Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Delegada del Gobierno en Madrid

Los médicos que tratan a Cifuentes confirman que evoluciona bien y ya le están retirando la ventilación mecánica

La delegada está actualmente consciente, habiéndose iniciado el protocolo de desconexión de ventilación mecánica.

Europa Press. Madrid Actualizada 30/08/2013 a las 17:38
3 Comentarios
CifuentesEFE. JAVIER HERRAEZ

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que ingresó en el hospital La Paz hace diez días tras sufrir un accidente de moto en la capital, continúa evolucionando favorablemente del traumatismo torácico grave con el que ingresó. 

Así lo señala el parte médico remitido este viernes, el segundo tras el firmado el día después del ingreso. Asimismo, los médicos que tratan a la delegada señalan que en la actualidad está consciente, habiéndose iniciado el protocolo de desconexión de ventilación mecánica. No obstante, por el momento la paciente seguirá recibiendo atención de sus "graves lesiones" en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario.

Además de comenzar a respirar por sí mismo, hoy viernes ha comenzado a ingerir algunos alimentos, han añadido fuentes de la Delegación, que subrayan la "sorprendente evolución" que para los facultativos está teniendo Cristina Cifuentes. De hecho, en la última semana la representantes de Gobierno central en Madrid ha experimentado una "notable mejoraría" de sus funciones pulmonar, cardiaca y renal, por lo que consecuentemente se le ha reducido la administración de medicamentos.

Asimismo, los médicos le han disminuido la sedación de manera progresiva y permanece consciente cada vez más tiempo. Cifuentes ingresó con siete costillas rotas (de las 3 a la 10), traumatismo torácico grave y hemoneumotórax. La prueba neurológica que le practicaron no detectó daños craneoencefálicos.

La delegada recibe cada día la visita de muchas personas, algunas de ellas anónimas (muchos policías y guardias civiles) y a título individual, y otras muy conocidas como en el día de hoy la del director general de la Policía y el director general de la Guardia Civil, Ignacio Cosidó y Arsenio Fernández de Mesa, respectivamente.

Este miércoles se acercó hasta el hospital el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, y el exvicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que sufrió hace dos años un accidente de moto, del que se recuperó en el mismo hospital. Previamente había recibido la visita de la vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, entre otras personalidades.


  • tanlejosytancerca02/09/13 00:00
    Estoy en las antipodas de la política que defiende esta mujer y sobre todo de cómo lo hace, pero los comentarios y barbaridades que se están haciendo / diciendo sobre su accidente me parecen lamentables. ¿que principios y que políticas defienden los que son capaces de desear una muerte? ¿que alternaiva proponen los que se dedican a provocar altercados en un hospital en una situación asi?
  • cabreado01/09/13 00:00
    No te equivoques #1 elpapus, a las personas no se les odia por tener un cargo o ser del PP, se es puede odiar por sus hechos, y esta sra. ha hecho y dicho verdaderos disparates con la sanidad publica, y el que siembra vientos, recoge tempestades. En cuanto a los principios eticos y morares me parece una sandez de tomo y lomo, los princios y la etica hay practicarlos con el ejemplo de uno mismo, Toma nota que igual te sirve para ti.
  • elpapus31/08/13 00:00
    No me cae bien pero la manifestación de los medicos contra ella por usar un hospital público caundo el gobierno regional quiere privatizar la gestión me parece despreciables, cuánto odio. Cuando ella es delegada del gobierno. La odian porque es del PP. Sin principios éticos ni valores morales.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual