Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tarjetas opacas

Andreu archiva la causa contra Spottorno y otros 11 imputados por las 'tarjetas black'

Las visas que se les entregó formaban parte "de su paquete laboral o retributivo", según el juez.

Efe. Madrid Actualizada 05/05/2015 a las 13:40
Etiquetas
6 Comentarios
Rafael Spottorno. (Archivo)Heraldo.es

El juez Fernando Andreu ha archivado la causa contra doce imputados que gastaron más de 3,4 millones con las tarjetas opacas, entre ellos el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno y el exsecretario del Consejo de Caja Madrid Enrique de la Torre, aunque les mantiene como responsables civiles a título lucrativo.

Además de Spottorno, que cargó a su "black" 223.900 euros en tiendas de ropa y de muebles principalmente, y De La Torre, que desembolsó 320.700 euros en joyerías y lujosas marcas de ropa, el magistrado ha acordado el archivo provisional respecto a la "mano derecha" de Miguel Blesa, Matías Amat, que cargó más de 430.000 euros en viajes, hoteles, tiendas de lujo y exclusivos restaurantes.

También ha acordado el sobreseimiento respecto al exdirector de Sistemas Ricardo Morado, el cuarto que más gastó (448.300 euros); los exdirectores de Banca Comercial Ramón Ferraz (173.429) y Mariano Pérez Claver (379.500) y el exdirector de Comunicación Juan Astorqui (292.993).

Los ex directores gerentes de la Obra Social Carlos María Martínez (276.000) y Carmen Contreras (266.800); el exdirector de la Banca de Negocios Carlos Vela (249.200); el exdirector de Riesgos Ramón Martínez Vilches (91.200) y el exdirector del Gabinete del Presidente Luis Gabarda (139.700) completan la lista.

Con esta decisión, el magistrado ha rebajado los 81 imputados iniciales a 55, ya que hace dos semanas decretó el archivo respecto a otros 14 usuarios por prescripción.

Ahora, siguiendo el criterio de la Fiscalía Anticorrupción, Andreu ha acordado el sobreseimiento provisional respecto a estos doce imputados porque ninguno formó parte del Consejo de Administración ni de la Comisión de Control, por lo que no se les podía achacar un delito de administración desleal.

Según el juez, a diferencia de estos, los exdirectivos "mantenían una relación estrictamente laboral como empleados por cuenta ajena de Caja Madrid", y las visas que se les entregó formaban parte "de su paquete laboral o retributivo".

Los doce, prosigue, manifestaron durante sus interrogatorios "de forma invariable, uniforme y consistente" que la visa les fue asignada en tal concepto "directamente por la presidencia de Caja Madrid" que ocuparon Miguel Blesa y Rodrigo Rato "como parte de su retribución".

Tampoco se les pueda atribuir un delito de apropiación indebida, puesto que los fondos formaban parte de su paquete retributivo.

No obstante, aunque su conducta no merece reproche penal, el juez considera que obtuvieron un beneficio económico procedente de la comisión de un delito, con lo que deberán responder como responsables civiles a título lucrativo y devolver las cantidades percibidas en caso de acreditarse aquel.

El magistrado explica que en la reunión de la Comisión de Retribuciones del 18 de junio de 2008, el presidente sometió para su validación la asignación individual a cada uno de los miembros del Comité de Dirección, y ello en función a la masa salarial que se asignaba con ese fin.

"Conforme a ello, el presidente ejecutivo fijaría los límites retributivos" de los que dispondrían anualmente en sus tarjetas los miembros de la alta dirección, "y lo haría según su criterio".

El presidente les indicaba antes de fin de año las retribuciones que iban a percibir al ejercicio siguiente, entre las que se encontraban las "black" que les facilitaba el entonces director general de Medios, Ildefonso Sánchez Barcoj.

Dado que se trataba de un complemento a su salario, las tarjetas "eran de libre disposición", ya que los exdirectivos contaban con otra para gastos de representación que sí tenían que justificar.

Otra de las diferencias con las tarjetas de empresa es que las visas de uso personal disponían de número pin para retirar efectivo de los cajeros.
A todo ello se suma que los salarios de los exonerados no estaban sometidos a la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid, "por lo que ni cualitativa ni cuantitativamente el pago de parte de sus retribuciones por esta vía puede considerarse irregular". 


  • pinocho presidente de España06/05/15 01:09
    Parece ser que los jueces y políticos comen del mismo plato. Da gusto ser político en España, un país sin igual, donde puedes robar a manos llenas  con el consentimiento del pueblo, ya que siguen votando a los sinverguenzas que están saqueando el país. por lo cual ellos mismos se vuelven como sus políticos del alma. 
  • Juán05/05/15 22:52
    ¿Qué esto formaba parte de su paquete laboral ó retributivo?, esto es un robo a mano armada aquí y en Perú. No hay derecho a que los españoles tengamos esta justicia presuntamente corrupta que le parezca perfectamente legal semejantes desmanes.... que pena de país......
  • Mr. Marshall05/05/15 18:10
    Aqui no pasa nada. A seguir pagando a la autoridad judicial para continuar con el proceso, la deuda de las tarjetas y a los de la renta por lo que me puedan sacar este año...Nadie es culpable de los grandes robos. Ahora no se te olvide declarar algo, que te persiguen hasta el find del mundo.
  • El Ex-Cortesano indignado05/05/15 17:22
    Cada día mas lejos, para que España, sea, una DEMOCRACIA Europea normalizada.
  • El Ex-Cortesano indignado05/05/15 17:18
    Cada día mas lejos, para que España, sea, una DEMOCRACIA Europea normalizada.
  • Garcia05/05/15 16:02
    Lamentable. Mientras tanto continua implacablemente la campaña de renta en la que como no podia ser de otra manera siguen crujiendo vivos a los ciudadanos. Viva la cleptocracia de Españistan. No estamos lejos del medievo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual