Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

ONU

La ONU se aferra a la tregua en Siria para evitar el colapso de las negociaciones de paz

La ONU intenta mantener la frágil tregua y evitar con ello el colapso de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la oposición en Ginebra.

Efe. Ginebra Actualizada 19/04/2016 a las 00:19
Etiquetas

La escalada de la violencia que se ha vivido este lunes en Siria es grave pero localizada y no supone el fin del alto el fuego, según la evaluación de la ONU, que intenta mantener la frágil tregua y evitar con ello el colapso de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la oposición en Ginebra.

"Mi impresión es que el cese de las hostilidades se mantiene, pero está en peligro", resumió el mediador de la ONU en las negociaciones de paz, Staffan de Mistura, tras reconocer que los enfrentamientos son graves, especialmente en la provincia de Alepo (noroeste del país).

No obstante, aseguró -basándose en la información propia que maneja la ONU y en el análisis de sus expertos sobre la situación en todo el país- que "el cese de las hostilidades se mantiene en muchas áreas".

Coincidiendo no sólo con la degradación de la situación en Alepo, sino también con ataques lanzados por distintos grupos rebeldes en las provincias sirias de Hama y Latakia, supuestamente en respuesta a ofensivas del Ejército sirio, los rumores sobre una supuesta suspensión de las consultas diplomáticas se dispararon.

"Es inaceptable la continuación de las negociaciones. El régimen y sus aliados insisten en las violaciones contra los derechos del pueblo, infringen la legalidad internacional, imponen asedios, hambre, y bombardean a civiles", reaccionó el jefe de la delegación opositora, Riad Hiyab, a través de Twitter.

Otros negociadores de la oposición comentaron a los periodistas, bajo la condición del anonimato, que su delegación había decidido suspender su participación en las negociaciones.

Sin embargo, De Mistura aclaró posteriormente, en una comparecencia ante la prensa, que la oposición no se retiraba de las negociaciones de paz, sino que había decidido suspender su "participación formal" en las mismas.

Ello en señal de protesta por lo que considera que ha sido el incumplimiento del Gobierno sirio del acuerdo de permitir el acceso humanitario a zonas asediadas militarmente y de respetar el alto el fuego.

Por esta razón, los opositores no acudirán en los próximos días a la sede de la ONU, donde las reuniones tienen lugar habitualmente.

Las reuniones con De Mistura se realizarán por ese motivo en su hotel o en algún otro lugar de Ginebra.

Según el mediador, estos contratiempos no se deben "dramatizar", ya que en una negociación de este tipo "es normal que haya altos y bajos".

"Nadie puede pensar que luego de cinco años de guerra puede haber un acuerdo sobre transición política en una semana", declaró, tras indicar que la gran brecha a superar en estas negociaciones tiene que ver con las interpretaciones radicalmente diferentes que tienen el Gobierno y la oposición sobre ese concepto.

Por primera vez, De Mistura habló abiertamente de que para la oposición -representada en estas negociaciones por una alianza de opositores políticos en el exilio y facciones armadas rebeldes- la condición innegociable es la formación de un órgano de gobierno transitorio, con todos los poderes ejecutivos.

La posición del Gobierno es muy distinta, pues su intención es "lanzar una iniciativa para un gobierno de amplia base", lo que daría la posibilidad al presidente, Bachar al Asad, o a sus allegados de seguir en el poder.

El reto del mediador -según el mismo reconoció- es combinar la visión de una y otra parte allí donde se pueda "para producir una transición política real", lo que en esta etapa de las negociaciones parece un obstáculo casi insalvable.

Después de las declaraciones del mediador, Hiyab se manifestó nuevamente por Twitter y, a modo de réplica, aseguró que la oposición rechaza el planteamiento sobre un gobierno de amplia base o de unidad.

"No aceptaremos el plan del régimen de ocupar a la comunidad internacional en negociaciones sobre una operación política encabezada por Bashar al Asad y una Constitución que viola las leyes internacionales humanitarias", declaró, en referencia a la reforma constitucional que es parte de los cambios políticos que se negocian para Siria.

Lo que parece seguro es que las consultas continuarán hasta el viernes, cuando De Mistura hará un balance de este proceso político y anunciará cómo y cuándo se reanudará.

La oposición, por su parte, ha indicado que se quedará en Ginebra hasta ese día, para cuando espera que se hayan registrado mejoras en el acceso humanitario, en el respeto de la tregua y en la liberación de los presos políticos de las cárceles del régimen.

Por su parte, la delegación gubernamental ha adelantado que su intención es continuar el diálogo con el mediador y que su próxima reunión con él tendrá lugar el miércoles.

Ese día, los enviados de Damasco esperan recibir las reacciones de la oposición a sus propios comentarios sobre un documento presentado anteriormente por De Mistura a ambas partes y que plasmaba aspectos en los que él observaba posiciones relativamente próximas. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo