Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Costa de Marfil

Arranca el juicio contra Gbagbo

No reconoció los resultados electorales de 2010 y en los episodios violentos murieron unas 3.000 personas.

David Morales Urbaneja Actualizada 28/01/2016 a las 18:49
Etiquetas
El ex presidente de Costa de Marfil, Laurent GbagboAFP

La Corte Penal Internacional (CPI) abrió el juicio contra el expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo por crímenes contra la humanidad en el contexto de la violencia postelectoral en el país entre 2010 y 2011, en una sesión en la que el acusado se declaró no culpable de los cargos.

Gbagbo se sienta en el banquillo cinco años después de los hechos ocurridos en Costa de Marfil entre diciembre de 2010 y abril de 2011, cuando quiso mantenerse en el poder, pese a haber perdido los comicios presidenciales frente a Alassane Ouattara.

Junto al expresidente marfileño, está acusado el que fuera su ministro de Juventud Charles Blé Goudé.

Ambos escucharon con tranquilidad los cuatro cargos de crímenes contra la humanidad de los que se les acusa -asesinato o intento de asesinato, violación, otros actos inhumanos y persecución- y a continuación se declararon "no culpables" ante la Fiscalía, los representantes legales de las víctimas y el juez Cuno Tarfusser.

Blé Goudé, que no dejó de tomar notas durante el juicio, añadió a su declaración que no reconocía al tribunal, mientras que Gbagbo se mantuvo impasible durante la mayor parte de la sesión.

Cuando Gbagbo no reconoció los resultados electorales de 2010 y rechazó entregar el poder, se generó en Costa de Marfil una fuerte crisis institucional y una eclosión de episodios violentos en los que murieron unas 3.000 personas, según datos de la ONU.

La fiscal general Fatou Bensouda rechazó en su alegato inicial que el juicio tuviera motivaciones políticas y defendió la vasta cantidad de pruebas acumuladas contra ambos exdirigentes marfileños.

Recordó que el objetivo del caso no es establecer quién ganó o debería haber ganado las elecciones celebradas en noviembre de 2010, sino descubrir la verdad sobre los hechos violentos.

Pidió al pueblo de Costa de Marfil que sea "paciente" porque su oficina "está investigando todos los crímenes que se cometieron".

"Tres mil civiles fueron asesinados en ambos lados. Este es nuestro primer juicio, pero no será el único", advirtió.

En su exposición, la fiscal gambiana argumentó que, "cuando Laurent Gbagbo entendió en octubre que podía perder los comicios, organizó un plan para mantenerse en el poder, fuera como fuera".

"Muchas personas fueron señaladas como objetivo por motivos políticos o étnicos", recalcó.

Bensouda afirmó que el expresidente de Costa de Marfil siguió controlando las Fuerzas Armadas después de las elecciones, así como a las Juventudes Patrióticas a través de su mano derecha, Charles Blé Goudé.

De acuerdo con el alegato de la Fiscalía, Gbagbo fue creando durante años un círculo de confianza con el que, ya antes de la segunda vuelta de las elecciones en noviembre de 2010, urdió un programa para perpetuarse en el poder, plan que fue ejecutado posteriormente y que tuvo como consecuencia una ola de violencia.

En este círculo de confianza estarían, entre otros, su mujer Simone Gbagbo, actualmente en prisión en Costa de Marfil condenada a 20 años de prisión y cuya entrega a la CPI solicita la Fiscalía; su ministro de Defensa, Alain Dogou, y Blé Goudé.

La Fiscalía sostiene que Gbagbo ejerció el "mando, el control y la autoridad" sobre las fuerzas de seguridad y de defensa, así como sobre los jóvenes y mercenarios que fueron reclutados para reprimir a la población civil, mientras que Blé Goudé sirvió de vínculo con la juventud "proGbagbo", a la que movilizó con un esfuerzo continuado.

La Fiscalía presentó como prueba un vídeo grabado tras las elecciones que muestra a Gbagbo dirigiéndose a sus seguidores con energía y definiendo a sus adversarios políticos como "enemigos contra la República" y les alienta a luchar "contra los que buscan el desorden", dando así "carta blanca a sus fuerzas armadas para cometer los crímenes de los que hoy se les acusa".

La defensa protestó porque, en su opinión, no ha tenido tiempo suficiente para estudiar todas las pruebas aportadas por la Fiscalía, extremo que ésta negó porque desclasificó sus documentos en diciembre de 2014.

La apertura del juicio se celebró en La Haya entre fuertes medidas de seguridad.

A las puertas de la CPI se concentró un centenar de personas en apoyo del expresidente marfileño, con banderas y pancartas en las que pedían la liberación de Gbagbo y Blé Goudé.

Nada más terminar la sesión, muchos de los presentes en la tribuna pública irrumpieron con gritos y cánticos a favor de Gbagbo y Blé Goudé, que respondieron sonriendo y saludando con los brazos a sus seguidores. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual