Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Corea del Norte

Corea del Norte amenaza con "hundir" Japón con una bomba nuclear y reducir a EE. UU a "cenizas y oscuridad"

El Gobierno nipón pide la plena aplicación de las sanciones de la ONU y Corea del Sur descarta desplegar armas nucleares para contrarrestar a Pyongyang.

Europa Press Actualizada 14/09/2017 a las 18:32
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-unAFP

Realmente nadie pensaba que endurecer las sanciones contra Corea del Norte iba a 'contener' la escalada belicista del régimen comunista. En una nueva 'guerra' verbal, los norcoreanos han respondido el jueves a la condena internacional amenazando con "hundir" Japón y reducir Estados Unidos a "cenizas y oscuridad" por apoyar la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que impuso nuevas medidas contra Pyongyang por su último ensayo nuclear.

"Las cuatro islas del archipiélago (de Japón) deben ser hundidas en el mar por la bomba nuclear del Juche. Ya no es necesario que Japón siga existiendo a nuestro lado", ha dicho el Comité para la Paz en Asia-Pacífico de Corea del Norte.

En su comunicado, recogido por la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA, el organismo ha acusado a Tokio de "bailar al ritmo" de Estados Unidos, agregando que no perdonará que no se haya disculpado sinceramente de los "nunca perdonables crímenes contra nuestro pueblo", en referencia a los abusos japoneses durante la guerra.

Asimismo, ha prometido "reducir el territorio continental estadounidense a cenizas y oscuridad". "Descarguemos nuestro rencor con la movilización de todos los medios de represalia preparados hasta ahora", ha dicho.

El comunicado ha tildado además a Corea del Sur de "traidores y perros" de Estados Unidos y ha pedido la disolución del Consejo de Seguridad de la ONU, argumentando que es "una herramienta del mal" integrada por países "sobornados" que actúan según las órdenes de Washington.

A juicio de los norcoreanos, el organismo, en lugar de asegurar la paz y la seguridad, "la destruye sin piedad" y se "compone de países sin principios y, en consecuencia, tal herramienta inútil debe ser disuelta de inmediato".

En respuesta a las amenazas vertidas, desde Japón y Corea del Sur ya han respondido a Pyongyang. Aunque el Gobierno nipón pide la plena aplicación de las nuevas sanciones contra el régimen liderado por Kim Jong-un, el presidente surcoreano descarta desplegar armas nucleares.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha dicho que la comunidad internacional debe "forzar un cambio" en las políticas de Pyongyang y para ello ha hecho el jueves un llamamiento a la plena aplicación de las sanciones impuestas por parte de Naciones Unidas.

Estas declaraciones de Abe se han producido durante una visita oficial a India programada con el objetivo de reforzar los lazos económicos y de defensa con el país, en un intento por equilibrar el peso económico de China en el continente asiático.

El Ejecutivo indio ha coincidido con Abe en su determinación por dar una respuesta firme al régimen de Pyongyang. "El primer ministro Modi y yo estamos totalmente de acuerdo en esto", ha asegurado el primer ministro japonés.

Además, el portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ha criticado duramente el comunicado emitido por los norcoreanos y ha afirmando que es "extremadamente provocativo y ofensivo". "Es algo que claramente eleva las tensiones regionales y que es absolutamente inaceptable", ha remachado.

Por su parte, y desde Corea del Sur, su presidente Moon Jae In, ha rechazado la posibilidad de desplegar armas nucleares en su territorio como respuesta a las amenazas vertidas desde Corea del Norte.

A su juicio, tal acción "desencadenaría una carrera armamentística nuclear en el noreste de Asia". "No estoy de acuerdo con la afirmación de que Corea del Sur necesita desarrollar armas nucleares propias de cara a la amenaza nuclear de Corea del Norte", ha asegurado este martes, en una entrevista concedida a la CNN, la primera que ha dado en televisión desde el sexto y más potente ensayo nuclear realizado por Corea del Norte el 3 de septiembre.

"Responder a Corea del Norte desplegando nuestras propias armas nucleares no ayudará a mantener la paz en la península de Corea, sino que desencadenará una carrera nuclear en el noreste de Asia", ha alertado el mandatario surcoreano.

A pesar de que se ha mostrado contrario al uso de armas nucleares, Moon ha apuntado que Corea del Sur necesita desarrollar sus capacidades militares para hacer frente a las continuas amenazas de Pyongyang.

La agresiva reacción del régimen comunista ha llegado apenas dos días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara por unanimidad imponer a Corea del Norte el paquete de sanciones más duro contra el país hasta la fecha.

Con las nuevas medidas implementadas por Naciones Unidas --que el presidente de EE. UU., Donald Trump, considera insuficientes y "un paso muy pequeño"-- se impone una limitación al régimen norcoreano de las importaciones de petróleo, la prohibición de la exportación de textiles y de gas natural, así como la contratación de trabajadores norcoreanos en el extranjero.

La resolución de la ONU prohíbe la exportación de condensados y líquidos de gas natural, un límite de dos millones de barriles al año para productos refinados de petróleo y un límite a las exportaciones de crudo a Corea del Norte hasta los niveles actuales.

Los textiles fueron la segunda mayor exportación de Corea del Norte detrás del carbón y de otros minerales en 2016, por valor total de 752 millones de dólares (unos 629 millones de euros), según datos de la Agencia de Promoción de Inversiones Comerciales de Corea, recogidos por la agencia británica de noticias Reuters.

Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas --la última de ellas un ensayo nuclear el 3 de septiembre--.

Las últimas estimaciones aseguran que la explosión de la Bomba de Hidrógeno pudo alcanzar los 250 kilotones, el doble de lo que inicialmente se había anticipado. La Web estadounidense '38 North' ha informado esta semana que el terremoto generado tras la detonación sugiere que la potencia de la bomba fue muy superior a lo que se pensó en un principio.

Las autoridades norcoreanas justifican su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo