Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cambio climático

China y EE. UU. reafirman su compromiso conjunto con el clima

Barack Obama y Xi Jinping ratificaron el pacto internacional alcanzado en la cumbre de París sobre el cambio climático a finales de 2015.

Efe. Hangzhou Actualizada 03/09/2016 a las 20:06
Apretón de manos entre Barack Obama y Xi Jinping.Afp

 China y Estados Unidos volvieron a dar un paso al frente de la lucha global contra el calentamiento global al anunciar conjuntamente en Hangzhou (este de China) la ratificación del pacto internacional alcanzado en la cumbre de París sobre el cambio climático a finales de 2015.

"Algún día quizás veamos hoy como el momento en el que decidimos salvar el planeta", dijo el presidente de EEUU, Barack Obama, al anunciar, en presencia de su par chino, Xi Jinping, y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que EEUU se sumaba a ratificar el acuerdo.

Horas antes lo había hecho la Asamblea Nacional Popular (ANP), el Parlamento chino, al término de su sesión bimensual.

Ambos líderes dieron un golpe de efecto en la víspera de que arranque la cumbre del G20 en Hangzhou, haciendo realidad los rumores que los días previos sugerían que aprovecharían la cita para realizar el anuncio.

Con el compromiso de China y EEUU se hace más probable que el pacto sea pronto vinculante, ya que ambos suman cerca del 40 por ciento de las emisiones globales y, para que el acuerdo entre en vigor, se necesita que al menos 55 países que sumen el 55 por ciento de las emisiones contaminantes globales completen el proceso de ratificación.

Según la Casa Blanca, más de 55 países han expresado públicamente su voluntad de ratificarlo y, entre los que ultiman el proceso, están Brasil, Argentina, Corea del Sur y Japón.

Presente en el anuncio junto a Obama y Xi, el secretario general de la ONU se declaró "optimista" sobre la posibilidad de que eso suceda antes de que acabe el año y consideró este evento como uno de los más "inspiradores" de su mandato, a punto de concluir.

Obama aseguró que "cuando hay voluntad y ambición, y cuando hay países como China y Estados Unidos listos para mostrar liderazgo y predicar con el ejemplo, es posible crear un mundo más próspero".

La lucha contra el cambio climático es uno de los legados que Obama quiere dejar cuando abandone la Casa Blanca en enero del año próximo, así como consolidarlo como piedra angular de las relaciones entre las dos naciones más ricas y contaminantes del planeta.

Su batalla conjunta comenzó en noviembre de 2014, cuando ambos anunciaron en Pekín un histórico acuerdo que supone recortes en sus emisiones de gases de efecto invernadero, el primer compromiso de ese tipo por parte de China.

Ambos líderes se han comprometido en trabajar juntos para sacar adelante este año una enmienda al protocolo para proteger la capa de ozono aprobado en Montreal en 1987, con el fin de incluir más medidas contra los hidrofluorocarbonos (HFC), un gas de efecto invernadero que se usa en frigoríficos y aires acondicionados.

Además, Obama y Xi esperan que la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) apruebe, en su asamblea de este mes, el estándar de reducción de emisiones para los aviones comerciales acordado en febrero pasado, con el objetivo de que EEUU y China estén entre los primeros países en adoptarlo.

Un consenso de las dos potencias que Ma Jun, uno de los activistas medioambientales más prominentes de China, considera "extremadamente importante", según declaró.

"Ojalá que ello ayude a otras naciones del G20 a sumarse a la lucha contra el cambio climático", apunta el activista, quien ve como una estrategia adecuada que se haya elegido esta cumbre para hacer el anuncio.

Ma espera, asimismo, que China y EEUU tomen también el liderazgo en asegurar que "no se trata sólo de un compromiso gubernamental, sino también de las empresas, del sector financiero".

En un discurso hoy ante la conferencia de empresarios de las economías del G20, el llamado B20, antes del anuncio conjunto, Xi reafirmó el compromiso de China con "el desarrollo ecológico y el cambio climático".
"El objetivo es hacer de China un bello país con cielos azules, vegetación verde y ríos limpios", enfatizó el presidente chino.

Obama abogó para que la lucha contra el cambio climático junto a China sea una herencia de su mandato y que el "próximo Gobierno de EEUU se encuentre una relación (con la segunda economía mundial) que tenga una estructura fuerte y productiva".

"Espero que la lucha (contra el cambio climático) continúe con el próximo presidente estadounidense, ya que se trata de una amenaza común y un reto al que debemos enfrentarnos", subraya Ma Jun.

Al margen de su frente común en esta materia, la reunión que mantuvieron Obama y Xi este sábado en Hangzhou estuvo también marcada por las tensiones entre ambos países por varios asuntos, como las disputas en el mar de China Meridional, ciberespionaje y derechos humanos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual