Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Irlanda

Los disidentes del IRA amenazan la paz en Irlanda del Norte

Un informe encargado por Londres concluye que la actividad de republicanos y unionistas es política, lo que allana el regreso de Robinson al Gobierno.

Colpisa. Londres 21/10/2015 a las 06:00
Etiquetas

El IRA y los grupos paramilitares lealistas siguen en pie en Irlanda del Norte, pero con sus estructuras militares de mando y sus respectivos liderazgos comprometidos con el proceso de paz. A esta conclusión llega un informe elaborado por la Policía de la región y el Servicio de Inteligencia británico, que también advierte de que la amenaza terrorista parte ahora de la disidencia republicana.

La ministra británica para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, encargó esta revisión sobre la situación de las organizaciones en tregua y con sus arsenales mayoritariamente decomisados cuando el jefe de la Policía de Ulster desveló su sospecha de que miembros del IRA asesinaron a un antiguo compañero de armas en Belfast el pasado agosto.

El análisis publicado ayer confirma la relevancia de las pesquisas policiales al afirmar que "individuos del IRA siguen involucrados en actividades criminales, como contrabando a gran escala, y en incidentes violentos aislados, incluidos asesinatos". Los autores del documento también observan que el Consejo Militar del IRA, máximo órgano de poder del movimiento republicano, "supervisa la estrategia general tanto del IRA como de Sinn Fein". Pero matizan sus palabras al concluir que la orientación de "esta estrategia es completamente política".

El retorno de armas del IRA a las calles de Belfast llevó el septiembre al unionista Peter Robinson a abandonar su cargo como ministro principal del Ejecutivo que comparte con Sinn Fein. Desde entonces, el autogobierno está casi paralizado, con la reforma de los subsidios públicos y el programa anual de inversión pendientes de aprobación por falta de consenso entre los dos bloques de la dividida sociedad norirlandesa.

Robinson anunció su retorno y el de sus consejeros al Parlamento de Stormont horas después de la publicación del informe oficial, aunque mantiene sus reservas. "¿Alguien cree que la gente del Consejo Militar (del IRA) tiene huellas dactilares distintas a la gente que controla el liderazgo de Sinn Fein? Yo nunca lo he creído", dijo. El dirigente unionista coincidió con Villiers en demandar la disolución de todos los grupos paramilitares. "Su existencia nunca se justificó en el pasado, no se justifica hoy y deberían disolverse", dijo la ministra conservadora en los Comunes

Viven del crimen

En el polo opuesto se sitúa Jonathan Powell, ex jefe de Gabinete de Tony Blair y principal negociador en el proceso de paz por parte del Gobierno británico. En un reciente encuentro con antiguos militantes protestantes, que lanzaron en Belfast el nuevo Consejo de las Comunidades Lealistas, el ahora mediador en el proceso vasco se mostró a favor de la legalización del IRA y los paramilitares de obediencia británica. La propuesta de Powell tuvo una fría y despectiva acogida en círculos políticos y entre las asociaciones de las más de 3.000 víctimas del conflicto irlandés desde la década de los 60. El IRA ya no representa una amenaza para el Estado británico, confirma ahora Londres, pero miembros de todas las organizaciones siguen intimidando a la población y viven de los frutos del crimen.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual