Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Muerte de 15 inmigrantes en Ceuta

Un error al estimar la profundidad del mar contribuyó a la tragedia de Ceuta

El secretario de Estado de Seguridad ha descartado las pelotas de goma como causa.

Efe. Madrid Actualizada 19/03/2014 a las 21:00
0 Comentarios
Francisco Martínez, antes de su comparecencia

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha atribuido la muerte de 15 subsaharianos en la tragedia de Ceuta a la combinación de varios factores, como la entrada en masa y un error de apreciación en la profundidad del agua (2,11 metros) cuando muchos de los inmigrantes no sabían nadar.

Martínez, en una exhaustiva explicación del suceso del pasado 6 de febrero, que en su exposición inicial ha superado las dos horas, ha descartado una relación causa-efecto entre el lanzamiento de pelotas de goma por parte de la Guardia Civil y los fallecimientos.

Sin embargo, ha atribuido la tragedia a la combinación de algunos factores, entre ellos que los inmigrantes creyeran que la profundidad del agua a la altura de espigón del Tarajal iba a ser similar a la del 17 de septiembre de 2013, cuando 91 inmigrantes pudieron entrar a esa misma hora (en torno a las 7.30 horas) porque la marea estaba baja y la altura del agua era de 1,45 metros.

Sin embargo, el día 6 de febrero había a esa hora pleamar y la profundidad de agua era de 2.11 metros, lo que unido a que los inmigrantes en su mayoría no sabían nadar, la entrada en masa y a la carrera, la excitación y el cansancio y la escasa visibilidad, pudo contribuir a la tragedia, según las conclusiones de Interior.

Y en esas conclusiones, los responsables de este departamento aportan un argumento más para descartar que las pelotas de goma fueran causa de las muertes, ya que en los cadáveres no se aprecia lesiones.

Según ha explicado Martínez, en el asalto de septiembre los inmigrantes ya cambiaron la ruta e intentaron entrar andando por el mar, lo que consiguieron 91 subsaharianos.

Una nueva modalidad de entrada que precisamente quisieron intentar 200 inmigrantes el pasado día 6 de febrero, buscando un "efecto sorpresa" y obligando a la Guardia Civil, que esperaba que el asalto fuera por la valla, a desplazarse a la carrera por "espacios laberínticos" para poder llegar hasta las proximidades del espigón.

Pero antes, los subsaharianos también evitaron enfrentarse a las fuerzas de seguridad marroquíes desplegadas en la conocida como "la explanada de los taxis", por donde en otras ocasiones intentan llegar los inmigrantes al perímetro fronterizo.

Para Martínez, uno de los aspectos clave fue la falta de previsión de los inmigrantes, que no calcularon el estado de la marea al estar convencidos de que sería igual al de septiembre y, por tanto, la escasa profundidad del agua les permitiría llegar andando a la playa ceutí.

Pero mientras el día 17 de septiembre de 2013 a las 7.30 la marea estaba en su nivel más bajo, el 6 de febrero pasado a esa misma hora había pleamar en su nivel más alto.

Además, al entrar en masa al agua y a la carrera se impedía a las fuerzas de seguridad que paralizaran el avance de un grupo en "evidente estado de excitación", "sin orden ni concierto", "dispuestos a que nadie ni nada les detenga" y "convencidos de que el agua les llegaría al pecho".

Sin embargo, el agua tenía más profundidad, muchos no sabían nadar y la escasa visibilidad confirmaba la peor de las situación, ha continuado Martínez, quien ha concluido que ante ese cúmulo de circunstancias la tragedia "no pudo evitarse".

Además, en un primer momento no había agentes de la Guardia Civil en esa zona para auxiliarles porque se estaban moviendo desde el perímetro de la valla hacia el espigón.

Martínez ha querido dejar claro que la Guardia Civil intentó en todo momento cumplir con su misión custodiar la frontera e impedir la entrada irregular, a la vez que respetar los derechos de los inmigrantes y velar por su integridad.

Tal y como se observa en las imágenes, ha indicado Martínez, los medios antidisturbios se usaron con finalidad disuasoria y no hubo orden alguna de acción represiva.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual