Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Francia

Emergen tensiones islamófobas en las Navidades francesas

Las comunidades religiosas y la clase política han condenado el incendio de una sala de rezo musulmana en la isla de Córcega.

Efe. París Actualizada 27/12/2015 a las 14:19
Etiquetas

Francia, sobrecogida aún por la masacre terrorista del pasado noviembre en París y blindada ante el temor de nuevos ataques aprovechando el simbolismo de la Navidad, ha registrado en los últimos días tensiones islamófobas que dan cuenta del nerviosismo que sobrevuela el país.

Las comunidades religiosas y la clase política, empezando por el primer ministro, Manuel Valls, han condenado con firmeza el incendio el viernes de una sala de rezo musulmana en la isla mediterránea de Córcega y han pedido que se respete la convivencia.

El ataque se produjo cuando degeneró una manifestación de apoyo a dos bomberos y un policía, que habían resultado heridos el jueves en enfrentamientos con varios individuos de un barrio popular e inmigrante de Ajaccio, la capital corsa.

En respuesta, un grupo de unos 600 individuos que aparentemente se escindieron de la marcha de apoyo a los agentes incendiaron una sala de rezo musulmán y destrozaron varios ejemplares del Corán, al tiempo que gritaban eslóganes como "Árabes, fuera de aquí" o "Estamos en nuestra casa".

"Haré lo posible por que sea tranquilo. Pero no quiero vivir aquí los problemas del continente. Quiero vivir en paz", explicaba un manifestante corso a la cadena "BFM TV" el sábado, durante una segunda manifestación que se desarrolló, sin incidentes, rodeada de fuertes medidas de seguridad.

Será la última pues el prefecto de Córcega, Christophe Mirmand, ha prohibido las manifestaciones en ese barrio sensible, que "necesita tranquilidad y calma" para que los policías puedan encontrar a los autores de la agresión con la que empezó todo.

Las tensiones islamófobas en la isla mediterránea, donde parece que la situación es aún volátil, se producen dos semanas después de que los nacionalistas corsos ganaran las elecciones regionales por primera vez desde la creación de la Asamblea corsa en 1982.

El nuevo presidente del Consejo Ejecutivo de la Colectividad Territorial, Gilles Simeoni, se ha sumado a las condenas de unos actos que calificó como "totalmente contrarios" a la idea de Córcega que quiere "construir".

Las tensiones emergen a pocas fechas del primer aniversario de los atentados yihadistas contra la revista satírica 'Charlie Hebdo' y un supermercado judío del este de París, el primero de los dos grandes zarpazos que el terrorismo islamista le dio a Francia en 2015.

Para evitar la "amalgama" y que le gente confunda "islam" con "terrorismo", el Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM) ha anunciado que pedirá a las mezquitas que celebren un fin de semana de puertas abiertas del 8 al 10 de enero próximos, un año después de la matanza de 'Charlie Hebdo'.

"Quienes vengan podrán hacer todas las preguntas que quieran, incluso los tabúes, sobre nuestra religión, la manera de practicarla y el rezo, alrededor de un té con pastas. El objetivo es iniciar un diálogo para conocerse mejor y no desconfiar", resumió en 'Le Parisien' el presidente del CFMC, Anouar Kbibech.

Además, voluntarios musulmanes se ofrecieron para colaborar en la vigilancia de iglesias el 25 de diciembre, lugares susceptibles de convertirse en objetivos yihadistas en unas fechas tan señaladas.

Ocurrió en el norte del país, en Lens, donde la iniciativa fue apreciada por la comunidad católica y la clase política, y también ocurrió en el sur de Francia, en la localidad de Béziers, con distinta suerte.

El alcalde de ese municipio, Robert Ménard, criticó en una carta publicada en las redes sociales la existencia de "patrullas musulmanas" mientras que a él se le impidió crear milicias de exmilitares y expolicías para reforzar la seguridad durante el estado de emergencia que rige en Francia.

"¿En qué país vivimos?. ¿Qué pasa en Francia?. ¿Qué dice, qué hace el Estado?", se preguntó el polémico Ménard, antiguo secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF) reconvertido en político ultranacionalista que gobierna esa localidad desde 2014, con el apoyo del Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen.

Ese pujante partido de extrema derecha recibió recientemente el apoyo de 6,8 millones de votantes en las elecciones regionales de Francia, un país donde viven unos cinco millones de musulmanes, que representan la mayor comunidad islámica de Europa.

A falta de que el Observatorio Nacional francés contra la Islamofobia (ONCI) publique los datos relativos a todo el 2015, la primera mitad del año registró un aumento del 281 % respecto al primer semestre de 2014.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual