Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

NAUFRAGIO EN ITALIA

El capitan del crucero, en arresto domiciliario: "He salvado miles de vidas"

Francesco Schettino será sometido a varios exámenes toxicológicos para determinar si consumió alguna sustancia estupefaciente el día del naufragio del Costa Concordia.

OTR PRESS. Madrid Actualizada 17/01/2012 a las 21:06
2 Comentarios
Imagen nocturna del crucero siniestrado frente a las costas italianasEFE

El pasado viernes el crucero 'Costa Concordia' comenzaba a hundirse frente a la isla de Giglio, y este martes su comandante, Francesco Schettino, que podría ser condenado a quince años de prisión, ha negado haber abandonado la embarcación y se jacta incluso de haber salvado "miles de vidas". La juez encargada del caso ha ordenado que permanezca bajo arresto domiciliario. La cifra de víctimas tras el naufragio se eleva a once fallecidos, ya que los equipos de rescate han encontrado cinco cadáveres más en el interior del barco.

El comandante del crucero 'Costa Concordia', Francesco Schettino, ha asegurado este martes que "nunca" abandonó el buque tras su naufragio frente a las costas de la isla italiana de Giglio, al tiempo que se ha jactado de que salvó "miles de vidas" de pasajeros.

En el interrogatorio ante la jueza de instrucción, Valeria Montesarchio, responsable de investigar el naufragio del buque, Schettino ha declarado que, con su actuación la noche del siniestro, salvó "centenares" y "miles de vidas". En respuesta a la magistrada de Grosseto, Schettino ha negado haber abandonado el buque antes de que se completara la evacuación de los pasajeros. "Yo no he abandonado el buque", ha remarcado.

El comandante de la embarcación siniestrada no ha dudado en reconocer que se encontraba al mando del barco en el momento del impacto contra las rocas frente a la costa de Giglio, a última hora del pasado viernes. "Yo estaba al mando", ha dicho durante su comparecencia ante la jueza, que se ha prolongado durante unas tres horas.

Tras escuchar al acusado, finalmente la jueza ha ordenado mantener bajo arresto domiciliario al capitán tras una comparecencia que ha seguido también la mujer del capitán, Fabiola Russo, que ha defendido su "trabajo" y "profesionalidad", al tiempo que ha asegurado que las maniobras que realizó tras el impacto con una roca "limitaron" las consecuencias del naufragio, según el diario 'Il Corriere della Sera'.

Del mismo modo, el abogado del comandante, Bruno Leporatti, ha relatado tras el interrogatorio que ha respondido con profusión a "todas las preguntas" que le han formulado en el interrogatorio, que ha concluido a las 16.30. Tras la declaración, Schettino ha sido trasladado en un furgón policial a prisión, donde esperará la decisión de la jueza de instrucción.

Posteriormente, será sometido a varios exámenes toxicológicos para determinar si consumió alguna sustancia estupefaciente el día del naufragio del 'Costa Concordia', según ha informado el portal TGcom24.

Este medio de comunicación italiano ha indicado que la noche del naufragio los tripulantes protagonizaron "un amotinamiento" ante la pasividad del comandante del crucero para poner en marcha cuanto antes la operación de evacuación. En concreto, consiguieron comenzar el dispositivo a las 22.45, minutos antes de que Schettino ordenara abandonar el barco oficialmente.

Conversaciones grabadas

Al parecer, Francesco Schettino, fingió en sus conversaciones con la Capitanía de Puertos que continuaba a bordo del buque cuando ya lo había abandonado y cuando apenas había comenzado la evacuación de pasajeros, según se desprende del diálogo que mantuvo la noche del accidente recogido por el diario 'Il Corriere della Sera'.

Su primera conversación con la Capitanía de Puertos de la Guardia Costera se registró a las 0.32 horas del sábado, cuando, según algunos testigos, el comandante ya había abandonado el buque siniestrado. Los agentes de la Guardia Costera la preguntaron cuántos pasajeros quedaban a bordo y él respondió que habían sido evacuadas unas 4.000 personas cuando apenas habían dejado el crucero unas 40.

"Ahora vuelvo al puente (de mando)", aseguró Schettino, antes de explicar que se había ido a popa, la parte trasera del barco, para "saber qué estaba pasando. "¿Está solo usted?", le preguntaron desde la Capitanía, a lo que respondió que creía que estaba solo.

Seguidamente, a las 0.42 horas se produjo la segunda conversación telefónica, según recoge 'Il Corriere della Sera', en la que el personal de la sala de operaciones de la Capitanía le pregunta cuántas personas deben ser evacuadas todavía. "He llamado a la compañía y me dicen que son un centenar de personas", afirmó el comandante, cuando, según el rotativo italiano, el proceso de evacuación estaba en pleno desarrollo. "Yo estoy coordinando", añadió Schettino, antes de reconocer que no estaba a bordo del crucero. "Hemos abandonado el barco", admitió.

En ese momento, el oficial de guardia de la Capitanía le preguntó si había abandonado el barco y Schettino respondió negándolo aunque, en otra llamada posterior, reconoció que no estaba a bordo del buque, al recibir la "orden" del oficial de dirigir el proceso de evacuación y averiguar cuántos niños y mujeres continuaban en el buque

Posteriormente, el oficial de guardia le transmitió que habían sido localizados varios "cadáveres", a lo que Schettino respondió preguntándole cuántos muertos se habían confirmado. "Eso debería decírmelo usted. ¿Qué quiere hacer? ¿Quiere irse a casa? Vaya arriba y díganos qué se puede hacer, cuántas personas quedan y qué necesitan", afirmó el oficial, al que Schettino respondió fingiendo aún que seguía bordo: "Está bien. Estoy yendo".

11 fallecidos y 21 desaparecidos

El balance por el naufragio del crucero se eleva a once fallecidos y 21 desaparecidos, tras el hallazgo este martes de cinco cadáveres, correspondientes a cuatro hombres y una mujer, de edades comprendidas entre los 50 y los 60 años y que llevaban puesto el chaleco salvavidas en el momento de su muerte.

Los cinco cuerpos han sido hallados por personal de la Guardia Costera, con la colaboración de militares de la Marina italiana, que han empleado microcargas explosivas para poder acceder al casco del buque hundido. Los cinco cadáveres se encontraban en la popa del buque, que permanece hundida.

En declaraciones a la cadena de televisión pública italiana RAI, el comandante general de la Capitanía de Coste de la Guardia Costera, el almirante Marco Brusco, ha explicado que se han abierto tres investigaciones sobre el naufragio del 'Costa Concordia'.

La primera de ellas depende de la Fiscalía de la República, la segunda es una investigación de carácter "administrativo" sobre las causas del siniestro, dirigida por "una comisión" investigadora de la Dirección Marítima del Ministerio de Infraestructuras, y, por último, un proceso penal, en el que Schettino está acusado de homicidio culpable múltiple, delito por el que podría ser condenado a quince años de prisión.

Por otra parte, la operación para extraer del crucero las más de 2.000 toneladas de combustible que lleva comenzará el miércoles, según han confirmado fuentes de la compañía holandesa que realizará la operación y de la matriz de la embarcación hundida, 'Costa Cruceros'.


  • Ramon18/01/12 00:00
    buenoo, pero que pasa,, que a este hombre le dieron el título de capitán en una tombola ? porque vamos, es para meterlo en un velero directo a Siberia en pelotas atado el mástil.
  • lobo18/01/12 00:00
    Este es un ckac contando historias.cuanta imaginacion,.se rebala y cae a un bote salvavidas,parece un gato siempre cae de pie





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual