Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Terrorismo

La CIA tomaba fotos de los sospechosos de terrorismo desnudos antes de los interrogatorios y torturas

Según el informe del diario británico 'The Guardian', podría tratarse de un caso de abuso sexual que vulnera las leyes de la guerra, incluidas las Convenciones de Ginebra.

Europa Press. Londres Actualizada 28/03/2016 a las 22:11
EEUU CUBAJOHN RILEY

La Agencia Central de Inteligencia estadounidense, la CIA, hizo fotografías a desnudos de los sospechosos de terrorismo detenidos fuera del marco legal convencional antes de los interrogatorios y torturas a las que eran sometidos, según una investigación cuyos resultados ha publicado este lunes el diario británico 'The Guardian'.

El periódico ha tenido acceso a algunas de estas fotografías e incluso ha identificado a algunos de los afectados, pero no las publica para preservar su seguridad y su dignidad. En ellas aparecen los propios detenidos, pero en algunas también figuran agentes de la CIA implicados en su custodia. En algunas de estas fotos los sujetos aparecen con los ojos vendados, atados y con hematomas evidentes.

Estas imágenes se tomaban para documentar el estado físico de los detenidos antes de su entrega a países "amigos". Según este razonamiento, se certificaba cómo estaban los detenidos bajo custodia de la CIA antes de los interrogatorios en estos terceros países a pesar de las garantías diplomáticas y públicas que se daban de que no serían torturados.

Así se evitaban posibles consecuencias legales y políticas del "maltrato brutal" perpetrado por los servicios secretos de los países aliados de Estados Unidos, en palabras de una fuente conocedoras de la cuestión citadas por el diario británico.

Según el periódico, estas fotografías continúan estando en los archivos de la CIA pese a que los vídeos de los interrogatorios y torturas fueron destruidos en 2005. No se conoce el número exacto de individuos que pasaron por las "cárceles negras" de la CIA en otros países y por su programa de entrega a otros países, pero sí se sabe que serían al menos 50 y que no todos, aunque sí la gran mayoría, eran hombres.

¿AGRESIÓN SEXUAL?

Según el Derecho Internacional Humanitario y las Convenciones de Ginebra está prohibido fotografiar a los prisioneros salvo en circunstancias muy concretas e insta a evitar cualquier tipo de amenaza a su dignidad.

"¿Fotografiar a alguien desnudo es una agresión sexual? Sí. Es una forma de humillación sexual, ha explicado el director médico de Physicians for Human Rights, Vincent Iacopino, en declaraciones a 'The Guardian'.

Esta práctica "puede suponer en ciertos casos una violación de las leyes de la guerra, incluidas las Convenciones de Ginebra", ha argumentado el experto en derechos de los detenidos e investigador de la Iniciativa Humanitaria Harvard Nathaniel Raymond.

"Cualquier prueba de que la CIA o cualquier otra agencia gubernamental estadounidense haya fotografiado intencionadamente a los detenidos desnudos debería ser investigada por las autoridades como una posible violación de las leyes nacionales e internacionales", ha añadido.

INVESTIGACIÓN DEL SENADO

El Senado estadounidense ya realizó una investigación sobre la actividad de la CIA en cuanto a detenidos, aunque se centró principalmente en los interrogatorios realizados por la propia CIA y dejó más de lado los casos en los que los sospechosos eran entregados a los servicios secretos de otros países.

El informe, publicado en 2014, incluye una referencia a fotografías tomadas de sospechosos enviados a otros países, pero en ningún caso recoge que se tratase de fotografías de detenidos desnudos.
La investigación sí revelaba que la CIA desnudaba "rutinariamente" a los sospechosos en conjunción con otras técnicas consideradas tortura como encadenamientos o frío, lo que en al menos un caso provocó la muerte de uno de los detenidos. Además, desde la administración de George W. Bush consideraban que la humillación de los detenidos era fundamental, aunque no creían que fuera en caso alguno una amenaza de violencia sexual.

"Esta técnica se usa para generar incomodidad psicológica, en particular si el detenido por motivos culturales u otros motivos es especialmente pudoroso", destacaba en 2005 un responsable del Departamento de Justicia estadounidense en un documento desclasificado a principios del mandato de Barack Obama. Este responsable consideraba que la desnudez forzosa es muy distinta de "un acto de degradación implícita o explícita".

Sin embargo, en la práctica la diferencia no está muy clara. El informe del Senado documenta una práctica denominada "rehidratación rectal" en la que se introducía forzosamente alimentos en puré por el ano del detenido.

Organizaciones de Derechos Humanos han denunciado que se trata de una agresión sexual y uno de los afectados, Mustafa Hawsawi, implicado en los atentados del 11 de septiembre de 2001, preso en Guantánamo, sufre prolapso rectal -salida del recto fuera del cuerpo- y otros problemas médicos derivados.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual