Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Dejará su escaño en diciembre

Se jubila Alfonso Guerra, el político más veterano del Congreso

Fue durante ocho años vicepresidente del Gobierno y 15 vicesecretario general del PSOE.

Efe. Madrid Actualizada 06/11/2014 a las 00:02
Etiquetas
4 Comentarios
Alfonso Guerra junto a Felipe González en 1979

Alfonso Guerra, que dejará en diciembre el escaño en el Congreso y la política, fue vicepresidente del Gobierno (1982-1991) y vicesecretario general del PSOE (1979-1997) durante la etapa en la que Felipe González ocupó la Secretaría General, y era actualmente el diputado más veterano en la Cámara baja.

Diputado nacional por Sevilla desde los primeros comicios generales de 1977, es el único que ha ocupado un escaño de forma ininterrumpida en todas las convocatorias: 1979, 1982, 1986, 1989, 1993, 1996, 2000, 2004, 2008 y 2011.

Histórico dirigente socialista que actualmente preside la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, fue nombrado vicepresidente del Gobierno en diciembre de 1982, permaneciendo en el cargo durante ocho años, hasta enero de 1991, que presentó la dimisión por el caso Juan Guerra.

Nacido en Sevilla, el 30 de mayo de 1940, es el undécimo de trece hermanos. Cursó Ingeniería Técnica Industrial y es licenciado en Filosofía y Letras, por la Universidad de Sevilla.

Aficionado a la literatura, estuvo al frente de revistas como 'El Palaustre', 'La Trinchera' y, la más famosa de ellas, 'El Bardo'.
En 1969 dirigió en Sevilla la librería Antonio Machado, junto a José María Rodríguez Buzón, que pronto se convirtió en centro de reunión de intelectuales y políticos.


Su activismo político comenzó en la Universidad, donde conoció a Felipe González. En 1960 ingresó en las Juventudes Socialistas, dos años después se afilió al PSOE y militó en la Federación Socialista de Andalucía, de la que fue su secretario general hasta 1970. En esos años, era conocido con el sobrenombre de Andrés. Tomó parte activa en los Congresos XI y XII del PSOE celebrados en el exilio en Toulouse, en 1970 y en 1972.

No obstante, su liderazgo se consolidó tras el XIII Congreso (Suresnes, 1974), en el que fue elegido secretario de Información y Prensa y Felipe González secretario general.
En 1976 pasó a ser secretario de Organización, tras el XXVII Congreso, el primero celebrado en España, aunque en la clandestinidad.

Tres años después, era elegido vicesecretario general en el XXVIII Congreso Extraordinario de Madrid. Desde entonces fue reelegido en sucesivos congresos, en 1981, 1984, 1988, 1990 y 1994, en los que se fue confirmando como el 'número dos' del PSOE tras Felipe González.

Polémico e irónico en sus intervenciones públicas, especialmente en sus comparecencias en el Congreso y en las campañas electorales, Guerra ha sido objeto de más de una demanda por su comportamiento político.

Su capacidad para atraer la atención logró especial notoriedad en abril de 1988, con el denominado caso Mystére. En este mes, junto a su familia utilizó un avión de las Fuerzas Aéreas para eludir un atasco de coches entre Vila Real de Santo Antonio, Portugal y Ayamonte, cuando regresaba a Madrid tras sus vacaciones.
Confirmado en la Vicepresidencia del Gobierno tras las legislativas de octubre de 1989, su carrera se vio afectada por el caso Juan Guerra, que le obligó a presentar la dimisión el 12 de enero de 1991, tras aguantar una enorme presión política. A partir de ahí, se dedicó a las tareas del partido.

Durante el XXXIV Congreso de 1997, tras la negativa del secretario general Felipe González a la reelección, Alfonso Guerra salió de la Ejecutiva y su puesto no fue ocupado al eliminarse del organigrama.

El 15 de septiembre de ese mismo año, aceptó presidir la Fundación Pablo Iglesias.

Por las formas y el contenido, Guerra fue muy crítico con el partido por la convocatoria de primarias (abril de 1998), para elegir candidato a la presidencia del Gobierno.

La sorpresa que fue la designación de Josep Borrell, frente al candidato oficial, el secretario general Joaquín Almunia; el mal funcionamiento de esa bicefalia; la renuncia de Borrell y su sustitución automática por Almunia, vinieron a acentuar sus críticas al proceso abierto en el partido.

En marzo de 2004 concurrió como número uno de la lista socialista por Sevilla a las elecciones generales, donde el PSOE fue la formación más votada y su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, fue elegido presidente del Gobierno.
En esa legislatura y en la siguiente, tras su reelección como diputado en 2008, presidió la Comisión Constitucional. Renovó su escaño en 2011 y desde entonces es vocal de esa última comisión y preside la de Presupuestos.

Guerra es autor entre otros libros de 'Congreso del PSOE 1977'; 'Perspectivas de una España democrática', 1979; 'Felipe González: De Suresnes a la Moncloa, recuerdos e impresiones', 1984; 'El PSOE', coautor con Felipe González; 'El futuro del socialismo', 1986; 'El nuevo compromiso europeo', 1987; 'Socialismo y cultura', 1990; 'Cuando el tiempo nos alcanza. Memorias (1940-1982)'; 'Dejando atrás los vientos' (segunda parte de sus memorias), o 'Una página difícil de arrancar' (2013, sus memorias definitivas).

Presidente del Consejo de Redacción de la revista 'Temas para el Debate', escribe numerosos artículos, y se declara amante de la poesía.

Entre sus distinciones destacan, el Premio Limón 1982, la medalla de oro de la Universidad de Roma (1984) y el doctorado 'honoris causa' por la Universidad Federico Villarreal de Lima (1988).
En diciembre de 2009, fue galardonado con el premio de la Asociación de Periodistas Parlamentarios-Cortes de Cádiz 2012 en reconocimiento a su trayectoria parlamentaria y defensa de los derechos y libertades.
 


  • Un político de verdad06/11/14 09:03
    #1 Ya era hora Alfonso Guerra fue actor principal en la redacción de la Constitución que nos proporcionó y garantiza todos esos derechos y libertades que parece que crees que tuvimos siempre y a los que no das ninguna importancia. Creo que la memoria histórica de este país ya reconoce y respeta, por encima de gustos políticos, a gente como él a la que mucho me temo que, por lo que muestran las últimas encuestas, pronto echaremos de menos.
  • ÑLKJ06/11/14 09:02
    23 Años viendo mangoneo y corrupción y no se enteró de nada.  
  • pecasar06/11/14 00:05
    Este tipo tenía que haber cesado cuando cogieron a su hermano Juan haciendo negocios sucios en dependencias oficiales. Fue elprimer corrupto de la democracia. A la calle que ya es hora.
  • Ya era hora05/11/14 20:20
    Y era hora. 40 años viviendo de la política es un chiste. Nadie debería estar en política mas de 8-12 años, si no se establecen camarillas para mantenerse a cuesta de lo que sea, porque evidentemente, no tienen donde caerse muertos.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual