Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Refugiados

Bruselas ofrece a los gobiernos pagar para eludir la acogida de refugiados

La Comisión Europea quiere también eliminar los visados a los turcos.

Europa Press. Bruselas Actualizada 05/05/2016 a las 00:49
Etiquetas
Niños refugiados durante una protesta en el campamento del puerto del Pireo, Grecia.Efe

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles que los gobiernos de la Unión Europea que no quieran participar de un nuevo mecanismo de emergencia para repartir la carga de la acogida de refugiados en casos de crisis puedan eludir esta responsabilidad a cambio de pagar una cantidad determinada por cada uno de los refugiados que no acepte, han informado fuentes europeas.

Con ello Bruselas deja de lado su idea original de crear una ventana única para gestionar un sistema de reparto de cuotas de acogida permanente, y propone reformar el reglamento de Dublín -que obliga a resolver el expediente de asilo en el primer país al que llega la persona- para incluir el mecanismo de emergencia.

La propuesta, que aún debe ser negociada con los Veintiocho y con el Parlamento Europeo, sí contempla reforzar la Agencia Europea de Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) para que registre todas las peticiones de protección internacional presentadas en los Estados miembros y las aceptadas por cada país, con el objetivo de medir la presión sobre cada uno.

Así, el mecanismo de corrección se activaría al detectar que la llegada de demandantes de asilo supera en un 50 por ciento la capacidad total de un país para atender refugiados, y se pondría en marcha de manera temporal, hasta que las cifras se estabilizaran y la sobrecapacidad se redujera por debajo de ese 50 por ciento.

La clave de reparto para distribuir entre el resto las plazas que un Estado miembro no pueda asumir porque se encuentra bajo una "presión desproporcionada" se fijará en función de la población de cada país y de su PIB, aunque tendrá también en cuenta el "esfuerzo" que ya haga para acoger a refugiados llegados de países terceros.

Con todo, Bruselas contempla que un gobierno pueda rechazar "temporalmente" formar parte de este sistema de emergencia, aunque podría eludir la responsabilidad a cambio de pagar una compensación económica por cada refugiado que no acepte acoger en el marco del mecanismo de solidaridad. La cantidad recaudada se redirigirá a los Estados miembros que cubran las plazas que el país que se dé de baja temporalmente no acepte.
 

Los turcos, sin visados desde finales de junio

La Comisión Europea (CE) propuso que los turcos puedan entrar en la Unión Europea sin visado para finales de junio si Ankara cumple con las últimas condiciones.

La propuesta para liberalizar los visados con Turquía responde al compromiso asumido por la UE en el plan firmado entre los Veintiocho y Ankara para rebajar el flujo de refugiados hacia Europa, aunque los países comunitarios y la Eurocámara deben aún aprobarlo.

"Si Turquía sigue por el mismo camino, podrá cumplir con los requisitos" que quedan pendientes, que son cinco del total de 72, expresó su esperanza en una rueda de prensa el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans.

Éstos hacen referencia a la lucha contra la corrupción, la protección de datos, la colaboración judicial con todos los Estados miembros, una cooperación reforzada con Europol y la revisión de la legislación y las prácticas contra el terrorismo.

Fuentes comunitarias indicaron que lo más complicado será alinear esas prácticas con las de la UE, de manera que no se identifique como terrorista a ciertos periodistas o académicos.

En cualquier caso, las fuentes recordaron que la libertad de prensa en sí "no es un requisito" en la hoja de ruta.

Por otra parte, la CE, que reconoció el "progreso impresionante" de Turquía, se dio por satisfecha con los plazos en que el país deberá formalizar otros dos requisitos: la implantación de pasaportes biométricos y la revisión del acuerdo UE-Turquía de readmisión, que estará en vigor desde el 1 de junio.

En el caso de los pasaportes, Turquía empezará a emitir documentos con los datos de las huellas dactilares y la imagen facial en su chip desde junio (unos 10.000 diarios), y tendrá hasta finales de año para actualizarlos.
El precio de un pasaporte biométrico para los ciudadanos turcos será de unos 200 euros, según fuentes europeas, que apuntaron que ese monto elevado garantizará que el viajero pueda mantenerse por sus propios medios durante su estancia en la UE.

Los líderes de los diferentes grupos de europarlamentarios y el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, dijeron hoy que no habrá "atajaos" en la tramitación, y tampoco considerarán la propuesta antes de que Turquía haya "cumplido todos" los requisitos y la CE haya aportado "garantías por escrito" de que ése es el caso.

La liberalización se aplicará en todos los Estados miembros menos en Irlanda y el Reino Unido y en los cuatro países asociados al sistema Schengen -Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza-, concernirá sólo a estancias cortas y no dará derecho a trabajar en la UE.

Ante la proximidad de la exención de visados para Turquía, pero también para Kosovo, Ucrania y Georgia, los países miembros de la UE han reclamado a la CE en el contexto de la actual crisis migratoria que refuerce el mecanismo de suspensión temporal de la exención de visados en determinadas circunstancias.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual