Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Filipinas

Momia a babor

Aparece el cadáver incorrupto de un alemán dentro de un velero que fue encontrado por pescadores filipinos.

Colpisa. Madrid Actualizada 01/03/2016 a las 22:23
Etiquetas
Velero en el que fue descubierto el cuerpo del alemán Manfred Fritz BajoratAFP

Hace 20 años eligió la aventura como modo de vida. Decidió emprender la vuelta al mundo y, ahora, después de muchas fatigas su cadáver ha aparecido en alta mar y, lo que es más curioso, momificado. Su cuerpo estaba en un barco a la deriva que se hallaba a un centenar de kilómetros de Barobo (Filipinas). El cadáver incorrupto, que no presentaba signos de violencia, es del ciudadano alemán Manfred Fritz Bajorat, de 59 años.

Del aventurero germano no se tenía noticia alguna desde hace un año, cuando Bajorat se hizo al mar y empezó a surcar las aguas de Filipinas. El lunes unos pescadores se dieron de bruces con el navegante, del que poco se sabe sobre las circunstancias de su muerte.

Mark Navales, portavoz de la Policía de Barobo, en la isla de Mindanao, aseguró que son muchos los misterios que se ciernen sobre el caso. Por el momento, y tras un juicio somero, nada hace pensar que el alemán haya sido víctima de una agresión. Al observar la postura en que se hallaba el cuerpo todo se torna más enigmático aún. El hombre momificado estaba sentado ante una mesa, con la cabeza reposando sobre un brazo, como si la muerte le hubiera sorprendido durmiendo. Cerca de su mano se hallaba un transmisor de radio. La sequedad del ambiente y el aire salado son las posibles causas de que el navegante estuviera momificado. En el velero había pocas pertenencias personales. Los agentes encontraron documentos y fotografías que han permitido la identificación del cadáver, además de otros objetos, como la radio o el GPS de la embarcación.

La autopsia ha ayudado a aclarar que la defunción aconteció cinco días antes de que un grupo de pescadores diera con el cadáver. La Policía aún no ha sido capaz de determinar el tiempo exacto que el velero estuvo a la deriva y cómo murió su capitán. Se sabe que su único contacto databa de hace un año y se producía con un familiar a través de Facebook, según informó el 'Daily Mail'.

El hallazgo del cuerpo es el fin punto y final de una vida azarosa. El fallecido quiso dar la vuelta al mundo y peripecias no han faltado en su biografía. En su ánimo estaba culminar semejante gesta con su esposa Claudia como compañera. Pero esa existencia de sobresaltos socavó la convivencia y la pareja se divorció en 2008.

Sin embargo, el recuerdo de su mujer no desapareció del todo de la mente de Bajorat. "Treinta años juntos en el mismo camino. Luego el poder de los demonios fue más fuerte que la voluntad de vivir", afirmó hace tiempo, cuando evocó la figura de Claudia, con un poso de amargura.

A raíz de su separación, el aventurero continuó sus viajes en solitario, casi siempre entre Europa y el Pacífico. ¿Una forma de ahuyentar sus fantasmas particulares? Puede ser. La prensa alemana apunta que también influyó en su espíritu de vagabundo el afán por huir de las inclemencias de su país. Los crudos inviernos de Alemania le encogían el ánimo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual