlocutores que decidan los otros partidos.

Por otro lado, Mariano Rajoy ha advertido de lo que reclama Europa al futuro Gobierno español, y es "que se cumplan los acuerdos de la Unión Europea" y que no "venga nadie" diciendo que se va a "saltar las reglas", porque eso sería "terrible".

Una vez más ha agradecido el presidente el esfuerzo de los militantes del partido por la campaña y por su apoyo de estos cuatro años, así como el apoyo que esta tarde ha recibido de los barones regionales.

Y también ha contado con el aval del presidente de honor, José María Aznar, quien esta tarde ha estado en el comité ejecutivo nacional del PP, como también estuvo, hace cuatro años, cuando el partido logró la mayoría absoluta.

Aznar ha expresado su respaldo a la búsqueda de pactos por parte del Rajoy y ha pedido la celebración de un congreso abierto del partido para que los militantes puedan definir el futuro del proyecto popular y elegir a la dirección del PP.

Y ha querido aclarar expresamente que en ese congreso él no tiene "la más mínima intención" de presentarse a nada.

Rajoy le ha contestado que el congreso se convocará una vez que concluya todo el proceso abierto por las elecciones generales de ayer y que será abierto "como todos los congresos del PP".

Ante la pregunta de si tiene intención de volver a optar en ese congreso a la presidencia del partido es cuando ha asegurado que lo hará. "Sí, me voy a presentar. Me veo con fuerzas y ánimos", ha respondido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual