Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Terrorismo

Tres etarras niegan participar en un atentado con un paquete bomba que mató a tres policías

Uno de los detenidos portaba una carpeta con una lista de objetivos y un plano de Valladolid.

Efe. Madrid Actualizada 09/04/2015 a las 15:05
Etiquetas
0 Comentarios

Tres etarras -Joseba Urrusolo Sistiaga, Fernando Díez Torre e Itziar Alberdi Uranga- han negado este jueves su participación en el atentado con un paquete bomba que mató a tres policías en 1991, aunque fue remitido al Ministerio de Justicia dirigido a un alto funcionario.

En el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Nacional contra Itziar Alberdi, 'María', para la que el fiscal pide 128 años de cárcel, tanto ella como los otros dos etarras se ha desvinculado de esta acción, de la que, según han manifestado, no recordaban nada.

Urrusolo Sistiaga, acogido a la 'vía Nanclares', ha aprovechado para recordar que él, como militante que había sido de ETA, había asumido su responsabilidad y reconocido su participación en diversos atentados, pero de la acción que se juzgaba este jueves, por la que ya fue condenado, no recordaba ni conocía nada.

Los hechos se remontan al 25 de junio de 1991, cuando la banda envió un paquete desde las oficinas de la empresa Exprés Cargo en Valladolid, donde fue entregado por dos hombres y una mujer jóvenes, al Ministerio de Justicia, en la calle San Bernardo de Madrid, dirigido a un alto cargo de Prisiones.

El escáner del Ministerio sólo detectó una mancha negra y no se hizo cargo del paquete, que fue trasladado a la sede central de la empresa Exprés Cargo en el polígono industrial de Villaverde, en la capital, donde se depositó mientras la empresa intentó ponerse en contacto con el remitente, Gráficas Jotasu, que no existía.

Unos días después, el 1 de julio, la propia banda llamó a la delegación de la empresa en Aranda de Duero (Burgos) para avisar del paquete bomba, que intentaron esa misma tarde desactivar agentes de los Tedax, pero el artefacto les explosionó y causó la muerte de los policías Luis Claraco López, Pedro Domínguez Pérez y José Luis Jiménez Barrero.

Al año siguiente fue detenido en Tarragona el etarra Fernando Díez Torre -en libertad por el fin de la doctrina Parot-, al que le fue intervenido un maletín en el que, entre otras cosas, portaba una carpeta con anotaciones a mano sobre listado de objetivos, empresas de paquetería, entre ellas Exprés Cargo, y otras informaciones.

Asimismo, fue intervenido un croquis a mano de la ciudad de Valladolid y listado de objetivos militares residentes en el paseo de Zorrilla de la capital castellanoleonesa.

Tal y como considera el fiscal y las acusación popular y particular y han manifestado peritos de la Policía y de la Guardia Civil que realizaron pruebas caligráficas, Alberdi es la persona que anotó en ese cuaderno el nombre de la empresa de paquetería y el listado de militares, así como la que realizó a mano el croquis de la ciudad de Valladolid.

Por ello, las acusaciones han considerado que Alberdi es coautora necesaria de ese atentado y que era consciente de que las informaciones que recogía, como las relativas a los militares de Valladolid, iban a llevar a la comisión de atentados.

"No tengo nada que ver con los hechos que se juzgan", ha asegurado durante el juicio la acusada, que fue entregada a España en febrero de 2014 desde México, país al que huyó hace 22 años junto con su pareja y sus hijos.

Alberdi, presuntamente miembro del comando itinerante "Ezkaitz", ha reconocido la existencia de ese cuaderno, en el que, según ella, diversos miembros de la banda anotaban informaciones a mano, pero ha dicho que no recordaba si ella había escrito en él dato alguno de Valladolid o de la empresa de paquetería.

La acusada ha explicado que estuvo en Valencia para alquilar un piso para el comando y que cuando estuvo allí llegaban y se anotaban en ese cuaderno, al que podía tener acceso cualquiera, informaciones desde distintos lugares y de distintas fuentes, como periódicos o revistas o procedentes de Francia.

Por su parte, Urrusolo Sistiaga ha dicho que no recordaba si convivió la acusada en el piso de Valencia y que en esa época se "movía mucho", aunque no por Valladolid, donde no ha estado nunca, según ha manifestado.

Mientras, el etarra excarcelado Díez Torre también ha aseverado que no recordaba nada -"han pasado 23 años y no recuerdo", ha enfatizado-, ni siquiera lo que llevaba en el maletín que le fue intervenido cuando fue arrestado en Tarragona.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual