Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tragedia en el Madrid Arena

Jóvenes denuncian que los controladores de la fiesta en el Madrid Arena no les dejaban salir

Hasta una hora y media tardaron en salir varios de los asistentes a la fiesta de Halloween que terminó causando la muerte de cinco jóvenes.

Efe. Madrid Actualizada 30/11/2012 a las 17:54
2 Comentarios
'Agolpamiento' en el pasillo que comunica con la pista central del recintoEFE

Varios jóvenes que acudieron a la fiesta del Madrid Arena han manifestado que los controladores del interior del recinto no les permitieron salir a pesar del peligro que suponía el agolpamiento de cientos de ellos en determinadas zonas, por lo que algunos decidieron no hacerles caso para poder escapar. 

Hasta una hora y media tardaron en salir varios de los asistentes a la fiesta de Halloween de la avalancha que se produjo en un vomitorio y que finalmente causó la muerte de cinco jóvenes, según consta en el sumario del caso.

"La avalancha de gente te llevaba de un lado a otro, no podías moverte por tu propia voluntad, sino que era la gente la que te movía de un lado a otro con golpes, sin que pudieras evitarlo", relata Cristina, una joven que junto con otros amigos intentó llegar hasta una puerta con el cartel de "salida" en verde e iluminado, que se encontraba cerrada.

Ante ella había una gran cantidad de gente que también quería salir, pero un vigilante les dijo que por allí no podían pasar y que esa puerta "no se iba a abrir", que fueran por otra, a la que tardaron media hora en llegar debido a la gran cantidad de personas que se hacinaban ante ella, algunas "desmayadas, con rastros de sangre".

"Esto es una locura, salid de aquí, que os vais a morir", les gritó entonces otro vigilante, que les señaló otra salida que estaba en la zona de la que habían venido.

En su declaración, la joven asegura que en su recorrido se encontró con varias puertas con el cartel de salida, pero todas cerradas.

Cristina sufrió fisura en la parte del esternón, pérdida de parte de una muela, dolores en las zona de las costillas y en el pie izquierdo.

Otra joven que quedó atrapada en el vomitorio en el que se produjo la avalancha, Alejandra, relata que los aprisionados "hacían uso de toda su fuerza, llegando incluso a morder, tirar del pelo, arañarse y darse puñetazos entre sí para salvar sus vidas".

Relata que el lanzamiento de unabengala empeoró la situación, "impidiendo respirar a los presentes"; ella se desmayó y finalmente pudo subir al marco de una puerta con la ayuda de un amigo.

Allí estuvo 30 minutos, hasta que varios particulares ayudaron a resolver la situación, ya que "los encargados de seguridad del local solo empujaban a los allí presentes agravando la situación".

Esta joven también se dirigió a una puerta que estaba cerrada y en la que dos vigilantes le negaron la entrada, aunque finalmente la dejaron pasar al ver las lesiones que sufría.

Otra joven, Lucía, explica que al tratar de acceder a la pista central junto a unas amigas vio que había demasiadas personas y el grupo trató de retroceder, pero en el túnel se habían acumulado numerosos jóvenes entrando y saliendo, por lo que quedaron inmovilizadas y se protegieron como pudieron, "colocando los brazos a modo de escudo".

Así estuvieron una hora, hasta que pudieron moverse y llegar a un pasillo "que tenía una valla que impedía el paso hacia la salida", donde dos vigilantes de seguridad que no les dejaron pasar, por lo que finalmente su grupo de amigas pasó sin su consentimiento, llegando a una zona en la que pudieron recuperarse.

A continuación fueron a buscar una amiga que se había desvanecido y había sido ayudada por un chico, y al tratar de salir del recinto no localizaron ninguna salida porque, por lo que optaron por saltar varias vallas, que es lo que vieron hacer a otros jóvenes para poder huir.


  • MI PESAME02/12/12 00:00
    Mi pesame a las familias de esta chicas. Esto es algo que como siempre no deberia haber pasado, pero que por desgracias no será la última vez. Solo hay que darse una vuelta por los garitos del casco viejo o cualquier pub. Las salidas de emergencia bloqueadas, mal señalizadas, y eso si las hay. Pero esto es lo que ha habido siempre y solo nos echamos las manos a la cabeza cuando pasa algo así. Y ahora los sinvergüenzas de turno, desde los responsables del ayuntamiento hasta las empresas contratantes, echandose la culpa unos a otros. Todos condenados, seguro que cada uno tiene su punto de responsabilidad y ¿no es competencia del ayuntamiento, en nuestro caso zaragoza, controlar que se cumplan las normas de seguridad en bares y discotecas? Pues ala a trabajar y que los responsables se paseen cada fin de semana por una zona distintas, pero nada de poner multas, que con pagarlas ya esta arreglado y les sale más barato que arreglar lo que corresponde, nada de eso que les cierren el local y así seguro que espabilan. Como bien dice el comentario 1, hay esta el ejemplo de la Flyng y aunque cadenas no hay en las salidas seguro que muchas de ellas estan obstaculizadas.
  • Jose (de Aragón).01/12/12 00:00
    Que en algunos sitios haya salidas de emergencia bloqueadas para que directamente no se puedan abrir, es lo más normal: están hartos de que gente de dentro las abra para colar a los colegas que esperan fuera para entrar. Y esto, léase discotecas, campos de fútbol, salas de fiesta... ¿Os acordáis de Flyng, que incluso había rejas con cadenas en las "salidas de emergencia"?. Las fotos estaban ahí... nada me invento. Hoy, no hay rejas con cadenas: las puertas, se traban de otra manera menos descarada.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual