Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CRISIS DE LA UNIÓN EUROPEA

Portugal aprueba los presupuestos más duros de su democracia

Los presupuestos de 2012 recogen fuertes recortes del gasto e inversión del Estado, rebajas de salarios para funcionarios y pensionistas, que perderán buena parte de sus pagas extra, y aumentos generalizados de impuestos.

EFE. LISBOA Actualizada 30/11/2011 a las 19:16
Etiquetas
1 Comentarios
El primer ministro portugués, Passos CoelhoSARA MATOS

El Parlamento de Portugal ha aprobado este miércoles los presupuestos más austeros de la democracia lusa, que mantienen fuertes recortes de gastos y salarios pese a la oposición de la izquierda y la huelga general de la semana pasada.

La mayoría absoluta del Gobierno conservador, con 132 de los 230 diputados, aprobó sin problemas un proyecto cuya prioridad oficial es cumplir las exigencias del rescate financiero de 78.000 millones de euros firmado por Lisboa en mayo, cuando gobernaba el Partido Socialista (PS).

En el debate presupuestario de este miércoles, tanto los socialistas, que perdieron las elecciones anticipadas de junio, como los tres partidos marxistas de la Asamblea Legislativa atacaron con dureza los presupuestos y acusaron al Ejecutivo del primer ministro Pedro Passos Coelho de "sumisión" a Alemania.

El ministro de Finanzas, Vítor Gaspar, que representó al Ejecutivo en el debate, reconoció que éste "es sin duda el presupuesto más exigente de la historia de Portugal", pero subrayó que es imprescindible para recuperar la confianza del país, de sus socios internacionales y de los mercados.

La grave crisis que vive Portugal, puntualizó en alusión a la gestión del Gobierno socialista, se debe "a las condiciones que convirtieron en inevitable la petición de ayuda externa".

Los presupuestos de 2012 recogen fuertes recortes del gasto e inversión del Estado, rebajas de salarios para funcionarios y pensionistas, que perderán buena parte de sus pagas extra, y aumentos generalizados de impuestos, que en el caso del IVA pasará del 13% al 23% en diversos servicios y alimentos.

Gaspar exhortó a la unidad nacional para superar la crisis y resaltó que de las 514 alteraciones a los presupuestos pedidas por la oposición se aceptaron más de 80.

Sin embargo, los socialistas, que habían barajado la posibilidad de votar a favor del presupuesto, justificaron su decisión final de abstenerse en que las medidas que incluye son más duras de lo necesario y fomentarán el desempleo y la recesión, prevista ya el año próximo en un 3%.

El PS también afeó al Gobierno conservador su "posición incomprensible" de "plegarse al directorio franco-alemán" y dar la espalda a los avances que necesita la arquitectura europea.


La oposición de la izquierda

También los partidos de la izquierda marxista censuraron la alineación con Alemania de Passos Coelho, que se ha opuesto a la emisión de eurobonos y a las intervenciones ilimitadas del Banco Central Europeo en respuesta a la crisis de la deuda.

Aunque Portugal es, después de Grecia, el país más golpeado por la crisis de la deuda y los intereses de sus bonos no paran de subir en el mercado, el Ejecutivo luso ha coincidido con las tesis de la primera economía de la zona euro y la oposición se lo reprochó hoy con dureza.

El líder del Bloque de Izquierda (BI), Francisco Lousa, dijo con sorna que se debía haber invitado al embajador alemán a discutir los presupuestos.

El BI, de tendencia marxista, al igual que el Partido Comunista y Los Verdes, con los que juntos suman 24 diputados, acusó al Ejecutivo de seguir los dictados de la canciller germana, Angela Merkel.

"El Gobierno se hace el fuerte ante los débiles, pero es débil ante los fuertes", afirmó el líder parlamentario del PS, Carlos Zorrinho, al expresar el descontento de su partido por los que considera excesivos recortes sociales del presupuesto.

Portugal espera cumplir en 2012 las exigencias de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional en materia de reformas económicas y laborales y de reducción del déficit público, que fue del 9,8 % en 2010 y debe acabar en el 4,6 % en 2012.

Las medidas de austeridad que exigen esas metas han puesto también en pie de guerra a los sindicatos, que la semana pasada organizaron la tercera huelga general que vive el país desde 1988.

Sin dar cifras de seguimiento, las centrales sindicales aseguraron que la protesta fue un éxito, mientras el Gobierno calculó su incidencia en menos del 10,5 % de los trabajadores públicos y ratificó que la única solución a los problemas del país es la austeridad.


  • F,G,P,ff01/12/11 00:00
    Y ESPAÑA VA DETRAS.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual