Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estados Unidos

Trump dice que no tiene nada que ver con Rusia, pide que invetiguen las filtraciones y acusa a la prensa de odiarle

El presidente de EE. UU. denunció el tono de "odio" hacia él que, a su juicio, percibe en las informaciones de algunos medios, y cargó en particular contra la cadena CNN.

Efe. Washington Actualizada 16/02/2017 a las 23:28
El presidente Donald Trump ha ofrecido este jueves una rueda de prensaAFP PHOTO / Nicholas Kamm

El presidente de EE. UU., Donald Trump, afirmó no tener "nada" en Rusia, ni "acuerdos" ni "préstamos", al calificar de "noticias falsas" las informaciones de supuestos contactos de miembros de su equipo con agentes de la inteligencia de ese país.

"No que yo sepa", respondió Trump cuando una periodista le preguntó en una rueda de prensa en la Casa Blanca sobre esos supuestos contactos de su campaña con los rusos, que según una información del diario The New York Times fueron frecuentes durante el año anterior a los comicios presidenciales de noviembre.

De acuerdo con informaciones de CNN, The New York Times y The Washington Post, asesores de la campaña presidencial de Trump y otros de sus colaboradores más próximos mantuvieron "reiterados contactos" con agentes de la inteligencia rusa durante el año previo a las elecciones en EE. UU.

The New York Times citó a cuatro funcionarios y exfuncionarios que bajo condición de anonimato revelaron registros telefónicos y llamadas interceptadas entre los asesores del ahora presidente y los espías rusos.

Trump también afirmó no tener "nada" en Rusia, ni "acuerdos" ni "préstamos", al calificar de "noticias falsas" las informaciones de supuestos contactos de él o de miembros de su equipo con personas vinculadas al Kremlin.

"No tengo préstamos en Rusia, no poseo nada en Rusia, no tengo acuerdos en Rusia", declaró tajante.

Trump dijo también que ha pedido al Departamento de Justicia que investigue las filtraciones "criminales" de información sobre su Gobierno, que se han multiplicado en las primeras semanas de su Administración.

Citó como ejemplo de esas filtraciones su llamada telefónica de finales de enero con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y dijo que no le importa demasiado que se revelase su contenido porque "no era tan importante", pero le preocupa que se filtren datos más sensibles.

Aunque ha negado la veracidad de informaciones como la que revela supuestos contactos con Rusia. ha insistido en que se toma "muy en serio" el asunto. "Las filtraciones son reales, las noticias son falsas", ha llegado a decir durante una comparecencia de más de una hora en la Casa Blanca.

Se trata, ha añadido, de "filtraciones criminales", por lo que ha sugerido que los responsables deberán rendir cuentas de sus actos, especialmente cuando pueda tratarse de "información clasificada" y afectar al desarrollo de la política o la seguridad de Estados Unidos.

"¿Qué ocurre si estoy haciendo frente al problema de Corea del Norte? ¿Qué ocurre si respondo a los problemas en Oriente Próximo? ¿Vais a informar de toda la información muy confidencial y muy importante?", ha planteado el mandatario ente los periodistas. 

Trump ha asegurado que su antiguo asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, no hizo "nada malo" al mantener contactos con el embajador ruso en diciembre y ha atribuido su cese a la ocultación de información al vicepresidente, Mike Pence.

"No creo que hiciese nada malo. En caso de hacer algo, habría sido bueno", ha dicho Trump, antes de defender la necesidad de dialogar con Rusia, incluso antes de la investidura formal en enero.

El presidente, no obstante, ha aclarado que no encargó a Flynn --"una buena persona"-- que hablase con el embajador de Rusia en Washington sobre las sanciones impuestas por la Administración de Barack Obama, aunque acto seguido ha matizado que tampoco lo ve como algo malo.

Según el presidente, el problema con Flynn no fueron los contactos co el embajador sino que ocultó información a Pence y después aseguró que "no lo recordaba".

Las relaciones entre los miembros de la actual Administración de Estados Unidos y el Gobierno ruso han sido una constante en las preguntas de los periodistas presentes en la tensa comparecencia. Trump ha subrayado "sin duda" que ningún miembro de su campaña contactó con Moscú y se ha desmarcado él personalmente de un país donde dice no tener ni préstamos ni acuerdos pendientes: "No he hecho una llamada de teléfono a Rusia en años".

Además, el presidente de EE. UU. denunció el tono de "odio" hacia él que, a su juicio, percibe en las informaciones de algunos medios, y cargó en particular contra la cadena CNN.

Al entablar un breve diálogo con Jim Acosta, corresponsal de CNN, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump dijo, además, a todos los medios presentes: "El público ya no os cree".

Trump, cuya comparecencia de prensa duró más de hora y media, arremetió contra casi todos los medios que hicieron preguntas y repitió varias veces que quería dar el turno de pregunta a reporteros "amigables".

"La prensa se ha tornado deshonesta y, si no hablamos de ello, estaríamos faltando al pueblo estadounidense. La prensa está fuera de control, el nivel de deshonestidad está fuera de control", aseveró Trump.

"Muchos de nuestros informadores no te dirán la verdad y no te trataran con el respeto que mereces", aseguró el presidente.

Al comienzo de la rueda de prensa, posterior a la presentación de Alexander Acosta como candidato a secretario de Trabajo, Trump señaló que se iba a dirigir a los estadounidenses, no a los periodistas, a los que calificó simplemente de invitados.

Trump insultó de nuevo a grandes medios de comunicación como el "fallido" The New York Times, la CNN y sus "noticias falsas" o el "desagradecido" The Wall Street Journal.

Los principales medios estadounidenses han cuestionado las conexiones del exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Michael Flynn, que se vio obligado a dimitir el lunes y han revelado que la comunidad de inteligencia de EE. UU. tiene pruebas de contactos de miembros de la campaña de Trump con el Gobierno ruso.

Trump también se mostró crítico sobre las historias de los medios acerca del supuesto caos en el que está sumido su equipo de Gobierno y aseguró que funciona "como una máquina bien engrasada".

"Los medios están intentando atacar a nuestra Administración porque estamos cumpliendo nuestras promesas y eso no les hace felices", aseguró Trump, quien añadió que no estaba "delirando o vociferando" en su intervención.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo