Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Según Salvamento Marítimo

Salvamento dice que alejar el 'Prestige' de la costa dificultó el rescate

El jefe de coordinación calificó de "bendición" la decisión del capitán de permanecer en el barco para colaborar en las labores de rescate.

Efe. La Coruña Actualizada 11/12/2012 a las 14:17
1 Comentarios

José Pose Vaquero, jefe del centro zonal de coordinación de salvamento de Fisterra en 2002, cuando se produjo el accidente del 'Prestige', ha dicho en la mañana del martes que alejar el petrolero de la costa dificultó notablemente las labores de rescate y ha afirmado que la decisión de capitán de permanecer a bordo fue "una bendición". 

Pose ha comparecido en calidad de testigo ante el tribunal de la Audiencia Provincial de A Coruña que juzga los daños causados por la catástrofe medioambiental del 'Prestige' en noviembre de 2002 frente a las costas gallegas con el vertido de más de 67.000 toneladas de fuel pesado.

El entonces jefe del centro zonal de coordinación de salvamento de Fisterra ha relatado ante el tribunal la actuación de los equipos de rescate durante las primeras horas de la crisis, a partir de que sobre las 15:00 del 13 de noviembre de 2002 el barco empezara a zozobrar.

Ha insistido en que, en principio, la prioridad era alejar el buque de la costa porque el riesgo de encallamiento era "crítico", pero fue algo que dificultó las labores de salvamento, ya que retrasaba le llegada de remolcadores y helicópteros.

"Estaba extrañado de que se alejase el barco de la costa por lo que dificultaba el salvamento", ha puntualizado Pose, quien ha declinado opinar sobre la decisión final de llevar el 'Prestige' mar adentro por no entrar en sus competencias, aunque sí ha puntualizado que le pareció una medida "coherente".

Pose ha asegurado que desde Salvamento Marítimo se pusieron "todos los medios disponible" para salvar el barco pese a lo dañado que estaba y ha calificado de "bendición" la decisión del capitán, el griego Apostolos Mangouras, de permanecer en el barco para colaborar en las labores de rescate.

Ha explicado que "no es normal" que miembros de una tripulación decidan quedarse en un buque en un accidente como el que sufrió el 'Prestige' por el riesgo que entraña para sus vidas.

Preguntado por la posibilidad de llevar el 'Prestige' a un puerto refugio, este experto en salvamento tampoco ha querido opinar y ha señalado que en ningún momento se le consultó en este sentido.

"Nosotros somos salvadores y nos limitamos a intentar salvar el barco", ha apostillado.

Ha señalado que en un primer momento vio factible el salvamento del barco y de su carga, aunque el deterioro posterior que sufrió anuló esta posibilidad.

Pose ha abierto en la mañana del martes la ronda de comparecencias de los casi cien testigos citados en la causa que juzga los daños causados por el 'Prestige', la mayor catástrofe medioambiental que ha sufrido España.

Durante la jornada del martes también está prevista la comparecencia del capitán marítimo de A Coruña en 2002, Miguel del Real Abella.

Los tres acusados en la causa son el exdirector general de la Marina Mercante José Luis López Sors; el capitán del 'Prestige', Apostolos Mangouras, y el jefe de máquinas del petrolero, Nikolaos Argyropoulos, ambos de nacionalidad griega.

También está acusado en este proceso el primer oficial del barco, Ireneo Maloto, de nacionalidad filipina y que actualmente se encuentra en paradero desconocido.

Si en algún momento Maloto fuese localizado, sería juzgado de manera independiente al resto de los imputados.

El Ministerio Fiscal reclama por la 'marea negra' provocada por el hundimiento del 'Prestige' indemnizaciones por daños que suman 4.442 millones de euros.


  • Miguel11/12/12 00:00
    La decisión de remolcar el buque averiado pero aún operativo mar adentro en pleno temporal y con el oleaje golpeando la grieta abierta fue una decisión suicida, y prueba de ello es que durante varios días su estructura aguantó con mínimos daños hasta que el envite continuo de la mar lo partió en dos, cosa que no habría podido ocurrir de ningún modo en aguas abrigadas. Hace bien el primer oficial en no comparecer, porque no hay garantía alguna de un juicio justo, cuando en Galicia vuelven a gobernar aquellos mismos que dieron esta orden absurda, y son partes interesadas en buscar una cabeza de turco. Capitán y primer oficial se expusieron a morir para mantener el barco estabilizado a pesar del ofrecimiento de ser rescatados en helicóptero. Deberían recibir un premio en lugar de convocarse como acusados. Cualquiera que estudie en profundidad el caso verá las falsedades publicadas una y otra vez en España. El barco pasó todas las revisiones reglamentarias y tenía el nivel de corrosión autorizado con el que cientos de petroleros están navegando en este momento el mar. Una pequeña avería se convirtió en un desastre ecológico y económico de primera escala, tapado con subvenciones públicas, por el mismo partido que hoy recorta las migas presupuestarias de las ayudas a los comedores escolares.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual