Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Disturbios en Madrid

Los errores que generaron los 10 minutos de caos el 22M

En ese lapso de tiempo se produjeron casi la mitad de los heridos de la Policía.

Europa Press. Madrid Actualizada 25/03/2014 a las 16:57
9 Comentarios

La ayuda a una furgoneta de la Policía Municipal que estaba siendo atacada por los radicales en Recoletos, la repentina aparición de un camión de bomberos en la zona y un error en la transmisión a la hora de situar los enfrentamientos fueron la concatenación de episodios que dieron lugar a unos 10 minutos de caos en los que quedaron desprotegidos los antidisturbios y se produjeron cerca de la mitad de las lesiones en los miembros del Cuerpo Nacional de Policía.

Estos testimonios narran que la Unidad de Intervención Policial (UIP) estableció un perímetro de seguridad en la calle Génova (donde se ubica la sede central del PP) a la altura de la calle del Marqués de la Ensenada. En ese lugar había presencia de antidisturbios, tanto agentes de los trasladados a Madrid con motivo del operativo así como un centenar de agentes de UIP de Madrid a las órdenes del inspector jefe Francisco Javier Virsea.

Con miles de personas ya en la céntrica plaza (donde finalizaba la manifestación), un grupo de radicales comenzó a lanzar objetos y protagonizar enfrentamientos con la Policía en un lateral de la calle Génova. Los agentes procedieron a repeler estos ataques desplazando a los violentos y alejándolos hacía Colón hasta que finalmente fueron repelidas las agresiones en esa zona.

Todos los miembros de la UIP que se encontraban en ese momento en Colón tenían la orden de no abandonar la plaza, una instrucción dada por el máximo jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, José María Ruiz Igusquiza, según las mismas fuentes consultadas. No obstante, miembros del Grupo 7 de la UIP de Madrid avistaron como en Recoletos se encontraba atrapada una furgoneta de la Policía Municipal, que estaba siendo atacada por los radicales y decidieron acudir en su auxilio.

El grupo avanzaba agrupado los metros que le separaba de la plaza hasta la furgoneta atacada cuando se cruzó de forma inesperada un camión de Bomberos en el mismo paseo de Recoletos en dirección a la Plaza de Colón. La aparición de este vehículo fue aprovechada por los radicales, que se parapetaron detrás suyo mientras el grupo de agentes se partió en dos, quedando una minoría aislados y a merced del nutrido grupo de violentos que se abalanzó sobre ellos.

Un 'secreta' se equivocó de lugar

Fue un agente de Información de los que visten de paisano (conocidos vulgarmente como 'secretas') quien dio el aviso de que sus compañeros estaban siendo atacados, según las mismas fuentes. No obstante, en sus indicaciones por medio de la transmisión interna de la Policía dijo que el ataque se estaba produciendo "en la Castellana" en lugar de Recoletos.


Ese error llevó a un mando policial que se encontraba junto al vallado de Génova a enviar a un Grupo de antidisturbios como refuerzo a la Castellana, es decir, en dirección contraria del lugar en el que realmente se encontraban aislados sus compañeros. Al no encontrar ningún agente agredido en Castellana los agentes desplazados volvieron a preguntar por la ubicación inmersos en un creciente desconcierto. En ese momento se escuchó de nuevo por la transmisión que el grupo de agentes acorralados se haya a la altura de la Biblioteca Nacional.

Es entonces cuando se dieron cuenta del error del compañero a la hora de trasladar la ubicación y comenzaron a recular sobre sus pasos hacia el lugar correcto. Además, en ese momento partió un segundo grupo de refuerzo desde Génova. Los testimonios consultados indican que desde que el grupo de agentes acudió en auxilio de la Policía Municipal hasta que los antidisturbios acorralados y agredidos fueron auxiliados por sus compañeros transcurrieron apenas unos diez minutos, pero que ocasionaron en torno a una 30 de lesionados en la Policía Nacional (del total de 67) en los diferentes enfrentamientos.


"Bloqueados", "sin saber qué hacer" 

Estos testigos denuncian que durante ese lapso de tiempo sus responsables Igusquiza y Virsea se vieron "superados por la situación", "bloqueados" y "sin saber qué hacer", pese a que se encontraban sobre el terreno en el momento de los hechos. Asimismo, la narración de los policías coincide en el alto grado de violencia mostrada de los radicales y una gran especialización en técnicas de guerrilla urbana, según dicen, sin precedentes.

Tanto Igusquiza como Virsea son los dos mandos para los que los sindicatos policiales piden su dimisión por la gestión de los incidentes durante la jornada del 22M. El director adjunto operativo de la Policía Nacional, Eugenio Pino, ha admitido que hubo "errores de planificación" en el despliegue que se llevó a cabo para hacer frente a los incidentes violentos que se produjeron el sábado en Madrid a raíz de las 'Marchas de la Dignidad' y ha solicitado información sobre los hechos, en los que decenas de agentes fueron agredidos por manifestantes.

Así lo han explicado a Europa Press representantes de los sindicatos que se han reunido este lunes con Pino en la Dirección General de la Policía. "Han abierto una información para depurar responsabilidades" al considerar que "hubo fallos de planificación", porque "no se puede quedar nunca un grupo aislado con casi 400 radicales", ha indicado el secretario de comunicación de la Confederación Española de Policía (CEP), Antonio Labrado.

Esta información reservada es la antesala a una posible investigación más en profundidad en el caso de que la Policía considere que hay elementos suficientes para ello. Por ello, desde la Dirección General de la Policía han solicitado informes a todos los responsables policiales que tuvieron algún nivel de implicación en los incidentes del sábado.


  • Pablo García27/03/14 00:00
    #8 No mientas,En Valencia, las actos vandálicos empezaron al término de la manifestación como siempre, lo que pasó en Madrid que empezaron los radicales antes de que terminara la manifestación es una novedad. Si estas en el grupo donde están los violentos y te cae un porrazo o pelotazo ya seas un encapuchado o una jovencita asúmelo. A la gente de bien que no se junta con esta chusma no les pasa.
  • Alejandro26/03/14 00:00
    Victor...no creo que hayas estado ni en Cuencas mineras ni en astilleros, a la policía no se le dejó actuar ni usar material, los radicales están organizados pero no tanto como para superarlos de esa manera si hubiera un mínimo de voluntad política y de sus mandos. Si se hubiera actuado como marcan los protocolos os quejaríais de fascismo y brutalidad, hipocresía en grado máximo. En cuanto a lo de apalear jovencitas deja de expresar tus oscuros y perversos pensamientos y lávate la boca antes de hablar de un cuerpo policial que tanto desconoces.
  • Vi a Olencia26/03/14 00:00
    El derecho a protestar del ciudadano es como el de un niño, que puede estar en desacuerdo con las decisiones de los adultos que gobiernan su vida y protestar con energía, pero si se pasa de la raya con la rabieta al que más y al que menos se le escapa una colleja, lo castiga y le deja llorar su frustración. Está también el diálogo, por supuesto y las manifestaciones pacíficas para denunciar lo que no aceptamos pero sobre todo para reclamar lo que necesitamos como pueblo soberano. Pero no se nos escucha, las decisiones no las toma el pueblo aunque sí las sufre.Esa frustración acumulada estalla. Cuanta más represión se emplee para eliminarla, más crecerá. Bastaría con que el gobierno realmente nos representara.
  • No mientas26/03/14 00:00
    Alejandro, lo de apalear jovencitas está grabado, ¿Te acuerdas de las valerosas actuaciones de tus colegas en Valencia?. Panda de cobardes
  • liborio25/03/14 00:00
    Opino lo mismo del cese inmediato como dice j.lombardo, los mandos directivos de los cuerpos de seguirdad deberían estar mucho mas instruidos en tácticas, ya sean militares o no, y por lo que veo cada día las manifestaciones serán mas duras. A mi juicio siendo que las unidades estaban tan separadas y divididas deberían haber replegado y unir el cordón policial
  • Victor25/03/14 00:00
    #1 Eso, que vuelvan los grises. Aquí el problema es otro: durante estos últimos años hemos visto la "eficacia" de los antidisturbios apaleando a crías de instituto, personas mayores, pacifistas y en general a ciudadanos honrados que huyen despavoridos ante una carga policial. Si comparamos con las imágenes de los conflictos en los astilleros o en las cuencas mineras, vemos que ahí la actuación de la policía es completamente opuesta, nada de cargar, y mantenerse a una distancia prudencial que esos las devuelven. Y en estos incidentes ha ocurrido eso, la policía se esperaba un apalizamiento tranquilo de ciudadanos pacíficos y se encontraron con una panda de cabrones violentos bien pertrechados y organizados y que dejaron al aire todos sus fallos técnicos y profesionales. Cuando cargas contra gente pacífica, aunque cometas errores tácticos no pasa nada, cuando cargas contra auténticos violentos los errores se pagan muy caros.
  • purple25/03/14 00:00
    Al ministro Jorge Fernández se le van acumulando las explicaciones, con algo de sentido común o con algo de sentido. Al menos 3 de los 10 mandamientos no los cumple y 2 de los pecados capitales tampoco. "Un secreta se equivocó de lugar", ya tienen ahí a un "cabeza de turco". La muleta -asesina, es una fotografía del día 20 de marzo; las bolas metálicas, son de una fotografía de abril de 2013 Quizá sería mejor que lo explicara todo Dña. María Dolores de Cospedal (en diferido, en forma de simulación), Floriano ( el "Luisma, que le llaman), SSdeS (gran actriz) o tal vez debiera dar explicaciones el mismísimo presidente. El daño que este Gobierno está causando a la "Democracia" está resultando ya demasiado peligroso para los ciudadanos. Tantas mentiras y "trapacerías", deberían tener un castigo legal, no sólo el de las urnas.
  • ciudadano25/03/14 00:00
    VICTOR, pues viendo lo visto es necesario que sean instruidos con tacticas militares. Por el bien propio de los policias, que no olvidemos son personas que cumplen su trabajo, y también por el bien del resto de ciudadanos.
  • j.LOMBARDO25/03/14 00:00
    Cese inmediato de esos dos mandos que no estuvieron a la altura de las circunstancias .Visto lo acaecido y la falta de respuestas de los dos mandos en situaciones que suelen darse en las intervenciones de esas unidades, creo que los mandos y demás policías,  deben de ser instruidos y formados militarmente.  Es decir como las extintas Compañías de Reservas Generales,  de no hace muchos años. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual