Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Reformas

Rajoy cuestiona el plan del PSOE porque obligaría a España a someterse a condiciones de países rescatados

El presidente del Gobierno emplaza a Rubalcaba a apoyar al Gobierno en reformas estructurales pendientes como las pensiones o las administraciones públicas.

Europa Press. Madrid Actualizada 06/05/2013 a las 21:56
0 Comentarios
El presidente prefiere otras "fórmulas", como continuar la reestructuración del sector financiero.EFE/J.J. GUILLÉN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes al secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, que financiar el plan del PSOE de utilizar 30.000 millones del rescate bancario para créditos obligaría a España a someterse a las condiciones de los países rescatados.

"Eso supone un cambio en la condicionalidad macroeconómica. El hecho de pedir recursos impone obligaciones a nuestro sector financiero y supondría algo parecido a las obligaciones que se imponen a otros países que han pedido dinero y que se conoce tradicionalmente como rescate", ha declarado Rajoy tras reunirse en el Palacio de la Moncloa con el primer ministro italiano, Enrico Letta.

Así ha valorado la propuesta que ha presentado Rubalcaba de utilizar 30.000 millones de euros del rescate bancario del Mecanismo Europeo de Estabilidad para facilitar créditos que reactiven la economía real y permitan a las familias con dificultades renegociar sus hipotecas.

Frente a esa propuesta del PSOE, el jefe del Ejecutivo ha apostado por otras "fórmulas", como continuar la reestructuración del sector financiero; poner a disposición de las empresas 45.000 millones a través del ICO, que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ayude a las pymes, o ver cuáles son las fórmulas de financiación que estudia el Banco Central Europeo (BCE).

"Yo también tengo mis propuestas"

Al hilo del plan del PSOE, Rajoy ha subrayado que él también tiene sus propuestas, que se incluyen en el Plan Nacional de Reformas (PNR) y el programa de estabilidad aprobado el pasado 26 de abril en el Consejo de Ministros.

Después ha pasado a enumerarlas. En primer lugar, el jefe del Ejecutivo ha apostado por reducir el déficit público porque, según ha dicho, sin consolidación fiscal es "lisa y llanamente imposible" crecer y crear empleo.

En este punto, ha calificado de "muy importante" el hecho de que la UE haya avalado una senda "más tranquila" para cumplir los objetivos de déficit, algo que, ha proseguido, implica que no habrá que hacer "ajustes por importe de 18.00 millones más". "Eso supondría subir impuestos, reducir gastos o ambas cosas a la vez", ha proclamado.

En segundo lugar, ha señalado que su formación va a seguir haciendo reformas estructurales, entre las que ha citado la reforma para garantizar la sostenibilidad de las pensiones, la reforma de las administraciones públicas, la reforma local o la relativa a la unidad de mercado.

En tercer lugar, ha defendido que esas reformas también se hagan a nivel de la UE, ya que, en su opinión, es necesario avanzar en la unión bancaria y en la integración europea. También ha apelado a la necesidad de que se resuelvan "algunos problemas de liquidez" y ha asegurado que respalda la idea formulada por el presidente del BCE, Mario Draghi, de buscar fórmulas para mejorar la financiación de las pymes de la eurozona.

Debate sobre los pactos de Estado

Ante el debate abierto sobre la conveniencia de alcanzar pactos de Estado para salir de la crisis, Rajoy se ha mostrado abierto a alcanzar acuerdos, pero ha querido dejar claro que se opondrá a aplicar políticas que han llevado a España a la actual situación. "Lo único que no se puede hacer es volver a las políticas que nos han traído hasta aquí --ha enfatizado--. Eso no es una buena política y no podemos hacerlo en el futuro".

De hecho, ha dicho que le habría gustado que el PSOE, que ahora "ofrece" acuerdos, hubiera apoyado en el Parlamento alguna de las medidas impulsadas por el Gobierno, como la reforma laboral, las preferentes, el decreto para frenar desahucios o la ley de estabilidad presupuestaria.

Sin embargo, ha añadido que el PSOE está a tiempo de respaldar las reformas pendientes, como la de pensiones o la de administraciones públicas. "Por tanto, hay magníficas oportunidades para que se apoye al Gobierno y para que lleguemos a un entendimiento y yo, como siempre ha sido mi forma de comportarme, estoy dispuesto a escuchar a quien quiera", ha aseverado, si bien ha querido dejar claro que rechazará políticas económicas que "han traído a España hasta aquí".

Destaca la disposición del Rey a colaborar

Después de que el Rey haya animado a Rajoy y Rubalcaba a consensuar políticas de empleo, el presidente del Gobierno ha señalado que él "siempre" ha encontrado en el Monarca "preocupación" por los problemas de España y disposición a "colaborar" en todo aquello que sea necesario para abordarlos, con mensajes "de entendimiento y de concordia" entre los españoles.

"El Rey ha sabido llenar de contenido y de buenos oficios el papel que le ha tocado desempeñar", ha dicho, para recordar que los portavoces de Zarzuela han "matizado" las declaraciones emitidas asegurando que Don Juan Carlos no ha propuesto pactos de Estado concretos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual