Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso Gürtel

Pablo Crespo niega amaño de concursos, pero reconoce el fraccionamiento de facturas

La Fiscalía reclama para el imputado en la trama Gürtel una pena de once años y medio de prisión por cohecho y tráfico de influencias.

Efe. Valencia Actualizada 01/09/2015 a las 22:20
Etiquetas
Pablo Crespo, a su salida de la Audiencia Nacional.EFE

El considerado como número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha negado el martes que las empresas del grupo Correa maniobrasen para amañar concursos o realizasen regalos a altos cargos de la Administración autonómica, pero ha reconocido que se fraccionaron facturas por indicación de la Generalitat.

Crespo, para quien la Fiscalía reclama una pena de once años y medio de prisión por cohecho y tráfico de influencias, ha hecho estas afirmaciones durante su declaración como imputado en el juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano por los contratos de la Generalitat para Fitur.

A preguntas de la fiscal sobre supuestos casos de fraccionamiento de facturas a través de varias firmas del grupo Correa, Crespo ha afirmado que, si se hizo de este modo, fue porque "alguien de la entidad pagadora", en este caso la Administración valenciana, lo indicaría así.

Por el contrario, ha negado que las firmas adjudicatarias de contratos públicos hicieran regalos a los altos cargos del Consell y al ser preguntado por un reloj que, según consta en la documentación incautada, pudo haber sido regalado a la exconsellera de Turismo, Milagrosa Martínez, ha afirmado que "era para la esposa de Álvaro Pérez o de Francisco Correa".

Posteriormente, a preguntas de la defensa de Milagrosa Martínez, Crespo ha indicado que es "perfectamente posible" que Pérez dijese que los relojes eran para otras personas y realmente fuesen para él, porque "era un amante casi obsesivo de la relojería y los artículos de lujo".

Según su testimonio, "jamás" se produjeron contactos de ningún tipo entre el personal de las empresas del grupo Correa y la Administración valenciana para favorecer adjudicaciones o amañar concursos.

Ha afirmado que siempre ha sido "escrupuloso" en este sentido y que no le consta que nadie de su entorno lo hiciese de forma directa o indirecta.

Preguntado por el motivo por el cual tuvo en su poder los pliegos de condiciones para el concurso de Fitur 2005 en octubre de 2004, antes de que se publicasen, Crespo ha respondido que no recuerda cómo obtuvo esa documentación y que probablemente Ignacio Blanch, Álvaro Pérez o Mónica Magariños acudiesen a recogerla a la Agencia Valenciana de Turismo.

"El documento carecía de importancia, porque el concurso ya debía estar anulado; quizá alguien nos lo dio", ha añadido Crespo, quien ha apuntado que las anotaciones realizadas en tal documentación, relativas a incrementos presupuestarios, entre otros asuntos, se debieron a "un estudio del pliego".

La presidenta de la sala y del TSJCV, Pilar de la Oliva, le ha preguntado a quién -dentro de la Agencia Valenciana de Turismo- se remitían los presupuestos por trabajos extraordinarios en Fitur, a lo que Crespo ha respondido que no lo sabe.

En su declaración, ha reconocido que Correa tenía participación en todas las empresas (Orange Market, Special Events, Pasadena Viajes y otras) de forma directa o indirecta, pero que él (Crespo) "estaba al tanto de todas" y tenía "la última palabra en aspectos financieros o de tesorería".

También que mantuvo contacto con altos cargos del PP valenciano, como Ricardo Costa o David Serra, porque el partido "era la mejor cuenta, la mejor fuente de ingresos" de una de las empresas del grupo Correa, Orange Market.

En este sentido, ha indicado que no ha visto nunca al expresidente Francisco Camps ni al exvicepresidente Vicente Rambla, y que a las exconsejeras de Turismo imputadas (Milagrosa Martínez y Angélica Such) las ha conocido en la sala, y ambas, a su juicio, "son unas auténticas damas".

Por el contrario, ha indicado que mantuvo contactos profesionales con el entonces secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, motivados principalmente por la tardanza del partido en abonar los servicios prestados; y también en una ocasión con Rafael Betoret, a quien le presentó Álvaro Pérez.

A preguntas del Ministerio Público, ha insistido en que conocía las "fluidas relaciones" de Álvaro Pérez con miembros del PP, pero que nunca se utilizaron para acceder a cargos de la administración de quienes dependían las adjudicaciones. 

"Pérez es una persona extraordinariamente simpática, un tipo muy salado, que se relaciona bien y en una semana es muy amigo, una persona muy exagerada en sus expresiones, aunque eso no quiere decir que mienta", ha explicado Crespo tras escuchar una conversación entre él y Pérez en la que éste último le daba cuenta de una reunión con Rambla.

"Vendía mucho más de lo que hacía, es parte de su forma de ser", ha añadido en relación con Pérez.

Crespo ha negado haber tenido "ninguna relación" con técnicos de la Agencia Valenciana de Turismo y también que Rafael Betoret, jefe de gabinete de Milagrosa Martínez, tratase asuntos de facturación con Orange Market.

En una de sus respuestas ha considerado a la Fiscalía Anticorrupción como impulsora de "actuaciones por las que Baltasar Garzón fue condenado", motivo por el cual ha recibido un aviso de De la Oliva, quien le ha pedido que se abstuviese de realizar esos comentarios.

La declaración de Crespo continuará el miércoles a las 9.30 horas, jornada en la que deberá responder a las preguntas de su abogado defensor.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo