Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sesión de control al Gobierno

​Rajoy acusa a Sánchez de ser equidistante del Gobierno y de los separatistas

El dirigente de Unió Josep Sánchez Llibre pide a Rajoy que "baje del burro", y actúe con "coraje".

Efe. Madrid Actualizada 30/09/2015 a las 16:00
Rajoy rechaza que se asocie al Gobierno con la imputación de Artur Mas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de haberse situado "equidistante" entre la defensa de la Constitución y la soberanía nacional que abandera el Ejecutivo y las tesis independentistas catalanas.

Tres días después de las elecciones del 27S, Rajoy y Sánchez han mantenido en la sesión de control del pleno del Congreso el que podría ser su último cara a cara de la legislatura en la Cámara y que ha estado condicionado por los comicios catalanes del pasado domingo.

Una cuestión que ha provocado otra pregunta del portavoz de Unió, Josep Sánchez Llibre, ante la que Rajoy ha pedido celeridad en la formación del nuevo Gobierno catalán, y que ha motivado que el presidente, en declaraciones a los periodistas, haya salido al paso de las acusaciones de que el Gobierno esté detrás de la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Al respecto, ha calificado de "falso" y "profundamente injusto" atribuir al Ejecutivo central la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de imputar a Mas por la consulta soberanista del 9N.

"Aquí hay separación de poderes, el Gobierno no tiene nada que ver con las decisiones que adopta el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y lo único que hacemos como con cualquier otro tribunal es acatarlas y respetarlas y eso deberíamos hacerlo todos", ha insistido.

Si Rajoy hacía esas manifestaciones en los pasillos del Congreso, en el hemiciclo escuchaba los reproches que le ha dirigido el líder del PSOE por su "inacción política" y su "incapacidad" ante el problema catalán.

"La lectura del Gobierno fue clara: el presidente del Gobierno considera que nada nuevo ha pasado en España y que va a hacer lo que ha hecho hasta ahora, es decir, nada", ha censurado.

Sánchez ha exhortado a Rajoy a "salir de su inmovilismo y a abrazar el reformismo" y se ha comprometido a "reconstruir la unidad de Cataluña en la Moncloa y a articular mejor la unidad de España con la reforma constitucional que se abrirá paso en la próximo legislatura" cuando, según ha augurado, el PSOE recupere el poder.

En su opinión, la respuesta de Rajoy al problema catalán se refleja en el vídeo de campaña del PP en el que el presidente del Gobierno aparece hablando en catalán.

"Un político paralizado con los ojos asombrados y con la mente en blanco. La viva imagen de la inacción política", ha descrito el líder de la oposición.

Frente a esas acusaciones, Rajoy ha lamentado la actitud del secretario general socialista ante el problema catalán: "Ha jugado a la equidistancia y se ha colocado a la misma distancia de quien estaba defendiendo la Constitución, la unidad nacional, la soberanía nacional y la igualdad, que era yo, y quien estaba haciendo un desafío claramente al Estado apostando por la independencia".

El presidente ha emplazado a Sánchez a concretar la reforma de la Constitución que plantea para "no pensar que se está ante un mero eslogan" y le ha afeado que, con tal de criticar al Gobierno, esté dispuesto a cualquier cosa, "incluso actuar por encima de las convicciones si es que la tiene".

Para ejemplificar la postura de los socialistas sobre Cataluña, ha recordado que el PSC apoyó dar la alcaldía a grupos independentistas en algunos municipios catalanes, como Badalona, con tal de que el PP no gobernara.

Búsqueda de soluciones


El resultado del 27S ha sido el argumento de la pregunta que también ha dirigido a Rajoy el dirigente de Unió Josep Sánchez Llibre, para quien el presidente del Gobierno sigue sin entender el problema de Cataluña.

Le ha advertido de que intentar ganar tiempo no lo resolverá y le ha reclamado que "baje del burro", actúe con "valentía y coraje", lo haga como estadista y no como dirigente político, no tema "la sombra" de José María Aznar y presente una propuesta para ser dialogada.

Sánchez Llibre ha lamentado que la única respuesta del Gobierno haya sido la imputación de Mas y de otros dos miembros del Gobierno catalán, una apreciación rechazada más tarde por Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha considerado que lo esencial tras los comicios catalanes es que haya celeridad en la formación del nuevo Gobierno porque cree que a partir de ese momento debe empezar una nueva etapa de normalidad en Cataluña marcada por el diálogo, la colaboración institucional y el respeto a la ley.

Rajoy está convencido de haber cumplido con su obligación como presidente del Gobierno porque cuando se plantea la liquidación de la soberanía nacional debe oponerse a ello.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual