Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estado Islámico - Daesh

Al menos medio centenar de muertos en un ataque del EI contra refugiados sirios

Entra en Idlib el primer convoy de militares turcos y muere la yihadista británica 'la viuda blanca' tras un ataque aéreo de Estados Unidos.

Otr Press Actualizada 13/10/2017 a las 13:54
Familias desplazadas sirias

Al menos medio centenar de refugiados sirios, entre los que un gran número de mujeres y niños, han muerto por una cadena de atentados con coche bomba contra un grupo de desplazados en el noreste de Siria, según han informado fuentes médicas de la Media Luna kurda.

El ataque, que ha dejado un número indeterminado pero elevado de heridos, ha tenido lugar en la localidad de Abú Fas, entre la frontera entre Deir al Zor y Hasaka, y ha consistido en la detonación de tres coches bomba con terroristas suicidas al volante, según activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Además, El primer convoy de militares turcos ha entrado en la noche del jueves en la provincia siria de Idlib, en el marco de la operación emprendida con Turquía para controlar la frontera entre ambos países y cortar así los suministros a las fuerzas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El convoy, según fuerzas rebeldes, se dirige a la colina de Sheij Baraka, desde la que se puede vigilar gran parte del territorio controlado por los rebeldes del noroeste de Siria, pero también la región de Ifrin, controlada por la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG), que Turquía quiere expulsar en la zona ante el temor de que una fuerzas con el PKK para crear, en palabras del Gobierno, "un corredor terrorista".

Las fuerzas turcas, según un testigo, han entrado en la zona con la protección de Tahrir Al Sham, una organización yihadista enfrentada a las milicias kurdas y formada en su mayor parte por el antiguo Frente Al Nusra, a su vez antigua filial siria de Al Qaeda.

El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, anunció el despliegue de las tropas el pasado sábado, asegurando que Turquía estaba llevando a cabo "una operación muy importante" con los grupos rebeldes sirios a los que apoya en el país como parte de un acuerdo firmado con Irán y Rusia en Kazajistán.

No obstante, el despliegue también tiene como objetivo disminuir la influencia de las YPG. Turquía quiere expulsar en la zona ante el temor de que una fuerzas con el PKK para crear, en palabras del Gobierno, "un corredor terrorista".

"En consonancia las resoluciones de Astaná, hay que asegurar que el área está protegida de las bombas rusas y del régimen y detener cualquier intento por parte de las milicias kurdas de hacerse con el territorio", ha añadido Sejari.

Turquía ha sido uno de los principales apoyos de las milicias rebeldes que luchan contra Bashar Al Assad en Siria. Pero durante el último año, Ankara se ha centrado en reforzar la seguridad de su frontera, tanto para evitar el ataque de yihadistas como de las fuerzas kurdas en control de gran parte de la región fronteriza.Los acuerdos de Astaná con los aliados extranjeros de Al Assad, Irán y Rusia, supone reducir los combates en varias regiones de Siria, entre ellas Idlib y el noroeste del país.

Asimismo, el jueves se comunicó que la yihadista británica Sally Jones y su hijo de 12 años habían muerto en Siria por el ataque aéreo de un avión no tripulado de Estados Unidos, según confirmaron fuentes de Inteligencia al diario británico 'The Sun.

Jones, conocida como "La viuda blanca", se encargaba de reclutar futuros combatientes de la organización terrorista Estado Islámico tras la muerte de su marido, el yihadista Junaid Husain, en otro ataque de 'dron' en 2015.

Jones y su hijo murieron el pasado mes de junio cerca de la frontera con Irak, cuando intentaban huir de la "capital" de Estado Islámico, Raqqa, de acuerdo con las fuentes británicas, informadas a su vez por Estados Unidos.

Aunque estas fuentes estadounidenses han indicado que no hay forma de estar totalmente seguros de su muerte, su grado de certeza es "alto". Sobre su hijo, JoJo, también se cree que está muerto aunque desconocían que viajaba con Jones en el momento del ataque.El ministro de Defensa de Reino Unido, Michael Fallon, no ha hecho comentarios al respecto pero sí ha advertido de que "cualquier ciudadano británico que haya elegido combatir con Estado Islámico es un blanco legítimo".

Rehenes como escudos humanos

Y es que las atrocidades en Siria siguen siendo noticia a diario. Cientos de personas han escapado en las últimas horas de Raqqa, la autoproclamada capital del califato de Estado Islámico, aprovechando los enfrentamientos entre las milicias kurdoárabes y los integrantes de la organización yihadista, que están usando a la población civil como escudos humanos y están perpetrando una campaña de atrocidades mientras familias enteras sufren bajo fuertes bombardeos de la coalición internacional.

"Mi mujer, mi madre, mi madre y otros 14 familiares están muertos. Sus cuerpos están bajo los escombros de un edificio", ha lamentado el joven Abdulá Alí, cuyo edificio fue destruido hace una semana en el barrio de Abdo Husein, en el centro de Raqqa. Otro edificio, con medio centenar de personas en su interior, también ha sido arrasado por los ataques.

Aunque las milicias kurdoárabes de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias) habían asegurado que Raqqa sería liberada por completo esta semana, todavía quedan en la ciudad cientos de combatientes de Estado Islámico, que tienen como rehenes -- según la coalición internacional -- a otros cientos de personas en dos de sus últimos reductos: un hospital y el estadio de la ciudad.

Cientos de civiles aprovecharon las hostilidades para escapar ayer jueves, y han denunciado un panorama de atrocidades. "Estado Islámico ha ejecutado a todos los que ha capturado mientras intentaban huir. He visto con mis propios ojos cómo mataban a un niño de dos años", ha lamentado Umm Musa, de 38 años.

Los residentes han descrito además durísimas condiciones de vida para la población civil, carente de agua, comida e instalaciones médicas reservadas para los yihadistas. "Estado Islámico tiene clínicas, nosotros no", ha declarado Husein.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo