Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Muere Boyer

Ruiz-Mateos lamenta su muerte pese al "calvario" de Nueva Rumasa

El fundador de Nueva Rumasa lamenta la muerte de quien le expropió su empresa.

OTR Press. MAdrid Actualizada 29/09/2014 a las 17:42
0 Comentarios

 El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha lamentado el fallecimiento del ex ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer, al tiempo que ha expresado sus condolencias a su familia, pese al "gran calvario" sufrido por la expropiación de Rumasa. 
 

Tras señalar que "nunca" ha deseado "mal a nadie", el empresario jerezano ha subrayado el "gran calvario" y la "gran injusticia" que padeció Rumasa, expropiada por el primer Gobierno socialista, en el que Boyer ostentaba la cartera de Economía y Hacienda, el 23 de febrero de 1983. 

  Pese a ello, Ruiz-Mateos, que también expresó en su día sus condolencias por la muerte del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha manifestado su deseo de que Boyer descanse en paz "una vez finalizado el tránsito efímero de lo terreno", al tiempo que ha reiterado su "solemne compromiso" de cumplir con los inversores por "quienes no se ha dejado de trabajar en todo este tiempo". 

  Desde que el primer Gobierno socialista expropiara el holding de la abeja, Ruiz-Mateos, que personalizó los agravios sufridos por la firma en la figura de Boyer, protagonizó varias actuaciones estrambóticas con el objetivo de atraer la atención de los medios, entre ellas disfrazarse de Superman o de preso, persiguiendo al exministro de Economía, a quien incluso llegó agredir con su famosa frase "que te pego leche".  







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual