Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

COMICIOS EGIPCIOS

Recelo y dudas en el inicio del proceso electoral de transición en Egipto

Egipto afronta el lunes el inicio de un histórico proceso electoral, el primero tras la caída hace diez meses del presidente Hosni Mubarak, rodeado por la desconfianza de los miles de manifestantes en la plaza de Tahrir.

Susana Samhan. EL CAIRO Actualizada 27/11/2011 a las 18:36
Etiquetas
0 Comentarios
Panorámica de la plaza Tahir en El CairoANDRE PAIN

Egipto afronta el lunes el inicio de un histórico proceso electoral, el primero tras la caída hace diez meses del presidente Hosni Mubarak, rodeado por la desconfianza de los miles de manifestantes en la plaza de Tahrir y las dudas sobre las intenciones de la Junta Militar.

Cerca de 16 millones de egipcios -sobre una población de 80 millones- están llamados a acudir a las urnas este lunes en la primera fase de un complejo proceso, cuya ronda inaugural quedará limitada a nueve provincias, entre ellas, El Cairo.

Y es que en los próximos 43 días, los ciudadanos estarán llamados a votar en doce jornadas para elegir la Asamblea del Pueblo (Cámara Baja), si bien cada una de las tres rondas se llevará a cabo en provincias diferentes.

En la plaza Tahrir de El Cairo, donde este domingo se manifestaron miles de personas para pedir que la Junta Militar se marche de inmediato, el proceso se ve con recelo. "No queremos elecciones, no nos fiamos, queremos un Gobierno revolucionario encabezado por (Mohamed) el Baradei o (Abdelmoneim) Abul Futuh", señala el abogado Yaser Atef, de 27 años, sentado junto a la tienda de campaña donde ha pasado la última semana para protestar contra los gobernantes militares. A su lado asiente otro de los acampados, Abu Husein, también de 27 años, que, como Atef, no va a ir a votar.

"Aquí la gente grita 'Estado civil' porque lo que queremos es un Estado que no sea ni militar ni religioso", afirmó Abu Husein, con una venda en la mano derecha. El joven asegura que recibió el impacto de una pelota de goma disparada por la Policía durante los violentos disturbios de esta semana.

En el otro lado de la plaza, el escayolista Magdi Eid Muhamad dice que no va a sufragar, pero por motivos distintos. Cree que la Junta Militar es lo mejor le ha pasado a Egipto y, a su juicio, debería seguir al frente del país.

"Yo estuve seis años en el Ejército y juro por Dios que no vi nada malo allí", asegura Muhamad, que estuvo el viernes pasado en la manifestación organizada en el barrio de Abasiya de El Cairo en apoyo a los dirigentes castrenses y que por primera vez pisó hoy Tahrir "por curiosidad".

En medio de esta división, el jefe de la Junta Militar, mariscal Husein Tantaui, a azuzado la confusión al declarar esta mañana que las Fuerzas Armadas mantendrán "el mismo lugar" en la Constitución que se elabore tras la formación del nuevo Parlamento.

"El lugar del Ejército ha sido el mismo en la Constitución anterior, es el mismo en la actual y será el mismo en la próxima Constitución y en todas las constituciones", subrayó Tantaui en la sede de la Comandancia de la Zona Central tras una reunión con oficiales de las Fuerzas Armadas, según la agencia Mena.

El papel del Ejército y una serie de prerrogativas que la Junta Militar pretende reservarse en la nueva Carta Magna, que habrá de elaborarse tras los comicios parlamentarios, son el objeto de la controversia y las duras críticas por parte de los partidos políticos.

Tantaui, que fue ministro de Defensa durante el anterior régimen, prosiguió hoy con la ronda de contactos con los principales líderes políticos y dirigentes de formaciones de cara a los comicios, en los que también se debe elegir el consejo de Shura o Cámara Alta. Este domingo recibió a los candidatos presidenciales Salim al Aua y Amro Musa, el presidente del partido Wafd, Sayed Badawi o el magnate cristiano Naguib Sawiris, fundador del Partido de los Egipcios Libres.

El aspirante a la Presidencia y premio nobel de la paz Mohamed el Baradei se excusó de asistir a la reunión dominical, aunque participó en un encuentro el sábado con Tantaui, que también se entrevistó con Musa por separado. "No tengo ningún impedimento para reunirme con cualquier persona y escuchar todos los puntos de vista", afirmó el mariscal.

Tantawi parece consciente de los retos que afronta el país, que como él mismo reconoció en esta víspera de elecciones "está ahora en una encrucijada: o triunfa y será (un país) sano política, económica y socialmente, o las consecuencias serán muy graves".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual