Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Incidente en Madrid

Aguirre se "da a la fuga" y "arrolla" la moto de un agente que le iba a multar

La presidenta del PP de Madrid había aparcado su vehículo en el carril bus de la Gran Vía de Madrid.

Agencias. Madrid 03/04/2014 a las 18:55
62 Comentarios
Aguirre se "da a la fuga" y "arrolla" la moto de un agente que le iba a multarAtlas

'''
Un vehículo policial arrollado, una persecución por las calles del centro de una gran ciudad y una denuncia en comisaría. No es un vídeo más de la Policía de Estados Unidos persiguiendo a un delincuente; es Madrid y la protagonista es su expresidenta autonómica Esperanza Aguirre.

Ocurrió a las 16.40 de este jueves. Según la versión de la denunciada, la actual presidenta del PP de Madrid aparcó su Toyota Auris de color blanco "menos de un minuto" en el carril bus en plena Gran Vía madrileña, junto a la conocida plaza de Callao, para sacar dinero en un cajero aprovechando que había un taxista estacionado dejando a un pasajero. Eso sí, con las luces de emergencia puestas y tras comprobar que no circulaba por la calzada "ni un alma".

Cuando Aguirre se disponía a arrancar dos agentes de movilidad -dependientes del Ayuntamiento para regular el tráfico en Madrid- le dieron el alto tras cruzar sus motos delante del Toyota. Los funcionarios reclamaron a la expresidenta la documentación propia y la del coche para multarle con 200 euros, según la ordenanza de movilidad. "¿Multita y bronquita, ¿no?", aseguran que dijo tras pedir disculpas a los agentes.

La broma no aceleró desde luego los trámites y a la presidenta del PP madrileño debió parecerle que se demoraban en exceso. Es más, que solo buscaban una "foto" del momento de la sanción, según su propias palabras, porque llamaron a sus mandos y a otros agentes sin darle "explicaciones" de por qué debía seguir allí. La dirigente popular se quejó de lo que tardaban y, al parecer, los agentes le respondieron que si tenía algún "problema" con el "procedimiento" llamara a la alcaldesa Ana Botella.

La respuesta no debió tampoco agradar a Aguirre, que acto seguido, según fuentes del caso, soltó a un vigilante: "No les puedo dedicar más tiempo, que tengo prisa, si necesita algo, venga a casa" y arrancó el coche tras quince minutos de espera. El vehículo dioun golpe "sin querer" a una de las motos que "estaba malísimamente aparcada", en la versión de la expresidenta. Un "pequeño roce", según la infractora denunciada, que luego, en una radio, insinuó que el scooter pudo caerse solo.

Persecución


Y ahí comenzó la persecución por Gran Vía y el barrio de Malasaña porque Aguirre ni se paró tras el golpe. Una patrulla de los municipales y una de los agentes le dieron el alto, pero hizo caso omiso y siguió conduciendo a su casa, un palacete cercano en la calle Jesús del Valle, en pleno corazón de la capital, y allí se encerró.

Los guardias civiles que custodian la lujosa vivienda sí dieron la cara y se ofrecieron a rellenar un parte amistoso, a lo que la Policía Municipal se negó ya que no se trataba de un accidente, sino que pretendía denunciarla también por daños y quizás por darse a la fuga. Como Aguirre siguió sin presentarse, los municipales denunciaron a la Aguirre en comisaría.

Según fuentes de la investigación, los agentes no consideraron preciso realizar control de alcoholemia a la expresidenta de la Comunidad de Madrid pues no puso en riesgo la vida de otros conductores ni siquiera durante su huida a casa. En declaraciones al canal 24 Horas y la COPE, Aguirre acusó a los de "bastante machistas" y "viciosos de las multas", por lo que "deberían llamarles agentes de (in)movilidad".

El Ayuntamiento de Madrid no quiso revelar si, además de por daños, los municipales denunciaran a Aguirre por desacato a la autoridad solo dos días después de que la líder de los populares madrileños defendiera en Twitter, a cuenta de los disturbios del 22M, que "una nación que se respete a sí misma no puede permitir que se ataque así a sus policías, que son los últimos garantes de nuestra libertad".

El consistorio que dirige Botella, quien no siempre ha tenido una relación fluida con Aguirre, salió en defensa de la "profesionalidad" de los agentes de movilidad que "tratan a todos los ciudadanos por igual".
'''
$(html_text)
'''Un vehículo policial arrollado, una persecución por las calles del centro de una gran ciudad y una denuncia en comisaría. No es un vídeo más de la Policía de Estados Unidos persiguiendo a un delincuente; es Madrid y la protagonista es su expresidenta autonómica Esperanza Aguirre.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Un vehículo policial arrollado, una persecución por las calles del centro de una gran ciudad y una denuncia en comisaría. No es un vídeo más de la Policía de Estados Unidos persiguiendo a un delincuente; es Madrid y la protagonista es su expresidenta autonómica Esperanza Aguirre.
'''
$(html_text)
  


  • javier05/04/14 00:00
    Que pasa que por ser quien es puede hacer lo que le de la gana? Si la ley es igual para todos y a cometido una infracción que la pague como cualquier ciudadano. Que mas da del partido que sea.Los agentes estaban haciendo su trabajo. 
  • El ojo cuco05/04/14 00:00
    Venga ya ! , cuánta tontería por una tontería !
  • Ascaso04/04/14 00:00
    Hay policías que no se han enterado que siempre han de trabajar y servir a la Autoridad. Vamos a aprender: Esperanza es Autoridad, manifestantes NO son Autoridad, seguimos, un consejo de Empresa o de un Banco es Autoridad, una reunión de trabajadores NO son autoridad. Diferencia principal, a la Autoridad se le sirve a los otros se les puede dar candela.
  • Aragones204/04/14 00:00
    A Rubalcaba esto no le pasa. Mandaría al escolta al cajero mientras espera en el coche oficial. Coche oficial por ser ¿Jefe de la oposición?. Es decir, humo.
  • José04/04/14 00:00
    Si se le ocurre hace esto mismo a cualquier ciudadano de a pié, termina esposado y con los dientes contra el asfalto de la calle.
  • Proskrito04/04/14 00:00
    Los peperos siemPPre tratando de justificar lo INJUSTIFICABLE. . .
  • Yolanda04/04/14 00:00
    que vergüenza que la gente se deje llevar x sus filias o fobias políticas y no sea objetiv@. lo que hizo esta señora es INACEPTABLE y no tiene justificación. ella que es cabeza de su partido en Madrid tendría que poner más atención a éstos comportamientos que cualquier otro ciudadano. y luego los que se manifiestan, hacen escraches o van con una camiseta con mensaje son unos peligrosísimos anti-sistema....
  • Quercus04/04/14 00:00
    #36, y si es en Barcelona lo mismo acabamos esposados y muertos
  • Sancho04/04/14 00:00
    Imaginemos que le contamos a alguien lo sucedido, pero diciéndole sólo que ha sido protagonizado por un político, pero no el nombre del político. De esta manera al no saber de quien se trata juzgaríamos el hecho en si mismo, con independencia de quien hubiera sido su autor. Pero las cosas no son así, pues siempre se dice el nombre del político y según quien sea este y según sean las ideas políticas de quien opine, la opinión será totalmente distinta, aunque el hecho en si, sobre el que se opina sea el mismo. Si el político es afín a las ideas del que opina el hecho no tendrá ninguna importancia , pero si el político no era de la misma cuerda que el que opina entonces será merecedor de las mayores insidias.
  • Para #39 Yolanda04/04/14 00:00
    Yolanda lo que es de VERGÜENZA es que hables sin contrastar la información, no te creas todo que dicen en SALVAME y contrasta.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo