Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Afganistán

​La muerte de Mansur llena de incógnitas el futuro de los talibanes

Se abre un complicado escenario de sucesión en el grupo insurgente.

Efe. Kabul Actualizada 22/05/2016 a las 20:08
Etiquetas
Mulá Mansur

 La muerte del líder talibán, el mulá Mansur, abre un complicado escenario de sucesión y un panorama que apunta a una fragmentación del principal grupo insurgente de Afganistán que podría dificultar aún más la salida negociada al conflicto que vive el país desde hace 15 años.

Analistas consultados consideran que tres son los hombres mejor posicionados para suceder a Mansur: Sirajudin Haqqani, el mulá Maulawi Obaidullah y el mulá Barader (también conocido como mulá Brother), aunque no descartan tampoco al anterior jefe de la oficina de los talibanes en Catar, Taib Agha, y al hijo del mulá Omar, el mulá Yaquba.

El mulá Mansur, que sustituyó en julio del año pasado al líder fundador de los talibanes, el mulá Omar, fue abatido el sábado en un ataque con drones de Estados Unidos en territorio paquistaní, según confirmaron fuentes de inteligencia afganas.

Sirajudin Haqqani era el primer lugarteniente del mulá Mansur desde que este fue nombrado en julio de 2015. Es hijo del fundador de la red Haqqani, Maulawi Jalaludin Haqqani, al que reemplazó en 2005 para liderar ese grupo terrorista fundado en los años 70 y de cuya protección Estados Unidos ha acusado reiteradamente a Pakistán.

Originario de Sperwan, en la provincia sureña de Kandahar, otro nombre que suena es el del mulá Obaidullah (también Hibatullah), segundo lugarteniente de Mansur y un respetado clérigo conocedor de los textos sagrados que ha sido el principal responsable del sistema judicial talibán.
El exdiplomático y analista Ahmad Saedi indicó que aunque Sirajudin Haqqani es más cercano a Pakistán, el mulá Maulawi Obaidullah es el más probable sucesor de Mansur.


Obaidullah es del sur, de las zonas tribales dominadas por los talibanes, y Haqqani del sureste, que no tiene tanta influencia entre los talibanes, indicó.

En su opinión la operación militar para acabar con Mansur es un mensaje de Estados Unidos a Pakistán, en momentos en que el proceso de paz lanzado en diciembre pasado por el Grupo a Cuatro (G4) que forman Estados Unidos, China, Pakistán y Afganistán, lucha por sobrevivir y ha redoblado su llamada a una salida negociada pese a los reiterados rechazos a conversar de los talibanes.

"Estados Unidos esperaba que Pakistán llevara a los talibanes a la mesa de negociación, como prometió al principio, pero Pakistán no pudo cumplir las promesas que hizo al Grupo a Cuatro", dijo Saedi.

En su opinión Pakistán en estos momentos es objetivo de casi todos los reclamos de Estados Unidos por la presencia de líderes talibanes en el país.

"Estados Unidos ha tomado como objetivo a Mansur para por una parte mostrar a Pakistán que los líderes talibanes están en Pakistán y por otra para mandar un claro mensaje a las autoridades paquistaníes". indicó.
El director del Centro de Estudios Regionales y Estratégicos (CSRS), Abdul Baqi Amin, indicó que aparte de Haqqani y Obaidullah Taib Agha, y el mulá Yaquba aspiran al puesto de Mansur.

"El grupo de Mansur y Pakistán tratarán de instalar a una persona más cercana a Pakistán que ellos", pronosticó Amin.

"Haqqani que no tiene mucha influencia entre los talibanes, pero el grupo de Mansur tratará de nombrarlo porque tiene más capacidad militar", agregó.

En opinión del analista la incertidumbre se abre ahora alrededor de la unidad de un grupo que comenzó a fracturarse con la muerte en 2013 del mulá Omar, deceso del que se supo en julio del año pasado.

Entonces, el mulá Mansur, número dos y jefe militar de los talibanes, asumió el liderato, aunque surgieron fuertes diferencias e incluso un conflicto armado entre los leales al fallecido líder y el mulá Rasul.

"Esta vez la designación de un nuevo líder no va a ser una tarea tan sencilla para los talibanes como fue con Ajtar Mansur el año pasado, porque él ya estaba a cargo de los talibanes", dijo Amin.
"Esta vez encaran un serio reto que los debilitará", agregó.

Subrayó que por un lado Afganistán y por otro Pakistán están tratando de dividirlos en grupos que los debilitarán para obligarles a ir a la mesa de negociación.

El que fuera jefe del Director de Seguridad Nacional afgano (NDS) Rahmatullah Nabil indicó en la red social Twitter que "se cree que el siguiente líder talibán será o Sirajudin Haqqani o el mulá Barader".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual