Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Secuestradas en Kenia

Un año sin Montserrat y Blanca

Un año después del secuestro de las cooperantes españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut en Kenia prosiguen las gestiones para conseguir liberarlas.

Belén Gil (Efe). Madrid Actualizada 13/10/2012 a las 13:58
2 Comentarios

Un año después del secuestro de las cooperantes españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut en Kenia el Ministerio de Asuntos Exteriores y Médicos sin Fronteras (MSF) prosiguen con extrema cautela y discreción las gestiones para conseguir liberarlas del cautiverio.

Blanca y Montserrat fueron secuestradas el 13 de octubre del año pasado en el campamento de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia), a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia, cuando viajaban en un vehículo que fue asaltado a tiros por un grupo armado.

Ambas se encuentran retenidas desde entonces en contra de su voluntad en Somalia, según Médicos sin Fronteras, que ha reiterado en un comunicado hecho público en su web su "indignación y pesar" por este "acto de violencia" y ha renovado la demanda de liberación inmediata de sus dos compañeras.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ha confirmado esta semana que continúan las acciones para liberarlas, pero ha insistido en la necesidad de mantener la prudencia del último año ante esta situación que espera se resuelva pronto y sobre la que "no hay novedades".

La misma prudencia que han vuelto a solicitar las familias de Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, a través de Médicos sin Fronteras, a los medios de comunicación y a las instituciones locales, nacionales e internacionales.

Las familias han expresado su inquietud y su dolor por el secuestro y han manifestado su voluntad de hacer todo lo posible para lograr su liberación, al tiempo que han agradecido la cautela y discreción con la que se ha tratado este tema durante todo este año.

Y es que en estos 365 días son escasas las informaciones públicas conocidas sobre las dos cooperantes y ninguna organización ha reconocido públicamente la acción, aunque las primeras sospechas apuntaron al grupo islamista radical Al Shabab, que opera en la zona y está vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

El pasado 15 de febrero, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró en Argelia que el Gobierno había recibido "una prueba de vida" de las cooperantes.

Tras esas declaraciones, tanto el ministerio como los familiares y la ONG permanecen en silencio para no perjudicar las gestiones que se desarrollan en esta complicada zona del África subsahariana.

A pesar de los avances en el terreno político, con la elección, el pasado 10 de septiembre, de un nuevo presidente y con el nombramiento de un primer ministro del pasado día 6, Somalia se encuentra aún en una delicada situación humanitaria e inmersa en un conflicto armado.

En él, las tropas multinacionales de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército somalí, las Fuerzas Armadas etíopes y milicias pro-gubernamentales aliadas, combaten a Al Shabab, que trata de instaurar un Estado musulmán en el país africano.

Aunque las tropas aliadas arrebataron hace dos semanas a Al Shabab su mayor bastión, la ciudad costera sureña de Kismayo, los fundamentalistas todavía controlan buena parte del centro y del sur del país, donde el frágil Ejecutivo somalí no está aún en condiciones de imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Desde ese mismo año, la presencia de Médicos sin Fronteras ha sido constante en el país, donde en la actualidad mantiene doce proyectos humanitarios.

En los últimos 16 años, más de medio centenar de cooperantes españoles han sido secuestrados cuando participaban en labores humanitarias, incluidos las dos trabajadoras de Médicos sin Fronteras.

De esta misma organización fueron retenidos anteriormente tres miembros, una en Colombia (1998) y dos en la región somalí de Puntlandia (2007 y 2008).


  • Ciudadano14/10/12 00:00
    Es terrible lo de estas dos chicas. Lo malo es que los rescates que se les pagan a estos animales, por no decir algo peor, sirve para financiar nuevos secuestros. Yo, prohibiría las ayudas en paises donde no está garantizada la seguridad de los cooperantes. Si aún así, hay gente que se viste de coronel tapioca y se va a ayudar mucho para hacerse el más guay, que vaya. Pero a su riesgo y ventura. Los últimos cooperantes secuestrados costaron treinta millones de euros, y Zapatero los pagó muy alegremente. A mi, me hubiera costado un poco...
  • R14/10/12 00:00
    pues si Ciudadano,ya vale de héroes con pies de barro,saben a lo que se arriesgan....pues que asuman las consecuencias y el pago del rescate.estamos hartos de "estos mártires" que nadie a pedido y tenemos que pagar.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual