Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Corea del Norte

Pyongyang vuelve a desafiar al mundo al lanzar con éxito un misil que podría haber impactado contra

Las autoridades norcoreanas confirman que el Hwaong-15 es capaz de portar una cabeza nuclear y de alcanzar cualquier parte del territorio estadounidense.

 

Europa Press 29/11/2017 a las 23:15
Kim Yong Un, líder de Corea del Norte.Reuters

Corea del Norte ha vuelto a desafiar al mundo entero y en especial a Estados Unidos después del lanzamiento el martes de un misil balístico intercontinental que ha impactado cerca de Japón y que, según las propias autoridades norcoreanas, es capaz de portar una gran cabeza nuclear y alcanzar cualquier parte del territorio estadounidense. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reúne el miércoles de urgencia para reevaluar la situación después de la última provocación norcoreana. Las condenas hacia el régimen de Kim Yong Un han sido unánimes dentro del panorama internacional.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha mostrado hasta el momento bastante comedido. A las pocas horas del lanzamiento ha dicho escuetamente que se "ocupará" del tema. Este miércoles ha vuelto a utilizar Twitter para anunciar que acababa de hablar con el presidente de China Xi Jinping y que se impondrán mayores sanciones a Corea del Norte. "¡Se manejará esta situación!", ha concluido el magnate.

Corea del Sur ha asegurado que la paz no es posible mientras sus vecinos del Norte insistan en "sus aventuras militares". La Unión Europea ha calificado el lanzamiento como "una violación inaceptable", China ha expresado su "profunda preocupación" ante la gravedad del desafío y las consecuencias que puedan derivarse, la OTAN ha advertido que Pyongyang perjudica la "seguridad internacional" y Japón ha coincidido con Estados Unidos en que las acciones de Corea del Norte "aíslan aún más al país". Ambos han reafirmado su compromiso para combatir conjuntamente la situación. Por su parte, desde Rusia han condenado la acción pero han pedido "contención" a todas las partes. Sin embargo, ni el aumento de sanciones por parte de Naciones Unidas y de toda la comunidad internacional, incluidas China y Rusia, ni las amenazas directas lanzadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, que ha llegado a decir que está "dispuesto a todo" para frenar el desafío nuclear que representa Pyongyang, han logrado que Kim Jong Un aparque su escalada armamentística y reconsidere que tal desafío al mundo entero podría derivar en un conflicto armado que todos se afanan en evitar.

El miércoles, las autoridades de Corea del Norte confirmaban que el lanzamiento del misil balístico intercontinental Hwasong-15 había sido un éxito y que el ensayo ha permitido verificar que el proyectil podría haber alcanzado con facilidad Estados Unidos. Ha sido el más potente hasta la fecha, el que ha logrado alcanzar mayor altura llegando a los 4.500 kilómetros y habiendo recorrido unos 1.000 kilómetros antes de impactar un aguas de la zona exclusiva de Japón 53 minutos después de su lanzamiento. "El sistema de misiles Hwasong-15 constituye un misil balístico intercontinental dotado de una gran cabeza nuclear que es capaz de golpear Estados Unidos. Este sistema tiene grandes ventajas técnicas y tecnológicas y es el más poderoso de todos los creados por Corea del Norte", ha indicado el Gobierno norcoreano en un comunicado emitido el miércoles. "El misil ha sido lanzado a las 2.48 del 29 de noviembre desde un barrio de Pyongyang y bajo la supervisión del líder, Kim Jong Un", añade el escrito. El documento señala que "tras volar durante 53 minutos, el misil cayó de forma exacta en las aguas del mar de Japón. (...) El ensayo no ha causado ningún tipo de efecto adverso a los países vecinos". Asimismo, las autoridades norcoreanas han afirmado que tras ver los resultados, Kim "declaró con orgullo que finalmente se ha hecho historia al completarse por fin la fuerza nuclear del país"."El gran éxito del ensayo con el misil Hwasong-15 no tiene precio y constituye una victoria del pueblo heroico de Corea del Norte a pesar de los desafíos de los imperialistas estadounidenses", han manifestado. Desde Corea del Norte ya han reiterado que no están interesados en entrar en la fase diplomática con Estados Unidos hasta que hayan demostrado su capacidad de disuasión nuclear, según ha manifestado un funcionario norcoreano a la cadena 'CNN' el martes. En este sentido, el citado funcionario dijo que se necesitaban dar dos pasos previos. El primero de ellos sería la "prueba de un misil balístico intercontinental del largo alcance" capaz de llegar a Estados Unidos. El segundo de los requisitos pasa por una detonación nuclear sobre el suelo o una "prueba de bomba de hidrógeno a gran escala" para que la República de Corea del Norte envíe un mensaje claro a las Administración Trump de que posee el elemento disuasorio nuclear.

El lanzamiento del Huaong-15 demuestra que el primer paso está dado y entra dentro de las posibilidades que Pyongyang pueda cumplir con el segundo de sus anhelos nucleares. Corea del Norte llevaba dos meses de inactividad. De hecho, no se había llevado a cabo ningún ensayo balístico desde el 15 de septiembre, cuando lanzó un misil intercontinental que sobrevoló parte del territorio japonés e impactó en el mar al este de la isla de Hokkaido, realizó en julio un ensayo con un Hwasong-14. Las autoridades estadounidenses creen que Pyongyang podría miniaturizar una cabeza nuclear en un misil para 2018, lo que en teoría le daría la capacidad de atacar con una ojiva nuclear a Estados Unidos. Corea del Norte ocupa el puesto 23 en el ranking de las mayores potencias militares. Cuenta con 700.000 hombres de personal militar activo, con 4,5 millones de soldados en la reserva y un presupuesto en Defensa de 7.500 millones de dólares. Apenas unas horas antes de que Pyongyang efectuara este último lanzamiento, el más peligroso hasta la fecha, las autoridades de Hawái anunciaban que se iban a reinstalar en el archipiélago el sistema de alerta nuclear utilizado durante la Guerra Fría y que se iban a llevar a cabo simulacros para saber cómo reaccionarían en caso de que se hicieran realidad las amenazas de Kim Jong Un y se atreviera a atacar suelo estadounidense. Asimismo, las autoridades japonesas ya estaban en alerta tras haber detectado el martes a primera hora señales de radio que podrían indicar precisamente que Corea del Norte preparaba otro lanzamiento, extremo que finalmente ha sido ratificado por la última acción ordenada por Kim Jong Un.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo