Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

​El cine primigenio y mágico de Georges Méliès sube el telón en Málaga

​La trayectoria y obra del artista francés, responsable de la concepción popular del séptimo arte, puede visitarse en la capital.

Europa Press. Málaga Actualizada 14/10/2015 a las 18:52
Etiquetas
Efe

El cine de los primeros años del siglo XX, mágico e ilusorio, del cineasta francés Georges Méliès es el protagonista de la muestra 'Empieza el espectáculo. Georges Méliès y el cine de 1900', que ha organizado la Obra Social la Caixa, con la participación de La Cinémathèque Française, y que se expone a partir de este miércoles en la plaza de la Marina de la capital.

Méliès es el eje de esta exposición que repasa el recorrido singular de este artista, considerado como pieza fundamental en la historia del séptimo arte. El francés, que desempeñó trabajos como dibujante, mago, director de cine y de teatro, actor, decorador, y técnico, así como productor, realizador y distribuidor, es responsable de más de 500 películas que constituyen los primeros pasos del cine.

La muestra ha sido inaugurada este martes por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto con la directora general adjunta de la Fundación Bancaria la Caixa, Elisa Durán, y el responsable territorial de la entidad en Andalucía Oriental, Victorino Lluch, además del comisario de la exposición, Sergi Martín.

De la Torre ha alabado el trabajo "formidable" realizado por parte de la Caixa, y ha ensalzado la acción social que la entidad lleva a cabo en la capital. Asimismo, ha animado a todos los ciudadanos a disfrutar de este homenaje a este pionero del cine.

Por su parte, Durán ha destacado la posición de Málaga como "referente cultural" y ha puesto en valor la exposición, que sirve para "complementar la oferta cultural tan importante" que ofrece la capital. Finalmente, Lluch ha hecho hincapié en la colaboración de "la Caixa" con otras instituciones culturales, como el Museo Picasso o el Museo Thyssen, y su esfuerzo por "acercar la cultura a la gente".
 

Abierta hasta el 19 de noviembre

Hasta el 19 de noviembre se podrá visitar este trayecto por la obra de Méliès, que traslada a los asistentes a una feria de principios del siglo XX. El espacio de 200 metros cuadrados simula unas barracas, ambiente donde el cine tomó forma como espectáculo.


El entorno y los recursos expositivos de la muestra descubren cómo era el mundo y el ocio de aquella época, así como las claves para entender la obra de Georges Méliès. Así, se incluyen varias de sus películas, complementadas por una selección de filmes de los hermanos Lumière, además de audiovisuales, copias de fotografías, reproducciones de carteles y dibujos.

Además, la Obra Social "la Caixa" ha producido varias piezas audiovisuales que ayudan a entender el mundo del cineasta y su influencia. Se trata de tres proyecciones en las que se pueden escuchar opiniones sobre Méliès de figuras como los directores Juan Antonio Bayona y Javier Ruiz Caldera; el guionista y director Oriol Capel, el escenógrafo Ignasi Cristià, la crítica de cine Desirée de Fez y el productor Enrique López, entre otros.

La muestra está dividida en tres partes. La primera presenta el contexto del cineasta, una aproximación al cambio de siglo y los principales aspectos sociales, políticos y populares del mundo de 1900.

Una vez se ha cruzado el telón de la entrada, los visitantes acceden al segundo ámbito, que presenta el mundo de Méliès y acerca a la experiencia propiamente cinematográfica. Finalmente, el último espacio está dedicado a la película 'Le voyage dans la Lune' ('Viaje a la luna'), largometraje realizado en 1902.

A partir de aquí, se profundiza en el cambio del cine desde esta época hasta la actualidad y cuál ha sido la influencia de este pionero en la creación del lenguaje cinematográfico y de la concepción popular del séptimo arte.

La exposición también alberga 'Participa Méliès', una actividad educativa relacionada con la muestra que ofrece a los visitantes la posibilidad de demostrar su genio y creatividad inspirándose en los fantásticos trucos del inventor de los efectos especiales.

De este modo, sólo se necesita un dispositivo que pueda grabar y usar alguno de los trucajes característicos del cine de Méliès, como la sustitución, la sobreimpresión o los juegos de escala. La actividad está abierta a todo el público.
 

El pionero del cine

Hijo de un empresario del calzado, Georges Méliès (1861-1938) fue un pionero del cine, realizando más de 500 películas. Reinó en el mundo del género fantástico y del trucaje cinematográfico durante casi 20 años, contribuyendo así de forma fundamental al séptimo arte. Fue el responsable de introducir el sueño, la magia y la ficción en el cine cuando aún estaba 'en pañales' y era únicamente documental.

Frente al cine de los hermanos Lumière, de corte más documental, Méliès combinó el universo de Jean-Eugène Robert-Houdin, el padre de la magia moderna, con la cinematografía de Marey, decidido a otorgar al cine un impulso como espectáculo.

Como experto en efectos especiales, aplicó al cine trucos de magia, la técnica de la linterna mágica: pirotecnia, efectos ópticos, desplegables horizontales y verticales, fundidos encadenados, etcétera.

El cineasta vivió unos años dorados de extraordinaria popularidad, que culminaron con el estreno de 'Viaje a la Luna'. Por desgracia, la expansión de la industria cinematográfica y la aparición de grandes empresas le llevaron a la ruina y al olvido.

En 1923, totalmente arruinado, destruyó los negativos de todas sus películas y acabó vendiendo juguetes en la parisina estación de Montparnasse. El periodista Léon Druhot lo reconoció en la estación y, a partir de ese momento, su obra comenzó a ser recuperada y valorada de nuevo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual