Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

India

Una película aún no estrenada incendia al extremismo en la India

Ha encendido enésima polémica entre el arte y el hinduismo radical en la India. Un miembro del partido gubernamental BJP en el estado Haryana ofreció 100 millones de rupias (1,5 millones de dólares), por la cabeza del director y la actriz principal.

Efe Actualizada 23/11/2017 a las 22:07
Etiquetas
Varios viandantes junto a un cartel de 'Padmavati'Efe

Una película sobre la historia (o leyenda) de una reina rajput del siglo XIII ha desatado, ya antes de ser estrenada, la enésima polémica entre el arte y el hinduismo radical en la India, entre recompensas por la cabeza del cineasta, el veto en varios estados y las llamadas a la censura a poner orden.

'Padmavati' es el título de la última gran producción de Bollywood, una película de alto presupuesto que ya ha conseguido estar en boca de todo el mundo sin tan siquiera llegar a estrenarse en este país asiático.

El filme cuenta la historia -o leyenda, según quién hable de ella- de una reina de casta rajput del siglo XIII (mencionada por primera vez en un poema en el siglo XVI) que se suicidó para proteger su honor y el de su familia tras la muerte de su marido, el rey Rana Ratan Singh, a manos del sultán musulmán Allaudin Khilji.

Sin embargo, una supuesta escena en la que el malvado rey mahometano sueña con lograr el amor de la reina -escena negada por los autores de la obra y repetida por los agraviados, muchos sin ver la película- ha desatado la ira de sectores del hinduismo radical en la India y de la casta Rajput, originarios del Rajastán (noroeste).

El trailer oficial -en el que se ve al malvado Khilji comiendo con modales de gorrino y a sus huestes llevar una bandera igual a la de Pakistán, pero no la escena de marras- tiene ya 47 millones de visualizaciones en Youtube.

Sin embargo, la película ha sido hasta prohibida en los conservadores estados de Rajastán, Madhya Pradesh, Gujarat y Uttar Pradesh pese a que el estreno, previsto para el 1 de diciembre, ha sido aplazado sin fecha.

"El Gobierno de Gujarat no permitirá que 'Padmavati' sea estrenada (...) No podemos permitir que nuestra historia sea distorsionada", dijo hoy el jefe de Gobierno de Gujarat, Vijay Rupani, el último en adoptar esta decisión sin aclarar si ha visto la película.

El grupo hinduista Karni Sena, que ya en enero atacó el set del rodaje de la película en Rajastán, ha creado desordenes frente a cines por proyectar el tráiler, pero otros han llegado más lejos.

Surajpal Amu, coordinador jefe de prensa del gubernamental BJP en el estado Haryana, ofreció 100 millones de rupias (1,5 millones de dólares), por la cabeza del director de la película, Sanjay Leela Bhansali, y la intérprete de Padmavati, la muy popular actriz Deepika Padukone.

Amu dijo después en su descargo que habló como rajput y no como miembro del partido del primer ministro, Narendra Modi.

La Policía puso protección especial en la vivienda de los padres de la actriz, que este año protagonizó junto a Vin Diesel la última entrega de la saga 'XXX', pero ninguna autoridad hasta el momento ha anunciado medidas contra Amu en un país en el que un comentario en una red social puede llevar a una persona a la cárcel.

Para aclarar la diferencia, el siempre controvertido guía espiritual hinduista Adityanath, jefe de Gobierno de Uttar Pradesh, el estado más populoso de la India, dijo ayer que "si los que amenazaron (con cortar la cabeza) son culpables, entonces Sanjay Leela Bhansali es igualmente responsable por herir los sentimientos de la gente de la comunidad".

En Uttar Pradesh se ha prohibido la película, pero otros dirigentes políticos han empezado a pedir hoy que se espere a que la polémica Comisión Central de Certificación Cinematográfica (CBFC) vea la obra antes de decidir sobre su prohibición.

"Tomaremos una decisión sobre 'Padmavati' solo después del permiso de la Comisión (...) no creemos que esté bien prohibir (la película) antes de la decisión de la Comisión", dijo hoy el jefe de Gobierno de Haryana, Manohar Lal Khattar, aunque aclaró que no permitirá que los sentimientos de nadie "sean heridos".

El ministro de Deportes, Rajyavardhan Singh Rathore, pidió hoy también calma y que se permita a la censura "hacer su trabajo".

En el medio tiempo, los que han optado por la autocensura son los actores. Ranveer Singh, que interpreta a Khilji dijo a periodistas que está "al 200 %" con el filme y con el director, pero evitó decir nada más.

"Dado que es un tema muy sensible, me han pedido específicamente que no diga nada ahora", dijo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo