Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estados Unidos

Trump apela a la ley y al orden en su discurso de nominación

Insiste en construir un muro en la frontera con México y promete derrotar a los "bárbaros de Estado Islámico".

Europa Press. Washington Actualizada 22/07/2016 a las 09:07
Etiquetas
Los republicanos oficializan a Trump como candidato a la presidencia

El magnate multimillonario Donald Trump ha aceptado este jueves por la noche la nominación republicana, asegurando que de ser elegido presidente de Estados Unidos el próximo 8 de noviembre, fecha en la que se celebrarán las elecciones, el país recuperará la seguridad.

Su hija Ivanka ha sido la encargada de dar el paso al nuevo candidato por el Partido Republicano a la Casa Blanca, a quien ha presentado como alguien "incapaz de pensar en pequeño".
"Le he querido y le he respetado durante toda mi vida y no puedo estar más orgullosa. Les presento a mi padre y nuestro próximo presidente, Donald J. Trump", ha afirmado, antes de que la convención estallara en aplausos.

"Gracias, gracias", ha iniciado el republicano, si bien una multitud le ha interrumpido para empezar a corear su nombre. "Amigos, delegados y estadounidenses: acepto humildemente y con agradecimiento vuestra nominación a la Presidencia de los Estados Unidos", ha comenzado su discurso.


En su intervención, Trump ha asegurado que con su mandato republicano Estados Unidos volverá a la "prosperidad, seguridad y paz" y se convertirá en un país de "ley y orden", antes de asegurar que la criminalidad se ha elevado en todo el país durante los últimos años de Gobiernos presididos por demócratas.


"Nuestra convención tiene lugar en un momento de locura para nuestro país", ha asegurado, tan solo unos días después de que varios agentes fueran asesinados en diferentes estados como respuesta a la violencia ejercida por los policías contra ciudadanos afroamericanos, violencia que recientemente y en varias ocasiones ha acabado con la muerte de ciudadanos.


Trump, que se ha comprometido a no mentir y a "honrar al pueblo estadounidense con la verdad", ha criticado, como ha venido haciendo durante la campaña, la gestión de Barack Obama y, en particular, su decisión de colocar a Hillary Clinton, su previsible rival en las elecciones presidenciales, en el puesto de secretaria de Estado.

"Estoy seguro de que es una decisión de la que se arrepiente", ha afirmado el republicano, para asegurar con rotundidad que la política exterior de Clinton ha provocado una situación con "pobreza y violencia" en el país y "muerte, destrucción, terrorismo y debilidad" en el exterior.

Ante los gritos de los asistentes, que le han pedido "enciérrala", Trump ha replicado: "derrotémosla en noviembre".

INMIGRACIÓN

Asimimismo, y como ha venido ocurriendo durante toda su campaña, también se ha referido a la inmigración. "Casi 180.000 personas con antecedentes penales a las que se ha ordenado deportar de nuestro país están esta noche deambulando libremente para amenazar a ciudadanos pacíficos", ha afirmado.

"Vamos a construir un gran muro fronterizo", ha asegurado, ante el júbilo de los presentes, que han gritado "construye el muro", argumentando que esto "detendrá las drogas, el crimen y la violencia". Trump defiende la construcción de un muro en la frontera con México, cuya financiación debería correr a cargo del país vecino, que rechaza de plano esta idea.

Asimismo, el magnate también ha atribuido a la inmigración la situación económica en el país. "Décadas de inmigración récord han provocado salarios bajos y un elevado desempleo para nuestros ciudadanos, especialmente para los trabajadores afroamericanos y los latinos", ha aseverado.

ECONOMÍA Y SEGURIDAD

En el plano económico, ha expresado una postura que entra en conflicto con la tradicional política republicana, rechazando los tratados de libre comercio entre varios países y decantándose mejor por acuerdos con cada país. "Nunca firmaremos malos acuerdos comerciales", ha asegurado, prometiendo que penalizará a las empresas que se lleven el trabajo fuera del país y luego exporten sus productos de vuelta a Estados Unidos.

También se ha referido a la seguridad en su intervención, asegurando que derrotará "a los bárbaros de Estado Islámico". "Tengo un mensaje para todos vosotros: la delincuencia y la violencia que aqueja a nuestra nación hoy en día pronto acabará. A partir del 20 de enero de 2017, la seguridad será restaurada", ha prometido, en referencia a la fecha en que asumirá el cargo el sucesor de Obama.

"Mi plan comenzará con seguridad en casa, lo que significa barrios seguros, fronteras seguras, y protección frente al terrorismo. No puede haber prosperidad sin ley y orden", ha sostenido el multimillonario.

El candidato republicano ha mencionado el atentado del pasado junio contra un club nocturno en Orlando frecuentado por homosexuales y en el que murieron cerca de 50 personas y ha prometido que hará "todo lo que esté en mi moder para proteger a nuestros ciudadanos LGTB". Ante los aplausos de los asistentes, ha respondido: "como republicano, es tan bonito escucharos aclamar lo que acabo de decir".

TRUMP PRESIDENTE

Asimismo, ha aprovechado para adelantar cómo pretende gobernar el país. "Cada acción que tome, me preguntaré: ¿hace esto la vida mejor para los jóvenes americanos en Baltimor, Chicago, Detroit, Ferguson, que tienen los mismos derechos para vivir sus sueños que cualquier otro niño en América?".

Asimismo, se ha presentado como la "voz" de los ciudadanos. "Yo estoy con vosotros, el pueblo americano", ha sostenido, minimizando el hecho de que nunca hasta ahora haya ejercido ningún cargo electo. "He entrado en la arena política para que los poderosos no puedan golpear a la gente que no puede defenderse", ha afirmado. "Nadie conoce el sistema mejor que yo, por eso es por lo que solo yo puedo arreglarlo", ha insistido.

"Haremos América fuerte de nuevo. Haremos América orgullosa de nuevo. Haremos América segura de nuevo. Y haremos América grande de nuevo", ha remachado en medio de una fuerte ovación.
Trump ha terminado su discurso, como viene siendo tradición, arropado por su familia. El magnate ha pronunciado el discurso más largo desde 1972, de 76 minutos, según C-SPAN, por delante de los 64 minutos que duró el discurso de proclamación de Bill Clinton.

De acuerdo con un sondeo rápido de la CNN, el 57 por ciento de los consultados tienen "una reacción muy positiva" al discurso y el 18 por ciento algo positiva, mientras que el 24 por ciento sostienen que ha tenido un efecto negativo en ellos.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual