Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Portugal

El caso de los hijos del embajador iraquí cuestiona el límite de la inmunidad

Según los especialistas la inmunidad diplomática quedaría obsoleta.

Efe. Lisboa 25/08/2016 a las 06:00
Etiquetas

La agresión a un adolescente portugués supuestamente perpetrada por los hijos del embajador de Irak en Portugal cuestiona los límites de la inmunidad diplomática, considerada por los especialistas obsoleta para casos como éste.

Los principales sospechosos de dejar al borde de la muerte a Rúben Cavaco, los gemelos Haider y Ridha, no pueden ser detenidos por ser hijos del embajador de Irak en Portugal, Saad Mohammed Ridha M. Ali, posición que les da inmunidad diplomática ante un proceso penal al abrigo del Convenio de Viena de 1961.

A pesar de que los jóvenes, ambos de 17 años, se han mostrado abiertos a cooperar con las autoridades y han prometido que no abandonarán Portugal hasta que se resuelva el caso, la polémica se ha instalado.

El grueso de la sociedad portuguesa teme que los dos supuestos agresores de Rúben, quien aún permanece en estado crítico, se libren de prestar cuentas a la ley simplemente por ser hijos de un embajador y disfrutar de su inmunidad, que apenas podría ser retirada por Irak.
El episodio, que sucedió hace una semana en la pequeña localidad de Ponte de Sor (a unos 140 kilómetros de Lisboa), ha movilizado al Gobierno portugués.


"El factor más importante de este caso es que alerta a la comunidad internacional sobre los límites de la inmunidad de la diplomacia internacional. El concepto fue establecido sin contar con este tipo de hechos. Para cierto tipo de delitos, debe ser actualizado", defendió hoy a EFE el politólogo António Costa Pinto.


En internet, miles de portugueses ya han firmado una petición que exige a las autoridades lusas que no dejen impune la supuesta agresión de los hijos del embajador iraquí.

De momento, ha superado las 10.000 firmas, bastante por encima de las mínimas 4.000 necesarias para que una petición tenga la posibilidad de ser debatida en el Parlamento portugués.

El Gobierno ha condenado firmemente los hechos y, en un comunicado difundido hoy, puntualizó que las autoridades judiciales de momento no le han requerido que se solicite a Irak la retirada de la inmunidad, que abriría la puerta para un proceso penal en Portugal.

"El Ministerio de Exteriores, por no tratarse de un órgano judicial, no puede por iniciativa propia dirigir esa petición a las autoridades iraquíes", destacó en la nota.

Exteriores aclaró que la inmunidad diplomática tiene excepciones en el ámbito de casos civiles y administrativos y recordó que las autoridades iraquíes sí podrían optar por "la instauración o continuación de un proceso penal" en su país. El caso, que sigue en fase de investigación, ha tenido varias idas y vueltas por las diferentes versiones ofrecidas por los implicados.

En una entrevista a la televisión lusa SIC, Haider y Ridha asumieron ayer las agresiones, pero puntualizaron que se produjeron en respuesta a reiteradas provocaciones y ataques de un grupo de seis chavales, en el que Rúben, de 15 años, estaba.

Bajo el anonimato, un amigo de Rúben expuso también al canal SIC una versión opuesta a la de los gemelos iraquíes y aseveró que fueron ellos los que primero provocaron.

La investigación policial sobre lo sucedido en el bar Koppus de Ponte de Sor permanece bajo secreto.

La embajada de Irak ha respaldado la versión de Haider y Ridha y, en un comunicado, mantuvo que lo que sufrieron ambos fue un ataque xenófobo y racista por ser árabes y profesar la religión musulmana.
Se ha especulado con que el episodio podría enturbiar las incipientes relaciones diplomáticas y económicas entre Portugal e Irak.

Para politólogo Costa Pinto, no obstante, las relaciones entre Lisboa y Bagdad "no se verán, en lo fundamental, afectadas", pues no cabe olvidar que "Irak tiene un aparato de Estado y de Gobierno relativamente débil y con escasa memoria".

"Más allá del acontecimiento, no va a afectar mucho a esas relaciones, pero es un indicador de notoriedad negativo para la diplomacia iraquí", apreció el experto.

Entretanto, el embajador iraquí fue reclamado urgentemente en Bagdad para poder aclarar los hechos. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual