Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones vascas

De las armas...¿a la política?

Un aniversario que coincide con la jornada de reflexión de las elecciones vascas, que arrojarán, como casi nadie duda, un buen resultado para la izquierda abertzale.

Efe/ Sagrario Ortega. Madrid Actualizada 19/10/2012 a las 22:32
1 Comentarios

Este sábado se cumple un año del comunicado en el que ETA anunció el cese definitivo de la violencia. La banda no ha ofrecido en este tiempo ningún síntoma de rearme y, aunque la vía política se impone en la organización, todo parece indicar que su disolución aún está lejos de producirse.

Un aniversario que coincide con la jornada de reflexión de las elecciones vascas, que arrojarán, como casi nadie duda, un buen resultado para la izquierda abertzale, aunque la incógnita sobre cómo será el futuro Gobierno vasco se extenderá probablemente más allá de la cita del domingo.

Precisamente, bajo la marca de "Amaiur" la izquierda abertzale consiguió instalarse en el Congreso de los Diputados justo un mes después del comunicado de ETA y, desde entonces, ha tenido algún gesto de acercamiento a las víctimas, como la presencia del diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, al homenaje de una de ellas.

A cuentagotas, la izquierda abertzale ha ido lanzando mensajes de "pesar" por las consecuencias que la acción armada de ETA ha provocado a lo largo de su historia.

Del otro lado, el Gobierno de Mariano Rajoy, que ha repetido hasta la saciedad que no negociará nunca con la banda, se ha limitado a anunciar un plan de reinserción de los presos etarras, a quienes exige arrepentimiento y desvinculación total de ETA.

No se sabe de momento los resultados que pudiera estar teniendo ese plan para un colectivo que sigue siendo el "caballo de batalla" de la dirección de ETA y que, según fuentes de la lucha antiterrorista, se está resquebrajando como grupo, con una apuesta mayoritaria por la vía política y más centrado en resolver de forma individual su situación carcelaria.

Lo cierto es que a lo largo de este año se ha apreciado una "calma chicha" en materia terrorista, sólo perturbada por el caso del etarra Iosu Uribetxebarria Bolinaga, enfermo terminal, que provocó un revuelo político y judicial e, incluso, fricciones internas en el partido del Gobierno, el PP.

Mientras, las víctimas siguen manteniendo su escepticismo ante el final de ETA, convencidas de que la organización no tiene intención alguna de entregar las armas ni de disolverse.

Y no solo eso. Como expresó recientemente la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, las víctimas temen que la banda adquiera más poder económico y más capacidad de información a medida que la izquierda abertzale aumente su presencia en las instituciones.

Las fuerzas de seguridad dedicadas a la lucha antiterrorista son más optimistas y, aunque también creen que ETA tardará en disolverse de forma definitiva, consideran que ya no hay vuelta atrás en un proceso "irreversible".

Sólo una escisión o cambio en la dirección de la banda podría entorpecer el proceso, estiman, aunque de momento la cúpula, dirigida en su comité ejecutivo por el líder histórico José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", apuesta claramente por la vía política.

En cualquier caso, los investigadores no aprecian ningún síntoma de rearme en la organización ni movimientos para formar comandos, y aseguran que los etarras -hay más de cien huidos en Francia- están más preocupados por resolver su situación personal.

Nadie ha bajado la guardia, aunque es inevitable un cierto relajamiento en algo que ya ha dejado de ser rutinario, como mirar debajo de coche o llevar escolta.

Durante este año, las Fuerzas de Seguridad han detenido a 28 presuntos etarras, de los cuales 16 fueron arrestados en Francia, cuatro en el Reino Unido, cinco en España, dos en Bélgica y uno en Italia.

Y un año después del comunicado, los partidos con representación parlamentaria han lanzado el mismo y unánime mensaje: que ETA siga avanzando hacia su disolución final y entregue las armas.

ETA no mata en España desde agosto de 2009 y en Francia desde marzo de 2010. Y eso se nota. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), pulsómetro de la preocupación de los españoles, es fiel reflejo del segundo plano al que ha pasado el terrorismo.

Si en noviembre del año 2000, éste era la primera preocupación para el 80,1 por ciento de los ciudadanos, doce años más tarde ese porcentaje ha quedado reducido al 1,1 por ciento, aunque el atentado de la T-4 a finales de 2006 volvió a colocarlo en el primer puesto durante unos meses.

Desde septiembre de 2009 ni siquiera es ya el tercer problema. Los españoles, sumidos en una grave crisis económica, piensan más en otras cosas.


  • Tiempos nuevos.20/10/12 00:00
    Vamos a asistir después de 40 años de terrorismo de E.T.A. a las primeras elecciones donde no va a ver coacciones y donde por fín la democracia da voz a todas las opciones políticas del País Vasco. Ahora podemos ver quien son los derrotados en democracia .Aceptaremos el plebiscito popular.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual