Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso Asunta

Las defensas se aferran a la baza del hombre cuyo semen estaba en la ropa de Asunta

Rosario Porto prorrumpe en un llanto incontrolable al oír el testimonio de una amiga de su hija que la define como "feliz y bromista".

Europa Press. Santiago de Compostela Actualizada 08/10/2015 a las 22:58
Etiquetas
Efe

La octava jornada del juicio por la muerte de Asunta Basterra, fallecida el 21 de septiembre de 2013, ha estado protagonizada por la reincorporación al caso del hombre cuyo perfil genético coincide con el semen hallado en la ropa de la niña, que ha sido interpelado sobre su coartada para esa jornada "bordeando el derecho del testigo", según ha criticado el juez.

El hombre ha declarado por videoconferencia en relación a los hechos a petición de las defensas, que han realizado numerosas preguntas para poner de manifiesto "contradicciones" y sus "dudas" sobre la coartada del mismo, que aseguró haber pasado la tarde en compañía de su hermana y su novia en Madrid.

Las reiteradas preguntas sobre detalles de aquella jornada, a las que el hombre ha contestado varias veces que no recuerda con precisión, han motivado una amonestación por parte del juez, Jorge Cid Carballo, quien ha recordado que el episodio del semen hallado en Madrid en la camiseta de la niña está archivado por la Audiencia Provincial después de que se reconociese un fallo en los laboratorios centrales que provocó la contaminación de la muestra. El hombre fue imputado en su momento y después desimputado.

Por ello, Cid Carballo ha acusado a los abogados defensores de realizar un interrogatorio "como si fuera un acusado" y de estar "bordeando el derecho del testigo". "Parece que le está haciendo un tercer grado", ha recriminado a la letrada de Alfonso Basterra, Belén Hospido.
 

En Madrid

Ante el tribunal, el hombre ha reiterado su versión indicando que durante el 21 de septiembre de 2013 estaba en Madrid, donde fue a recoger su traje de novio a un establecimiento comercial durante la mañana y pasó la tarde en compañía de su hermana y de su novia, con las que cenó en un restaurante de comida colombiana.


Como ya hizo en su momento, ha reconocido las fotos de la cena que su hermana subió a una red social esa misma noche, así como el tique de compra de su traje que, sin embargo, no recogía el día.


A pesar de que fue detenido casi un mes después de los hechos, el hombre ha asegurado que recordó los pasos dados esa jornada a petición de la Policía y empleando para ello las fotos que se sacaron. También ha admitido que la muestra de su semen obraba en poder del laboratorio de la Guardia Civil, dado que estaba inmerso en un caso de agresión sexual. Finalmente, ha asegurado que no visitó Galicia en todo 2013 y que no vio a Asunta "en su vida".

Su hermana, su ahora mujer y una amiga de la primera han corroborado también esta versión, han reconocido el ticket de la cena que tomaron ese día y han atribuido a una "confusión" el hecho de que en dependencias policiales diesen otra versión sobre lo que hicieron esa jornada, ya que "había pasado un mes".
 

Adquirió un traje

El vendedor de El Corte Inglés que le vendió el traje ha reconocido este jueves tanto al testigo como a su novia dado que, ha afirmado, adquirió un traje para su boda "de color beige", algo "no muy habitual".

No obstante, ha aclarado, no fue él quien se lo entregó el día que fue a recogerlo, dado que, aunque lo había citado para la semana siguiente, este "tardó más" en ir.

Días antes del 21 de septiembre el empleado no acudió a trabajar porque había sido padre, por lo que "cumplimentó" la entrega del traje unos días antes de la entrega para que "no saliese excedido". Según el documento del establecimiento, esta venta se cumplimentó el día 12 de septiembre, aunque el empleado ha sostenido que no se entregó esa jornada.

El otro trabajador que ha comparecido como testigo, el que supuestamente entregó el traje al hombre, ha afirmado en su declaración que no lo recuerda. "Es complicado acordarse de todas las personas que atiendes a menos que haya un problema importante", ha indicado.
 

Una niña "bromista"

En la octava sesión del juicio por el asesinato de Asunta ha comparecido también una amiga de la niña, de 14 años, que ha contado que la víctima, con la que se relacionaba desde "los tres años", era "feliz y bromista".

La breve declaración de la niña, muy emotiva, ha provocado un llanto desconsolado a Rosario Porto, que se ha cubierto la cara con las manos mientras sollozaba al oír a la amiga de su hija. Alfonso Basterra, sin embargo, ha permanecido imperturbable.

La testigo ha contado que Asunta se llevaba "bien" con sus padres y ha admitido que la niña le contó a través de un mensaje que un día de julio "la habían intentado matar". "Pero yo, como era muy bromista, pensé que no era en serio", ha explicado. Asunta no volvió a hablar de la cuestión con ella.

También una amiga de la familia de Rosario Porto ha calificado de "bromista" a Asunta, una niña que destacaba por su "gran inteligencia y madurez" y que tenía una "relación maravillosa" con sus padres.
La mujer ha señalado también que fue ella la que recogió "a finales de octubre" las cenizas de Asunta del tanatorio, al volver de un viaje y tras ponerse en contacto con el abogado, ya que los padres estaban "encarcelados".

A pesar de que durante el mes de junio no tuvo contacto con la familia, sí que habló por teléfono en julio con Rosario porto y su último contacto lo tuvo por teléfono con Asunta "el 17 o 18" de septiembre, antes de marcharse el día 19 a un viaje. Esa jornada la encontró "como siempre", ha dicho.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual