Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso Nóos

La Casa Real afronta la delicada situación de la imputación de la infanta

La imputación de la hija menor del Rey coloca en una delicada situación a la Casa Real que está inmersa en un proceso para mejorar su comunicación pública y avanzar en transparencia.

Efe. Madrid Actualizada 03/04/2013 a las 18:00
0 Comentarios
La Infanta Cristina, acompañada de su esposo Iñaki Urdangarín, sus hijos y los padres de IñakiEFE

La imputación de la infanta Cristina en el Caso Nóos coloca a la hija menor del Jefe del Estado en una delicada situación, inédita en la historia reciente de España, y que a partir de ahora deberá afrontar la Casa del Rey, inmersa en un proceso para mejorar su comunicación pública y avanzar en la transparencia.

A la luz de la instrucción del caso Nóos, entre las hipótesis de trabajo manejadas por la Casa Real figuraba la posibilidad de que doña Cristina fuera imputada, después que ya lo hubiera sido su marido, a finales de 2011, y más recientemente el secretario de las infantas, Carlos García Revenga.

Tras prestar declaración Urdangarin en dos ocasiones ante el juez José Castro, el instructor finalmente decidió imponerle una fianza millonaria junto a su exsocio Diego Torres, igualmente imputado, en tanto que para Carlos García Revenga no tomó decisión alguna tras escuchar su testimonio.

Recurso de la Fiscalía a la imputación

Al margen del éxito que tenga el recurso de la Fiscalía a la imputación, en principio el siguiente paso de trascendencia judicial será su declaración en el juzgado de instrucción número 3 de Palma, el próximo 27 de abril, al que doña Cristina podrá acudir acompañada de su abogado.


Habrá que esperar a entonces para saber si el juez, tras interrogar a la Infanta, adopta algún tipo de medida, como ya hizo con su marido, o no lo hace, como ha ocurrido con García-Revenga.

Despliegue de medios

Y si el paso por el juzgado de Urdangarin y los demás convocados por el juez provocó un despliegue sin precedentes de medios de comunicación en los juzgados de Palma, la presencia de doña Cristina no lo será menos, con una previsible gran repercusión mediática.

Este es el panorama que se le presenta a la Casa Real para las próximas semanas, mientras se mantiene la agenda oficial de trabajo del resto de la Familia Real, con excepción de Don Juan Carlos, en fase de recuperación tras su operación de hernia discal del 3 de marzo.

Desde el episodio de la polémica cacería del Rey en Botsuana en abril de 2012, cuando el Monarca sufrió una caída que obligó a operarle de la cadera, la Casa del Rey inició un proceso con el que ha tratado de dar mayor transparencia a su gestión, actividades y presupuestos, con una nueva página web y canal propio en Youtube.

Entre tanto, las reacciones por la instrucción del caso Nóos, y especialmente por los correos electrónicos de Iñaki Urdangarin difundidos por su exsocio han ido desde las más estrictas críticas políticas hasta decisiones de instituciones, como el Ayuntamiento de Palma, para retirar el nombre de la calle dedicada en esta ciudad a los duques de Palma o pedirle que dejara de usar el título.

De manera oficial, la Casa del Rey ha mantenido durante todo este tiempo una prudente distancia institucional sobre todas las repercusiones del caso Nóos, a la espera de los pasos que iba dando el juez, aunque también ha tomado sus propias medidas, como retirar a Urdangarin de la relación de perfiles de su página web.

En todo caso, desde la institución se ha insistido en los últimos meses en que nadie de la Casa ni de la Familia Real había presionado o intentado convencer a la Infanta Cristina para que renunciara de algún modo a sus derechos o estatus o incluso a que se divorciara, tal y como apuntaban insistentes rumores recogidos por los medios.

La Casa también consolidó el argumento del llamado "núcleo central" de la Familia Real, compuesto por los Reyes y los Príncipes, de manera que en los actos oficiales de relevancia ellos ocupan los puestos protocolarios, sin las Infantas.

Es algo que se vio por vez primera en el desfile y la posterior recepción del Palacio Real con motivo del la Fiesta Nacional, el pasado 12 de octubre, donde estuvo presente la infanta Elena, pero no en los lugares reservados tradicionalmente para la Familia Real.

La infanta Cristina no ha estado en el último año presente en ningún acto oficial, a diferencia de su hermana, por lo que su imputación no tendrá mayor repercusión en la agenda institucional. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual